Borrar
AFP
Lío en el reino de Elvis Presley: un juez paraliza la subasta de Graceland

Lío en el reino de Elvis Presley: un juez paraliza la subasta de Graceland

Un prestamista reclama la mansión del cantante, al alegar que prestó 3,5 millones de euros a Lisa Marie Presley, que murió el año pasado. La nieta, la actriz Riley Keough, les acusa de fraude

Jueves, 23 de mayo 2024, 14:45

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Los que aún idolatran a Elvis Presley, que no son pocos, peregrinan a Graceland, la mansión que el rey del rock and roll se construyó en sus años de esplendor y decadencia. Allí hay tantas anécdotas como ladrillos, y desde hace 42 años abre sus puertas como un museo de la nostalgia a unos 600.000 visitantes anuales. La propiedad pasó de Elvis a su hija Lisa Marie Presley, y de ella a su hija Riley Keough. La nieta del cantante, que tiene ahora 34 años, también eligió los caminos de show business y es actriz. Entre sus trabajos está un papel secundario en 'Mad Max: fury road' y de protagonista en la serie 'The girlfriend experience'.

Ahora la casa y el terreno de casi dos hectáreas son el centro de una disputa legal. Una empresa prestamista, llamada Naussany Investments, asegura que prestó 3,5 millones de euros (3,8 millones de dólares) a Lisa Marie, que murió el año pasado sin devolver ni un dólar, según su acreedor. La garantía era Graceland. El fondo de inversiones lo iba a sacar a subasta este jueves, pero un juez de Tennessee, Estados Unidos, frenó la puja ante el reclamo de la heredera del cantante de 'Love me tender'.

Ante la posible subasta, se defiende Keough con el alegato de que la firma de su madre fue falsificada y el préstamo, fraudulento. La suspensión es temporal, pero los desahuciados aseguran, a través de un comunicado de Elvis Presley Enterprises, que el castillo de los recuerdos del rock blanco no se venderá, que hay una demanda «para detener el fraude» de una sociedad «fantasma» y que seguirá abierta. La empresa litigante no ha realizado comentarios públicos sobre el caso.

El rey vive

Durante veinte años, Elvis vivió entre esas paredes, desde que la compró en 1957. Él tenía 22 años y pagó 102.000 dólares de la época. Y sigue allí. No porque esté vivo, como dicen algunos fans, sino porque su tumba está en un rincón de sus jardines. También reposan los restos de Lisa Marie, que murió a los 54 años de un paro cardíaco, y de su nieto varón, Benjamin Keough, hermano de Riley, que se suicidó a los 27 años.

Riley Keough, Lisa Marie Presley y Graceland. AFP
Imagen principal - Riley Keough, Lisa Marie Presley y Graceland.
Imagen secundaria 1 - Riley Keough, Lisa Marie Presley y Graceland.
Imagen secundaria 2 - Riley Keough, Lisa Marie Presley y Graceland.

En este litigio que comenzó en septiembre de 2023, la heredera de Graceland tiene una tabla de salvación. El palacete de Elvis se considera un bien inmueble único, una especie de patrimonio local que está incluido en un registro de «lugares históricos» estadounidense desde 1991. Su venta podría causar «daños irreparables», mantuvo el juez del condado de Shelby (donde está la finca), JoeDae Jenkins. «El tribunal prohibirá su venta». Allí murió Elvis en 1977. Allí sigue.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios