Borrar
Varios paquetes de ayuda humanitaria lanzada por aviones de la RAF británica caen sobre Gaza. AFP
Doce civiles mueren ahogados al intentar recuperar paquetes de comida lanzados al mar en Gaza

Doce civiles mueren ahogados al intentar recuperar paquetes de comida lanzados al mar en Gaza

Decenas de personas desesperadas por el hambre se zambulleron en las aguas donde había caído la ayuda humanitaria arrojada por los aviones

M. Pérez

Martes, 26 de marzo 2024, 14:12

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Doce civiles palestinos han muerto ahogados en Gaza cuando intentaban recuperar del mar varios paquetes de ayuda humanitaria lanzados desde aviones. Las víctimas formaban parte de un nutrido grupo de personas que seguían la trayectoria de los paracaídas y no dudaron en adentrarse en las aguas para hacerse con los víveres. La tragedia ha provocado la protesta de las autoridades de la Franja, en manos de Hamás, que han denunciado cómo este tipo de lanzamientos se han convertido en un «peligro real para la vida de ciudadanos hambrientos». De hecho, otros seis civiles han muerto en las últimas veinticuatro horas en las «estampidas» producidas por las aglomeraciones de residentes que intentan obtener víveres.

La precipitación de los contenedores fuera de las zonas designadas para su aterrizaje se ha convertido en un hecho cada vez más frecuente a medida que han aumentado las operaciones aéreas para suministrar ayuda a los pobladores de Gaza. Algunos de ellos caen al mar, donde corren el riesgo de hundirse o alejarse de la costa, pero también son objeto de pugna por los cientos de personas que aguardan los lanzamientos en un territorio asolado por la hambruna, donde escasean hasta los productos más básicos y las redes de agua potable están destruidas. Cientos de miles de personas se ven abocadas a esta realidad en la mitad norte de la Franja, donde Naciones Unidas y un gran número de países reclaman a Israel que abra los corredores de entrada a suministros humanitarios.

Las autoridades gazatíes han lamentado que «durante las últimas horas han caído mártires dieciocho civiles palestinos a causa de la caída incorrecta de ayuda lanzada desde aviones». Los palestinos incluyen entre ellos a los doce que han resultado ahogados después de que decenas de ciudadanos desesperados se zambulleran en el mar en busca de los paquetes.

«Hemos advertido a todos los países implicados en los lanzamientos de ayuda del peligro de sus incorrectos procedimientos, ya que parte de la ayuda es lanzada al mar, otra parte a los territorios palestinos ocupados (por el ejército israelí) y aún hay más, que es arrojada a zonas peligrosas», explica el gobierno de Hamás, antes de calificar los envíos como «equivocados, inapropiados e inútiles». La única ayuda viable, según las autoridades, consiste en «la apertura inmediata y rápida de los pasos terrestres para entregar ayuda humanitaria al pueblo».

Varios países como Jordania, Francia, Egipto, Estados Unidos y, más recientemente el Reino Unido, llevan inmersos desde hace algo más de un mes en operaciones aéreas que consisten en abastecer a los gazatíes con alimentos arrojados desde aviones militares de carga. Se trata de una alternativa para hacer llegar los suministros sobre todo a los 300.000 ciudadanos que permanecen en el norte de la Franja, donde más acusada es la desnutrición y en la que ya han muerto más de un veintena de niiños por hambre.

A principios de este mes, cinco palestinos fallecieron aplastados y varias decenas resultaron heridos al caerles encima los paquetes de ayuda tras no abrirse los paracaídas. Algunos trabajadores humanitarios consideran que muchos de estos accidentes ocurren por la propia «hambruna», que empuja a las víctimas a actuar con «desesperación» y correr riesgos graves para no perder unos víveres que «pueden salvar a su familia».

Sin embargo, el caso más grave ocurrió el 29 de febrero cuando el ejército israelí abrió fuego contra una multitud congregada junto a un convoy de suministros. En total hubo 112 muertos y 760 heridos, la mayoría de ellos aplastados durante la estampida que siguió a los disparos. Las Fuerzas de Defensa adujeron que los militares hicieron uso de las armas al verse «amenazados» por cientos de personas mientras Hamás señaló que fueron los soldados quienes atacaron «indiscriminadamente» a los civiles.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios