Borrar
Haniye, durante una de sus visitas a Irán. E. P.
Israel mata en Gaza a tres hijos y dos nietos de Haniye, máximo líder de Hamás

Israel mata en Gaza a tres hijos y dos nietos de Haniye, máximo líder de Hamás

Un dron alcanzó el vehículo en el que viajaban dentro del campo de refugiados de Shati, en el norte de la Franja

Anje Ribera

Miércoles, 10 de abril 2024, 17:56

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Los líderes de Hamás viven en el exilio y difícilmente se colocan en el punto de mira de Israel. Ismael Haniye, a quien todos coinciden en situar en el vértice de la cúpula islamista, reside en Doha protegido por el régimen catarí, pero la mayor parte de su extensa familia ha quedado atrapada en la ocupada Gaza. Más de sesenta de sus miembros han caído víctimas de la represalia de Tel Aviv tras los ataques del 7 de octubre. Los últimos 'neutralizados' por el ejército perdieron sus vidas este miércoles al ser alcanzado por un dron el vehículo en el que viajaban por el campo de refugiados de Shati, en el norte de la Franja.

Fue un golpe muy doloroso para Haniye, que en esta operación de castigo vio morir a tres de sus hijos –Muhammad, Hazem y Amir– y a dos nietos –Jaled y Razan–, según informó a primeras horas de la tarde el diario local 'Filastin', vinculado al grupo fundamentalista palestino. La noticia fue confirmada por el primogénito del dirigente, Abdel-Salam, mediante la red social Facebook. Al principio de la contienda otra nieta, Roaa Hammam, había fallecido en un bombardeo.

El propio líder de Hamás se mostró desde Catar orgulloso de la aportación de su familia a la causa palestina. «Alabado sea Dios por este honor que nos otorgó a través del martirio de mis tres hijos y algunos nietos. Todo nuestro pueblo de Gaza ha pagado un alto precio con la sangre de sus hijos, y yo soy uno de ellos. Con este dolor, creamos esperanzas, futuro y libertad para nuestro pueblo, nuestra causa y nuestra nación», expresó Ismael Haniye a la cadena de televisión Al-Jazeera.

«Nos hará más firmes»

«La ocupación cree que, al atacar a los hijos de los líderes, quebrantará la determinación de nuestro pueblo. Esta sangre sólo nos hará más firmes en nuestros principios y adhesión a nuestra tierra. El enemigo no logrará sus objetivos», remarcó. También dijo que el dolor familiar «no afectará a las exigencias de alto al fuego de Hamás».

De acuerdo con el último balance ofrecido por el Ministerio de Salud de la Franja de Gaza, son ya más de 33.400 las personas muertas, mientras que los heridos han superado la cifra de los 76.000 desde el inicio de la guerra, hace ya seis meses.

Las claves

Luto permanente

El dirigente islamista ha perdido más de sesenta familiares desde el inicio de la guerra

Orgulloso

«Alabado sea Dios por este honor que nos otorgó a través del martirio», señala el cabecilla

Asistencia a la población

Biden considera «un error» la estrategia de Netanyahu de negarse a una tregua humanitaria

Este miércoles también fue encontrado muerto, con varias heridas de bala, en un pueblo montañoso en las afueras de Beirut un libanés sancionado por presuntamente canalizar millones de dólares a Hamás. Mohammad Surur provenía de una ciudad del noreste cerca de la frontera con Siria y trabajaba en cambios de divisas y transferencias de dinero, entre grupos respaldados por Irán y opuestos a Israel.

Pese a los esfuerzos de los mediadores internacionales para alcanzar una tregua, Israel volvió a bombardear Gaza, coincidiendo con la fiesta del Aíd al-Fitr, que marca el fin del mes del ayuno musulmán. Esta ofensiva fue afeada por el presidente estadounidense, Joe Biden, quien criticó duramente la estrategia militar en la Franja del Gobierno del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu. «Pido simplemente que los israelíes llamen a un alto el fuego que permita durante las próximas seis, ocho semanas, el acceso total a todos los alimentos y medicinas que entren» en el enclave, declaró.

Pero el Gobierno hebreo parece que antes quiere lanzar una operación terrestre contra la ciudad de Rafah, que califica como el último bastión de Hamás en la Franja. Esta urbe fronteriza con Egipto alberga, según Naciones Unidas, cerca de un millón y medio de personas, la mayoría desplazadas, y se teme un gran número de víctimas en caso de una nueva intervención militar.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios