Borrar
Imágenes tomadas de televisión iraní en las que se ve despegar al helicóptero en el que viajaba Raisi y a éste ya en su interior mirando por la ventana de la aeronave. Reuters
Irán reza por el presidente Raisi tras el accidente sufrido por su helicóptero

Irán reza por el presidente Raisi tras el accidente sufrido por su helicóptero

El aparato se estrelló en una zona montañosa y la espesa niebla impedía anoche a los equipos de rescate llegar hasta él

Mikel Ayestaran

Domingo, 19 de mayo 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Irán contiene la respiración y reza a la espera de conocer el estado en el que se encuentra su presidente, Ebrahim Raisi, cuyo helicóptero sufrió este domingo un accidente cuando viajaba en el noreste del país. En el aparato presidencial iban además el ministro de Exteriores, Hossein Amir Abdollahian, el ayatolá Al Hashem, líder de la oración de los viernes en Tabriz, y Malek Rahmati, gobernador de la provincia persa de Azerbaiyán Oriental. La aeronave, un Bell 212 de fabricación estadounidense, se estrelló cerca de una mina de cobre llamada Sungun, ubicada entre Jofa y Varzaqan, a unos setenta kilómetros de la ciudad de Tabriz, que era su lugar de destino.

Noticia relacionada

Decenas de equipos de rescate trabajaron durante horas para aproximarse al lugar del siniestro, una tarea muy complicada debido al mal tiempo y a la espesa niebla. Los helicópteros de rescate no pudieron trabajar y la búsqueda se realizó por tierra con la ayuda de perros en una zona remota y montañosa de muy difícil acceso. Raisi regresaba de la frontera con Azerbaiyán, donde inauguró las presas de Qiz Qalasi y Khodaafarin junto a su homólogo azerí Ilhan Aliyev. En esos actos se tomaron las últimas imágenes del religioso ultraconservador antes de subirse al helicóptero que le debía llevar hasta Tabriz.

Otros dos aparatos donde viajaban el resto de integrantes de la delegación pudieron completar el viaje sin incidentes. Aliyev escribió en la red social X que estaba «profundamente preocupado» al enterarse del accidente «después de despedirse amistosamente» del presidente iraní.

Imágenes de los rescatistas difundidas por la televisión estatal. IRNA

En un primer momento los medios iraníes hablaron de un «duro aterrizaje» y la información fue confusa debido a mensajes contradictorios, pero la preocupación fue creciendo y al caer la noche, con los equipos de rescate incapaces de llegar al aparato, se empezaron a pedir oraciones desde las cadenas públicas.

Pasadas siete horas desde el accidente se repitió un episodio de confusión cuando algunos medios informaron de que los equipos de rescate habían llegado hasta el helicóptero, algo que fue desmentido por la Media Luna Roja poco después. Al cierre de esta edición, la Guardia Revolucionaria informó de que «nos desplazamos al lugar de los hechos y esperamos dar pronto buenas noticias», en palabras del comandante Asghar Abbasgholizadeh, y aseguró que se habían detectado señales del aparato y del teléfono móvil de uno de los miembros de la tripulación.

Parte del dispositivo desplegado para tratar de localizar el helicóptero siniestrado. Agencias
Los equipos de rescate tratan de acceder a pie a la zona porque no se puede ir en vehículo. Agencias
También se ha desplazado a la unidad canina. Agencias
Las condiciones de visibilidad en la zona son muy malas. Agnecias
La previsión es que los primeros rescatistas lleguen al lugar donde se cree que está la aeronave en las próximas horas. Agencias

1 /

En su primera comparecencia desde que se informó del suceso, el Líder Supremo, Alí Jamenei, dirigió un discurso a la nación para pedir a los ciudadanos «orar por la salud de estos servidores públicos» y dijo esperar que «Dios benevolente devuelva a nuestro querido y honorable presidente y a todos con él a los brazos del pueblo».

Países vecinos como Turquía ofrecieron su ayuda de manera inmediata. La Agencia de Gestión de Emergencias de Desastres otomana envió un equipo de 32 rescatistas y seis vehículos para tratar de dar con Raisi. Desde la república islámica solicitaron a las autoridades de Ankara un helicóptero de búsqueda y rescate con visión nocturna. También Irak anunció su disposición a enviar apoyo.

Incertidumbre regional

Irán organizó una reunión de urgencia del gabinete de crisis y el vicepresidente, Mohammad Mokhber, se desplazó a Tabriz para seguir desde allí en primera persona las labores de rescate. Si el presidente muere su puesto lo ocupa el vicepresidente y en un plazo de 50 días hay que celebrar elecciones, según marca la ley. Todo un desafío en un país lastrado por la crisis económica y en medio de la tormenta regional provocada por la guerra en Gaza, que ha activado a los diferentes 'proxies' que la república islámica tiene en la región. Al clima de incertidumbre se le suma la incógnita sobre el futuro del programa nuclear, que tras el choque directo con Israel podría pasar de tener uso civil a militar, según han advertido en las últimas semanas diferentes altos cargos del régimen.

Raisí, durante el acto en Azerbaiyán Oriental antes del accidente. AFP

En Irán el poder está en manos del Líder Supremo, Alí Jamenei, no del jefe del Gobierno, aunque la particularidad de Raisi es que era uno de los favoritos para suceder en el puesto a Jamenei, que ha cumplido 85 años. Su muerte supondría todo un contratiempo para los planes sucesorios dentro de la cúpula del régimen.

Este punto de la sucesión fue recogido por analistas como Karim Sadjapour, del centro de estudios estratégicos Carnegie Endowment for International Peace, quien recordó en su cuenta de X que «la muerte de Ebrahim Raisi crearía una crisis de sucesión. Él y Mojtaba Jamenei son los únicos contendientes para reemplazar al Líder Supremo, que es el padre de Mojtaba. En la cultura política conspirativa de Irán, pocos creerán que la muerte de Raisi fuera accidental».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios