Borrar
Un familiar de Mohamed Awad, de 12 años, que fue asesinado junto con su familia inmediata durante el bombardeo israelí, llora mientras sostiene su cuerpo en el hospital europeo de Yan Yunis, en el sur de la Franja de Gaza. AFP
La ONU advierte de que Gaza es un lugar «inhabitable»

La ONU advierte de que Gaza es un lugar «inhabitable»

Unicef denuncia que los combates, la malnutrición y la situación sanitaria amenazan a más de 1,1 millones de niños

Ramona Asla

Sábado, 6 de enero 2024, 12:23

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Israel bombardeó de nuevo este sábado el sur de la Franja de Gaza, en Rafah, ciudad del extremo sur del territorio donde cientos de miles de palestinos intentan refugiarse de los combates, tras casi tres meses de una guerra con Hamás, que ha convertido al asediado territorio palestino en un «lugar de muerte» simplemente «inhabitable», según la ONU.

El conflicto desatado por el sangriento ataque del movimiento islamista palestino el 7 de octubre, que dejó unos 1.140 muertos en Israel, también amenaza con extenderse en la región.

La Franja de Gaza se ha convertido «simplemente en un lugar inhabitable», en «un lugar de muerte y desesperanza», y sus habitantes están «frente a amenazas diarias ante la mirada del mundo», denunció el viernes el jefe de operaciones humanitarias de la ONU, Martin Griffiths.

La ofensiva de Israel, que juró «destruir» al movimiento islamista palestino, dejó al menos 22.722 muertos, en su mayoría civiles, según el Ministerio de Salud de Hamás, en el poder en Gaza.

Allí, Abú Mohamed, un palestino de 60 años que huyó desde el campo de refugiados de Bureij (centro), declaró que, a medida que la guerra está por entrar en su cuarto mes, el futuro de Gaza se presenta «oscuro, sombrío y muy difícil».

Según Israel, unos 132 rehenes de los 250 secuestrados el 7 de octubre por Hamás, grupo clasificado por la Unión Europea y Estados Unidos como «terrorista», permanecen cautivos en el territorio palestino.

Malnutrición

Unicef advirtió que los combates, la malnutrición y la situación sanitaria crearon un «ciclo de la muerte que amenaza a más de 1,1 millones de niños» en ese territorio.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que la mayoría de los 36 hospitales del territorio quedaron fuera de servicio por los combates, y los que siguen funcionando se enfrentan al desabastecimiento.

Un equipo de la ONU entregó el viernes suministros médicos a las autoridades de Gaza en Jan Yunis. Fue «la primera vez que pudimos hacer esta entrega en unos 10 días», declaró Sean Casey, coordinador de la OMS.

El ejército israelí declaró el sábado que sus fuerzas «mataron a varios terroristas (...) y destruyeron algunos pozos de entrada a túneles» en Yan Yunis en las últimas 24 horas y que encontraron chalecos militares «ocultos (...) en una clínica médica» en la ciudad de Gaza.

Israel acusa a Hamás de utilizar infraestructuras civiles, como escuelas y hospitales, para ocultar una red subterránea.

En Siria y en Irak, los ataques a bases militares de Estados Unidos, principal aliado de Israel, se dispararon en las últimas semanas.

Y en Yemen, los rebeldes hutíes apoyados por Irán -- al igual que Hezbolá -- multiplicaron sus ataques a buques en el mar Rojo en «apoyo» a los palestinos de Gaza.

En este contexto, el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, se encontraba este sábado en Turquía para conversar con el presidente Recep Tayyip Erdogan sobre la guerra de Gaza.

Blinken visitará también varios Estados árabes antes de dirigirse a Israel y Cisjordania ocupada la próxima semana.

Su homólogo europeo, Josep Borrell, se entrevistará este fin de semana con responsables libaneses, también con la esperanza de evitar una conflagración regional.

Los diplomáticos abordarán posiblemente otro tema: el futuro a largo plazo de Gaza. El ministro de Defensa de Israel, Yoav Gallant, presentó públicamente el jueves propuestas para la posguerra en el territorio palestino que aboga por una administración sin Hamás, pero sin presencia civil israelí. El plan aún no tiene el aval del Gobierno, dividido sobre esta cuestión.

Para dos ministros de extrema derecha -Itamar Ben Gvir y Bezalel Smotrich- el futuro de Gaza es la partida de los palestinos y el regreso de los colonos judíos.

«No corresponde a Israel determinar el futuro de Gaza, que es tierra palestina», declaró la canciller francesa, Catherine Colonna, a la cadena CNN el viernes.

Desde el inicio de la guerra en la Franja de Gaza, el número de asentamientos y de nuevas rutas para los colonos ha visto un aumento «sin precedentes» en Cisjordania ocupada, según un estudio de la oenegé Peace Now.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios