Borrar
Vladimir Putin y el presidente de la República de Tayikistán, Emomali Rahmon, asisten a una declaración conjunta. ALEXANDER KAZAKOV
Los países emergentes discrepan sobre las fórmulas para alcanzar la paz

Los países emergentes discrepan sobre las fórmulas para alcanzar la paz

Los cinco miembros del BRICS y los seis aspirantes se limitan a pedir medidas urgentes para detener la guerra

Rafael m. Mañueco

Corresponsal. Moscú

Martes, 21 de noviembre 2023, 22:41

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Los dirigentes de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), junto con los países que esperan unirse a esta alianza a partir de enero (Arabia Saudí, Argentina, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Etiopía e Irán) se pronunciaron este martes en una cumbre extraordinaria a través de videoconferencia por la aplicación de medidas urgentes de la Comunidad Internacional para detener el conflicto en la Franja de Gaza, para lograr un alto el fuego inmediato y duradero que pare el reguero de muertes entre la población civil y alivie la situación humanitaria.

«Hemos reiterado nuestro firme apoyo a los esfuerzos regionales e internacionales destinados a lograr un cese inmediato de las hostilidades, la protección de los civiles y el suministro de ayuda humanitaria», reza el acta de la reunión, aunque no fue suscrita la declaración conjunta que se había anunciado debido a la diversidad de los puntos de vista.

El presidente ruso, Vladímir Putin, a cuyo Ejército Kiev acusa de causar también diariamente muertos civiles en Ucrania con sus bombardeos, ha calificado de «terrible» en su intervención el abultado número de niños masacrados por el Ejército israelí.

Según sus palabras, «la situación en la Franja de Gaza, la pérdida de vidas y el sufrimiento de los niños, son motivo de profunda preocupación». Putin cree también que «las pausas humanitarias en Gaza son necesarias para liberar a los rehenes y evacuar a la gente, pero lograr una tregua a largo plazo es la mejor solución».

«Es importante evitar que se extienda el conflicto entre Israel y Palestina. Rusia pide esfuerzos conjuntos de la comunidad mundial para detenerlo», añadió el jefe del Kremlin en su alocución por videoconferencia. A su juicio, «la historia ha demostrado la inviabilidad de los intentos de Estados Unidos de resolver por sí solo el conflicto palestino-israelí (…) pese a que intenta monopolizar los esfuerzos para tratar de resolver el conflicto».

A este respecto, el presidente ruso dijo que «debido al bloqueo de las decisiones de la ONU, que claramente prevén la creación y la coexistencia pacífica de dos Estados independientes y soberanos -Israel y Palestina-, más de una generación de palestinos ha crecido en una atmósfera de injusticia mientras los israelíes no pueden garantizar plenamente la seguridad de su Estado». Diversos analistas, tanto dentro como fuera de Rusia, estiman que Putin está tratando de utilizar la crisis de Gaza para realzar su imagen, seriamente dañada por la invasión de Ucrania.

Alternativa

Los BRICS constituyen un grupo de estados que pretenden ser una alternativa a los conclaves internacionales en donde los países occidentales tienen la voz cantante. La cumbre de este martes fue anunciada el lunes por Sudáfrica, que dirige de turno el conglomerado. El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, aunque deploró en su discurso las acciones de Hamás y el secuestro de 240 rehenes, centró sus acusaciones en Israel por cometer, según él, «crímenes de guerra» y «genocidio» contra los civiles de Gaza, a quienes «castiga colectivamente mediante el uso ilegal de la fuerza».

«La negativa deliberada de suministrar medicamentos, carburante, comida y agua a los habitantes de Gaza equivale a un genocidio», añadió. Ramaphosa ha solicitado el despliegue en Gaza de una misión de Naciones Unidas y la actuación del Tribunal Penal Internacional para juzgar a los culpables de los crímenes cometidos. En definitiva el líder sudafricano considera necesario un nuevo «proceso de diálogo» bajo los auspicios de la ONU para acabar «con la causa subyacente de la actual escalada (…) la ocupación ilegal emprendida por Israel» de los territorios palestinos.

El príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salmán, afirmó que «no hay forma de lograr seguridad y estabilidad en Palestina si no se implementan decisiones internacionales relativas a la solución de los dos Estados» en las fronteras de 1967. El príncipe saudí pidió también el cese del envío de armas a Israel.

El presidente chino, Xi Jinping, manifestó que «todas las partes involucradas en el conflicto deben cesar de inmediato el fuego y las hostilidades, poner fin a la violencia y a los ataques contra civiles, y liberar a los detenidos civiles para evitar nuevas pérdidas en vidas humanas y más sufrimientos». Xi llamó a organizar lo antes posible una «conferencia internacional por la paz» a fin de «hallar un consenso para una solución justa a la cuestión palestina».

A juicio del presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, efectivamente, Hamás perpetró «actos bárbaros», pero señaló que tal comportamiento «no justifica el uso indiscriminado y desproporcionado de la fuerza contra civiles». Por su lado, el presidente de Irán, Ebrahim Raisi, llamó a todos los países que componen los BRICS a aislar a Israel. Según lo formulado en su discurso, «hay que romper las interacciones económicas y militares con el régimen sionista de Israel». El Ministro de Exteriores argentino, Santiago Cafiero, aseguró que su país reconoce el derecho de Israel «a la legítima defensa respetando estrictamente el derecho internacional humanitario». Según lo anunciado por el presidente electo argentino, Javier Milei, su país no entrará en enero a formar parte de los BRICS.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios