Borrar
Claves para aprobar los exámenes teóricos del carnet A2 y poder pilotar motos de 35 kW
PUBLIRREPORTAJE

Claves para aprobar los exámenes teóricos del carnet A2 y poder pilotar motos de 35 kW

Pilotar este tipo de motos exige contar con el carnet A2. Aprobar los dos exámenes teóricos puede ser bastante complicado, pero con las claves que leerás a continuación, te resultará pan comido

Martes, 14 de mayo 2024, 06:41

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En España hay un total de 28 millones de personas que cuentan con el permiso B que permite conducir coches, mientras que la cifra de motoristas es mucho más reducida. Hablamos de un total superior a un millón y medio de personas. Sin embargo, este número cada vez va a más, puesto que con el paso del tiempo ha aumentado el deseo de contar con motos carnet a2 ya que estos vehículos de dos ruedas ofrecen una gran cantidad de ventajas, desde el bajo consumo -muy importante en la época en la que nos encontramos- hasta la posibilidad de evitar atascos.

Eso sí,. Incluso en menos tiempo del previsto te verás capaz de sacarlos adelante, lo cual dará pie a que puedas llevar motos de, como máximo, 35 kW -potencia equivalente a 47 CV-, siempre y cuando apruebes también el práctico.

Evita la memorización excesiva y entiende lo que estudias

En primer lugar, toca sacar a colación un error que cometen muchísimos alumnos. Se trata de un fallo que también suele darse en otros tipos de permisos similares, como el B que hemos mencionado antes. Nos referimos a memorizar las preguntas y respuestas de los test. Para tal fin, los estudiantes realizan multitud de ellos.

No cometas el mismo error. Si bien es cierto que memorizar es importante para aprobar, de poco sirve si no comprendes aquello que pasa a estar retenido en tu cabeza. Y es que más adelante necesitarás entender esa información para aplicarla en el examen práctico.

Por otra parte, en la prueba tipo test es probable que se planteen preguntas similares a las resueltas cuando estabas estudiando, pero con pequeñas variaciones. Así pues, si simplemente memorizaste la respuesta sin entender la cuestión, no te servirá de nada.

Haz una gran cantidad de tests

Esto no significa que no debas realizar muchos test. De hecho, es otra clave más para aprobar a la primera, siempre y cuando no te limites a la memorización superficial.

En ocasiones, tal vez el hecho de leer el contenido no te ayude a comprenderlo. Para este tipo de situaciones, cuentas con la ayuda del profesorado que estará encantado de resolver todas las dudas que tengas.

En este sentido, es crucial depositar la confianza en una buena autoescuela cuyos docentes tengan una dilatada trayectoria a sus espaldas. Solo así te asegurarás de que las explicaciones son claras, precisas e intuitivas.

Máxima concentración

Cuando sea el día del examen, tanto las preguntas tipo test como aquellas que pertenecen a la prueba teórica específica -la cual reduce el número de preguntas de 30 a 20- te exigirán un máximo nivel de concentración. No dejes que nada te despiste o podrías cometer algún error.

Ten en cuenta que el examen en el que se dan varias respuestas y debes elegir la adecuada admite un máximo de tres fallos. Por otra parte, el teórico específico tan solo permite dos.

Es innegable que, a pesar de haber estudiado mucho, tarde o temprano puedes acabar dando con una pregunta que te genere demasiadas dudas como para responder con seguridad. En tal caso, sigue adelante con el resto del examen. Tal vez al leer otras cuestiones acabes deduciendo la solución.

La importancia de repasar antes de dar el examen por terminado

¿Crees que ya has finalizado el examen? Apura hasta el último minuto, puesto que todavía queda por hacer una de las acciones más relevantes de todas. En efecto, nos referimos al repaso final que puede evitar algún que otro fallo.

Vuelve a leer las preguntas detenidamente y detente en cada respuesta hasta estar cien por cien convencido de que es la correcta. En tal caso, sigue adelante con el resto y completa de nuevo la prueba. Es probable que tengas que cambiar alguna respuesta al no estar del todo seguro de que es acertada.

Aplicando todas y cada una de las claves que hemos descrito en este artículo, no te costará aprobar los dos exámenes teóricos. Cuando lo hagas, tan solo quedará el último paso: completar con éxito las diversas pruebas prácticas que tienen lugar no solo en circuito, sino también en tráfico abierto. La concentración vuelve a ser fundamental para aprobar, así como el hecho de mostrar seguridad en ti mismo y en el vehículo de dos ruedas que pilotarás.

Sin entrar a valorar si es más complicada la parte teórica o la práctica, hay que decir que ambos procesos exigen un sacrificio, así como tomárselo muy en serio. Y es que las lecciones aprendidas te serán de gran ayuda para, en un futuro, pilotar motos A2 bajo condiciones óptimas de seguridad.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios