Borrar
Planta de Rosslyn de BMW en Sudáfrica P.F.
Educación, reciclaje y construcción: un compromiso más allá de los coches

Educación, reciclaje y construcción: un compromiso más allá de los coches

La factoría de BMW en Sudáfrica se asegura que todos los materiales y componentes sobrantes se reutilicen

Noelia Soage

Jueves, 23 de noviembre 2023, 09:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La factoría automovilística de Rosslyn tiene un crucial papel en Sudáfrica. No solo ha producido más de 1,6 millones de vehículos hasta la fecha y los ha exportado a más de 40 países en todo el mundo, incluyendo 14 naciones en África, mantiene un fuerte compromiso con la sociedad y los recursos. «No solo hemos establecido una planta que ofrece trabajo y contribuye con la industrialización del país durante los últimos 50 años; también hemos demostrado el significado de la responsabilidad social», enfatiza Milan Nedeljković, miembro del Consejo de BMW responsable de Producción.

Así, potenciar la educación es uno de sus principales objetivos. Por ejemplo, BMW Sudáfrica ha mejorado las instalaciones –centro informático, biblioteca e instalaciones deportivas– de una escuela de primaria, y, posteriormente, de una escuela de secundaria donde también introdujo un programa de tutoría para sus alumnos. Un proyecto, destinado a jóvenes de entre 13 y 21 años, para ayudar a la próxima generación a alcanzar su potencial educativo y prepararlos para el mundo laboral elevando sus habilidades digitales, científicas y tecnológicas. Algunos de los proyectos son, por ejemplo, robots de conducción autónoma operados desde un ordenador.

Pero, aún más importante, y como parte de su programa de reciclaje de baterías, dos empleados de la factoría de BMW han creado «PowerUp», un nuevo tipo de solución de generación de energía limpia. Se trata de utilizar baterías de automóviles junto con paneles solares para alimentar una escuela primaria local con electricidad limpia. En concreto, seis baterías extraídas de vehículos híbridos enchufables X3 de desarrollo –a un 70% de su carga, todavía pueden utilizarse entre siete y diez años– se han destinado para almacenar energía solar procedente de un sistema fotovoltaico en un tejado, donde suministran, actualmente, 36 kW diarios de electricidad. Energía limpia suficiente para hacer funcionar 38 ordenadores, 100 bombillas y una bomba de agua.

«PowerUp», con baterías reutilizadas de BMW X3 híbrido enchufable
«PowerUp», con baterías reutilizadas de BMW X3 híbrido enchufable P.F.

En este sentido, Rosslyn también es pionera en cero residuos. Al asociarse con diferentes organizaciones de gestión de residuos, garantiza que todos los materiales y componentes sobrantes se utilicen para reutilizarlos en otros lugares. Y la asociación de mayor impacto es con el proveedor de materiales de construcción ecológicos Envirolite, que fabrica hormigón y ladrillos a partir de residuos de poliestireno. Esto ha permitido ya la construcción de más de 650 casas de bajo coste.

Envirolite fabrica hormigón y ladrillos a partir de residuos de poliestireno
Envirolite fabrica hormigón y ladrillos a partir de residuos de poliestireno P.F.

Igual de importante para el Grupo BMW es la conservación de recursos. De hecho, es el primer fabricante de automóviles de Sudáfrica que genera un porcentaje importante de su electricidad a partir de energías renovables.

Lo hace mediante un acuerdo de compra de energía con Bio2Watt, una planta de biogás. En un digestor anaeróbico, Bio2Watt fermenta desechos orgánicos, como alimentos y desechos agrícolas, antes de extraer los gases naturales que se desprenden y convertirlos en electricidad que se suministra a la red eléctrica nacional. Actualmente, la planta de Rosslyn obtiene hasta el 30% de sus necesidades de electricidad de esta manera, y hay planes de aumentar esta cifra al 100% para 2024.

Bio2Watt, planta de biogás
Bio2Watt, planta de biogás P.F.

Es más, el grupo bávaro pretende obtener materiales secundarios de alta calidad y, al mismo tiempo, reutilizarlos, proceso que reduce significativamente las emisiones de CO2 de la cadena de suministro. Actualmente ya se utiliza alrededor de un 25% de acero reciclado, hasta un 20% de termoplásticos reciclados y hasta un 50% de aluminio reciclado para componentes.

Asimismo, Rosslyn, desde 2018, ha reducido su uso de energía en un 14%, su uso de agua en un 38% y sus desechos que van a los vertederos en un 100%. En la práctica, esto ha requerido varios enfoques innovadores. Por ejemplo, se ha implementado la recolección de agua de lluvia, se almacena, y se reutiliza en el riego de jardines.

También en el taller de pintura el equipo implementa las últimas tecnologías para reducir el uso de productos derivados de combustibles fósiles y, en consecuencia, las emisiones. Esto implica el uso de protección contra la corrosión producida de forma sostenible, a partir de materias primas renovables: aguas residuales tratadas primariamente. Un proceso que solo se lleva a cabo aquí, y en la fábrica de Leipzig (Alemania), donde el ahorro de dióxido de carbono (CO2) asciende a más de 15.000 toneladas de emisiones de aquí a 2030. Asimismo, en otras plantas europeas se utiliza pintura mate hecha con biomasa en lugar de petróleo crudo también con el objetivo de reducir las emisiones.

Taller de pintura de Rosslyn
Taller de pintura de Rosslyn P.F.

Electrificación

En el camino de la planta de BMW en Sudáfrica de convetir su producción en un proceso eficiente, digital y amigable con los recursos, entra la electrificación de su punta de lanza. En la actualidad produce el BMW X3 –desde 2018–, el BMW más vendido, y, a partir de 2024 se comenzará a producir su versión híbrida enchufable gracias a una inversión de 4.2 mil millones de rands (más de 200 millones de euros).

Más información

Esto marca el comienzo de la era eléctrica para Rosslyn y marcará otro hito en sus 50 años de historia. Y es que su establecimiento en Sudáfrica marcó el inicio de la globalización de BMW, y en la actualidad, el Grupo vende vehículos en más de140 países de todo el mundo y opera instalaciones de fabricación en 15. También modelos de producción como el BMW 1800 SA y el BMW 2000 SA, así como al BMW Serie 5 y Serie 7, marcaron su historia. Aunque durante décadas, fue la piedra angular de la producción del BMW Serie 3.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios