Borrar
La manifestación de la diada el pasado 2021 Efe
Aragonès trata de hacer las paces con la ANC y acudirá a la protesta del 11-S

Aragonès trata de hacer las paces con la ANC y acudirá a la protesta del 11-S

La manifestación de la Diada presionará a los partidos independentistas para que no apoyen la investidura de Sánchez

Cristian Reino

Barcelona

Lunes, 4 de septiembre 2023, 10:34

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y el líder de ERC, Oriol Junqueras, principales ausencias el año pasado, participarán dentro de una semana en la manifestación independentista que la ANC ha convocado para la Diada del 11-S.

La plataforma nacionalista lleva años enemistada con los republicanos por su apuesta pragmática de diálogo con el Gobierno. La tensión entre las dos partes se mantiene, pero en el partido de Junqueras no quieren verse excluidos de ningún foro secesionista, por muy crítico que sea con ellos.

En Esquerra, en cualquier caso, creen que el escenario ha cambiado y que puede que no haya tanta hostilidad hacia el Govern como el año pasado. La unidad secesionista brilla por su ausencia: ERC y Junts rompieron en octubre de 2022 (se divorciaron en el Govern) y ahora, aunque tienen los mismos objetivos, negocian por separado la investidura de Sánchez. Los republicanos piden unidad estratégica, pero Puigdemont quiere tener todo el control.

Aragonès, el Govern y ERC no acudieron en 2022 a la protesta secesionista, que se planteó muy crítica contra el Ejecutivo catalán, al que se tildó de autonomista y traidor y al que se acusó de haber renunciado a culminar el 'procés' por haber negociado con Sánchez los indultos a los líderes de 2017. En la de la presente edición, la presión irá contra la investidura de Pedro Sánchez, en la que están implicados republicanos y junteros.

Los discursos irán enfocados a apretar a los partidos independentistas para que bloqueen la elección del candidato socialista, a pesar de que Aragonès señalara este lunes que los mensajes tendrán como destinatario al Gobierno para que atienda a las reclamaciones de los soberanistas.

Pitada general

Aragonès y los grupos nacionalistas recibirán críticas y posiblemente pitadas. Si acuden los dirigentes republicanos este año es porque consideran que Junts también será silbada, tras haberse abierto a negociar con los socialistas, y que por tanto los insultos estarán repartidos y les causarán menos desgaste.

En el último año, ha habido varias protestas independentistas que han acabado en bronca contra los republicanos: el 11-S, la conmemoración del quinto aniversario del 1-O (contra Forcadell) y en la cumbre Macron-Sánchez en Barcelona, en la que Junqueras tuvo que marcharse antes de tiempo para evitar males mayores. En plena pugna con Junts por el liderazgo de la calle, los republicanos vuelven a ponerse detrás de la pancarta.

La ANC, que aboga por bloquear la investidura para «debilitar y precipitar la quiebra del Estado», advirtió este lunes a los partidos independentistas de que con su negociación corren el riesgo de blanquear al Estado español ante la UE. La Asamblea teme que los partidos, si pactan una amnistía, pierdan de vista o aparquen el objetivo de la independencia.

Y reclamó a ERC y Junts «que se pongan de acuerdo, no para votar presidentes del Estado represor, sino para activar la mayoría política del Parlament y hacer efectiva la independencia». «Cualquier negociación con el partido que quiera gobernar el Estado solo puede ser asumible si pasa por el reconocimiento explícito» del 1-O, según avisa la plataforma nacionalista.

.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios