Borrar
Laura Borràs. Efe
Borràs se enroca: sus fieles piden su restitución plena

Borràs se enroca: sus fieles piden su restitución plena

El presidente de la Generalitat y todos los grupos de la Cámara catalana, salvo Junts, le han pedido su dimisión urgente

Cristian Reino

Barcelona

Miércoles, 5 de abril 2023, 13:32

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Laura Borràs aguanta la presión. Aunque el presidente de la Generalitat y todos los grupos de la Cámara catalana salvo el suyo, Junts, le han exigido su dimisión urgente, la responsable de la segunda fuerza del independentismo no piensa dar un paso al lado. Es más, sus más fieles reclamaron este miércoles su restitución inmediata como presidenta del Parlament. Un mensaje hacia su propia formación, que ya le ha empezado a mover la silla: ella no se rinde y está dispuesta a dar la batalla hasta el final

«La sentencia descarta explícitamente la corrupción», argumentó la secretaria segunda de la Mesa, Aurora Madaula, del núcleo duro de Borràs en Junts. Madaula y Jaume Alonso Cuevillas registraron una petición que dejar sin efecto la decisión del hemiciclo catalán del pasado julio que suspendió cautelarmente a Borràs como presidenta del Parlament y como diputada, en aplicación del Reglamento de la Cámara y tras ser procesada.

Noticia Relacionada

Borràs se aferra a que la sentencia que la ha condenado a cuatro años y medio de cárcel y 13 de inhabilitación dictamina que no ha habido lucro personal ni perjuicio para la Administración. Esa es la razón por la que cree que no puede hablarse de una condena por corrupción. Pero sí ha sido sentenciada a penas de cárcel por delitos relacionados con la corrupción. Tanto el CGPJ como la Fiscalía Anticorrupción incluyen la prevaricación entre los delitos que así se consideran.

Las demás fuerzas de la Cámara catalana, de hecho, le han pedido que dimita para no «manchar» la institución con esa sombra. Ni ERC ni la CUP compran la versión juntera de que es víctima de la represión contra el independentismo. Esquerra se ha mostrado esta semana muy dura contra la dirigente del partido de Puigdemont. Los republicanos acusaron a Junts de haber cambiado de siglas pero de no haber sido capaz de limpiar la corrupción.

La Junta Electoral

Madaula y Cuevillas no aclararon si han actuado por libre o si su posición es la de la ejecutiva. Junts lleva meses dividida. Los fieles de Borràs por un lado y los antiguos convergentes, por otro. Están enfrentados en lo personal, en lo ideológico y ahora sobre cómo proceder ante el fallo judicial. La dirección de Junts mantiene una calculada ambigüedad. No quiere abrir una batalla interna que convulsione el partido a mes y medio de las elecciones. En principio, la cúpula no prevé mover ficha hasta después del 28-M. Pero está por ver, toda vez que la Junta Electoral podría retirar el escaño a Borràs en su próxima reunión y ésta dejaría de ser presidenta del Parlament a todos los efectos.

La Junta Electoral puede actuar a pesar de no estar condenada en sentencia firme, tal y como ha avalado el Supremo en los casos de Quim Torra y Pau Juvillà. Si es destituida como diputada, Junts tendrá que tomar una decisión: dejar la presidencia del Parlament vacante a modo de protesta, como piden los fieles a la presidenta, o acordar con ERC y la CUP otro candidato. La dirección de Junts ya ha filtrado nombres estas últimas semanas. En paralelo, el PSC propone reformar el Reglamento del hemiciclo para poder cesar a la presidenta del Parlament, sí así lo decide el pleno por mayoría.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios