Borrar
Agentes de policía trasladan a Antonio Tejón, uno de los dos hermanos que lidera la banda de los Castañas. EFE
Comienza el primer juicio contra los «señores del narco» en el Estrecho

Comienza el primer juicio contra los «señores del narco» en el Estrecho

Los 17 acusados por formar parte del 'clan de los Castañas', quienes controlaban el 70% del tráfico de hachís desde Marruecos, se enfrentan a penas de entre 11 y 20 años de prisión

Mateo Balín

Madrid

Lunes, 18 de abril 2022, 13:48

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El primer gran juicio contra los «señores del narco» en el Estrecho de Gibraltar, el llamado clan de los Castañas, ha comenzado este lunes en la Audiencia Provincial de Cádiz, sección de Algeciras. En el banquillo se sientan 17 acusados, entre ellos los hermanos Antonio y Francisco Tejón, cabecillas de esta presunta red de contrabando de droga, quienes han llegado a controlar el 70% del tráfico del hachís desde Marruecos a España y a Europa.

Los acusados se enfrentan a penas de entre 11 y 20 años de cárcel para cada uno por la supuesta comisión de los delitos de tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal, tenencia de armas y receptación.

La vista oral, que debía haberse iniciado a las 10:00 de la mañana, ha comenzado con retraso ante la ausencia de uno de los acusados, internado en un centro de Jaén por un problema psiquiátrico. La presidenta de la Sala ha acordado un receso para valorar el informe médico presentado por su defensa, que ha reclamado la suspensión de la sesión hasta que los 17 acusados puedan estar presentes para garantizar sus derechos.

Según el escrito de acusación, redactado por la fiscal jefe antidroga de Algeciras, Macarena Arroyo, el clan de los Castañas han sido durante años uno de los principales grupos que controlaban el tráfico la droga del Estrecho de Gibraltar, asentado de forma especial en La Línea de la Concepción. Desde allí, sus miembros se habrían dedicado durante años, principalmente, al tráfico de hachís desde Marruecos, donde tenían contacto directo con las mafias locales.

Según el escrito provisional de acusación de la Fiscalía, los dos hermanos Tejón, como dirigentes de la organización, supuestamente se encargaban de buscar los proveedores marroquíes, a los cuales les adquirían la sustancia estupefaciente, además de organizar la distribución y el almacenamiento de la droga. «Una vez que la droga toca tierra, usan para ello normalmente vehículos todoterreno, así como poseen los lugares para ocultar la sustancias en territorio español para su posterior distribución», sostiene la Fiscalía.

Dentro de la organización, «contarían con personas de su plena confianza y de su círculo más cercano para efectuar o cumplir las órdenes recibidas, efectuar las vigilancias, realizar los alijos, los desembarcos en la playa y trasladar las sustancias estupefacientes desde la playa a los lugares de guardería», añade el relato del Ministerio Público.

Policías acusados

En este juicio están procesados dos policías nacionales y un agente municipal -los hermanos L.B.B. y M.B.B. y J.Z.B.- por facilitar presuntamente el traslado de la droga alertando de la presencia de la Guardia Civil en el mar y de los controles en carretera.

De hecho, según la Fiscalía, los procesados, «como miembros de la Policía Judicial y desarrollando funciones en numerosas ocasiones de seguridad ciudadana como miembros de la Comisaría de la Línea de la Concepción, tenían en todo momento conocimiento de las posiciones de sus compañeros durante los servicios, encargándose de desviar la atención de los agentes a otros lugares o zonas cuando se iba a cometer un alijo».

Además de la pena de prisión, la Fiscalía solicita para los hermanos Tejón una multa de 4 millones de euros para cada uno como «jefes y encargados del delito contra la salud pública». Francisco se encuentra en la actualidad en libertad provisional bajo fianza (su abogado es Gonzalo Boye, conocido por llevar también la defensa del expresidente catalán Carles Puigdemont), mientras que Antonio permanece interno en prisión provisional por su presunta relación con la 'operación Dismantle', que desarticuló el clan de los Castañas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios