Borrar
La presidenta suspendida del Parlament, Laura Borràs, saluda al expresidente de la Generalitat Quim Torra. EFE
ERC apuesta por un independentista para relevar a Borràs y descarta al PSC

ERC apuesta por un independentista para relevar a Borràs y descarta al PSC

PSC, CUP y comunes abogan por un cambio legal para que la dirigente de Junts no cobre una pensión vitalicia como expresidenta del Parlament, si es condenada

Cristian Reino

Barcelona

Lunes, 6 de marzo 2023, 15:03

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El juicio contra Laura Borràs sigue marcando la actualidad catalana. ERC ha abogado este lunes por que el sustituto de la presidenta de Junts al frente de la Cámara catalana sea independentista. No se sabe aún si Borràs será condenada, pero los partidos catalanes ya empiezan a tomar posiciones, en caso de que no sea absuelta y sea sentenciada a penas de prisión.

En ese caso, sería inhabilitada como diputada y presidenta del Parlament. La Cámara catalana tendría que celebrar una nueva sesión de investidura. ERC ha cerrado este lunes las puertas al PSC, que ya se ha postulado para el cargo, y ha propuesto que el sustituto de Borràs salga de las filas secesionistas. Esquerra ha tendido la mano a Junts y cree que la elección de un nuevo presidente del Parlament, si Borràs es declarada culpable de los delitos de corrupción que se le imputan, es una buena «oportunidad» para rehacer la unidad independentista.

Esta unidad saltó por los aires en el mes de octubre. Junts decidió salir del Govern y partió el gobierno de coalición. ERC tiene previsto abrir conversaciones con Junts sobre la presidencia del Parlament, pero cierra la puerta a los socialistas, que el viernes pasado se mostraron dispuestos a negociar el cargo. «No creemos que el PSC deba tener la presidencia», ha afirmado la secretaria general adjunta de ERC, Marta Vilalta. Los republicanos intentan tender puentes con las fuerzas secesionistas, a escasos días de que el Parlament, el próximo viernes, apruebe los presupuestos de la Generalitat. En este caso, el Govern en solitario de Pere Aragonès y de ERC, tendrá el apoyo del PSC y los comunes. Junts, mientras, pide prudencia, pues la dirigente nacionalista no ha sido condenada aún. «Algunos ya hacen de jueces y se avanzan a escenarios, pero nosotros no lo haremos y pedimos respeto por la presunción de inocencia», ha afirmado el portavoz del partido, Josep Rius.

En relación al caso Borràs, hay una segunda derivada, que ya están debatiendo los partidos. La presidenta de Junts cumplirá el lunes que viene su segundo aniversario desde que fue investida presidenta del Parlament. Por tanto, y pase lo que pase con la sentencia del TSJC, a partir del lunes que viene ya tendrá derecho a cobrar una pensión vitalicia, por haber permanecido al menos 24 meses desde que fue investida. Borràs fue suspendida como diputada, cuando fue procesada, y apartada de la presidencia de la Cámara catalana. Es una suspensión cautelar. De hecho, asegura que si es absuelta, volverá a la presidencia.

Según una ley catalana, los expresidentes del Parlament tienen derecho a cobrar una pensión vitalicia, que equivale al 60% de su sueldo actual (150.000) a partir de su jubilación, a los 65 años, si están un mínimo de dos años en el cargo. Desde su cese, y durante los próximos cuatro años, tendría derecho a cobrar el 80% de su salario actual. Así, PSC, CUP y los comunes han propuesto este lunes un cambio legal para que la dirigente de Junts no cobre una pensión vitalicia, si es condenada.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios