Borrar
Uno de los inmuebles embargados Policía Nacional

España asesta el mayor golpe de Europa a las redes de blanqueo del Kremlin

La Policía bloquea 75 inmuebles valorados en 25 millones relacionados con el 'caso Magnitsky' y detiene en Canarias al cabecilla del lavado de capitales

Miércoles, 14 de diciembre 2022, 10:19

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

España estrecha el cerco a la corrupción de las más altas esferas del Kremlin con el mayor golpe de Europa al blanqueo de capitales de la corrupción ligado al régimen de Moscú. Agentes de la Policía Nacional, en una compleja operación conjunta con Europol, han embargado en diversos puntos del país al menos 75 inmuebles inmuebles valorados en cerca de 25 millones de euros presuntamente adquiridos con el dinero procedente del conocido como 'caso Magnitsky'. Se trata un gigantesco entramado corrupto de altos funcionarios rusos muy cercanos a Putin con el que se defraudaron más de 230 millones de dólares.

La investigación de la Policía Nacional ha llevado a la captura en Tenerife del cerebro de esta inmensa lavadora de fondos opacos, según revelaron este miércoles altos responsables de Europol. Además, la vasta operación ha destapado la supuesta connivencia de algunas inmobiliarias españolas, en particular de las Islas Canarias, en esta operativa para blanquear el dinero corrupto de altos cargos muy cercanos al Kremlin.

Se trata de la primera explotación operativa en España de 'caso Magnitsky', que involucra a policías, jueces, banqueros, funcionarios de Hacienda y miembros de la mafia rusa protegidos por el régimen de Putin desde hace prácticamente dos décadas.

Sergei Magnitski, que murió en 2009 en una cárcel rusa, fue un abogado y contable que representaba en su país a la empresa estadounidense Hermitage Capital Management, entonces el mayor fondo de inversión occidental en Rusia, fundada por el norteamericano Bill Browder, un magnate que empezó apoyando a Vladimir Putin pero cuya relación se fue rompiendo a medida que Browder denunció episodios de corrupción entre altos funcionarios rusos. Magnitski fue la persona que destapó a partir de 2005 que 230 millones de dólares habían sido desviados de Hermitage para enriquecer a altos funcionarios del régimen de Moscú.

Desde el inicio Europol sospechó que parte de esa fortuna podía haber acabado en España, destino privilegiado de mafiosos rusos desde finales del siglo XX, pero probarlo ha llevado mucho tiempo y esfuerzo por parte de los agentes del CNP, la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada y el Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional.

La Policía Nacional ha llegado a emitir más de 40 informes de otras tantas pesquisas para acreditar la recepción de fondos en España, con origen en cuentas y sociedades extranjeras de dinero procedente de caso 'Magnitsky'.

Según explicó este miércoles el Ministerio del Interior, «la investigación realizada en España ha detectado una red de personas físicas -en su mayoría son ciudadanos rusos sin apenas vinculación con nuestro país- y jurídicas que habrían recibido parte de estos fondos fraudulentos para la adquisición de inmuebles». Además, se han detectado personas de ascendencia rusa que han comprado mansiones de lujo con fondos provenientes de esta trama.

Un millar de cuentas

La red usaba una doble forma para lavar capitale. Por un lado, el dinero procedente del fraude habría llegado directamente a cuentas bancarias de ciudadanos rusos supuestamente domiciliados en España para la adquisición de las propiedades. Por otro, el entramado -sostienen la Policía- ha venido utilizado inmobiliarias españolas, con «fuertes vinculaciones con el mercado ruso», que se prestaban a ser e intermediarias, tanto para la recepción de los fondos a través de sus propias cuentas bancarias, como gestionando la localización y compra de los bienes.

El equipo de investigación de Policía Nacional adscrito a la Fiscalía Especial, se encuentra analizando más de un millar cuentas bancarias españolas para determinar la responsabilidad penal de los implicados, en una investigación sin precedentes por la cantidad de información que se maneja. La depuración de esos datos -explicaron mandos de la investigación- podría en breve desencadenar nuevas acusaciones, sobre todo entre los españoles que han venido colaborando en esa inmensa máquina de lavado. Durante la investigación se ha contado con el apoyo de un especialista del Grupo Anticorrupción del Centro Europeo contra el Crimen Económico y Financiero (EFECC) de Europol, que además se desplazó ex profeso a la Isla de Tenerife para servir de apoyo a los investigadores actuantes y analizar otros posibles vínculos con corrupción que pudieran existir.

Asimismo, se han tramitado cinco Órdenes Europeas de Investigación y una Comisión Rogatoria Internacional y, se ha solicitado a través de Eurojust información a los dos países que forman parte de dicha institución. Los agentes, que han realizado cuatro registro, se han intervenido abundante documentación en formato físico y digital. También se han intervenido unos 30.000 euros en efectivo y diversas joyas.

Como consecuencia de esta explotación operativa se ha solicitado el embargo de otros tres inmuebles, de dos vehículos de alta gama y de 19 cuentas bancarias vinculadas con la detenida. No se descartan futuras detenciones ni nuevas actuaciones policiales y judiciales vinculadas con los hechos investigados en la operación.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios