Borrar
Una de las protestas populares que se han sucedido por la muerte de la mujer iraní de origen kurdo Mahsa Amini. reuters
Exteriores insiste a Irán para que libere a los dos españoles detenidos en el país

Exteriores insiste a Irán para que libere a los dos españoles detenidos en el país

El ministro Albares mantiene una segunda conversación telefónica con su homólogo iraní para garantizar la protección consular de los detenidos

Jueves, 22 de diciembre 2022, 18:43

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

España continúa buscando de manera urgente la forma de que Irán deje en libertad a los dos ciudadanos españoles detenidos desde hace ya más de dos meses a raíz de la ola represiva desatada por el régimen iraní contra las protestas por la muerte en circunstancias sin esclarecer de Masha Amini, arrestada el 14 de septiembre por la policía de la moral con el argumento de que llevaba mal colocado el velo.

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, ha mantenido una conversación a primera hora de esta tarde con su homólogo iraní, Hosein Amir Abdollahian -la segunda oficial en las últimas semanas para asegurar la integridad de la joven activista gallega Ana Baneira y del viajero madrileño de 41 años Santiago Sánchez-, en la que ha incidido en que este se trata de un asunto «capital» para las relaciones bilaterales, según ha podido saber este periódico. Albares quiere asegurarse de que se les garantiza a ambos «la protección consular».

Sánchez permanece en poder del régimen de los ayatolás desde principios de octubre cuando se dirigía a pie a Qatar para asistir a los partidos del Mundial de Fútbol. El madrileño, viajero de aventura, fue arrestado después de visitar la tumba de Amini, un asunto que para la policía del país es motivo de represión en el marco de las operaciones para tratar de contener la revuelta sin precedentes desatada por el fallecimiento sin aclarar de la joven señalada por contravenir la rígidas normas sobre el uso del velo. Una revuelta que traspasó fronteras, amplificada por la respuesta internacional del feminismo contra la reacción coercitiva de las fuerzas de seguridad iraníes. Las protestas, según los últimos datos reconocidos por el gobierno iraní, ya se han cobrado la vida de 300 personas y 14.000 detenciones.

Pocas semanas después, el 11 de noviembre, se conoció el arresto de Ana Baneira, una activista coruñesa de 24 años arrestada durante una de las protestas, según la ONG iraní de Derechos Humanos HRANA, que fue la primera en dar cuenta de su detención. Desde ese momento, el Ministerio ha considerado el apresamiento de ambos ciudadanos españoles como una cuestión diplomática «prioritaria».

La familia de Sánchez ha dado cuenta de la visita que pudo realizar el embajador español en Teherán al viajero madrileño, en el que constató que se encuentra en buenas condiciones dentro de la penalidad de su arresto; una situación pareja a la de la joven gallega. En paralelo al diálogo de Albares con su homólogo, las autoridades españolas en suelo local están efectuando gestiones para procurar la pronta liberación de los dos afectados.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios