Borrar
Urgente Siete afectados, entre ellos un bebé de un mes, en el incendio de un edificio de Salamanca
El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, en el Congreso EP
Feijóo va al choque frontal con Sánchez por la amnistía y engrasa el diálogo con Page

Feijóo va al choque frontal con Sánchez por la amnistía y engrasa el diálogo con Page

Eleva el tono tras dar alas el presidente en funciones a la medida de gracia y le acusa de lanzar «una enmienda a la totalidad contra el Estado de derecho»

Jueves, 21 de septiembre 2023, 13:02

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El PP endurece su discurso contra Pedro Sánchez, presidente en funciones, tras sus palabras del miércoles desde la ONU en Nueva York abriendo la puerta a la amnistía de los delitos del 'procés' y restándole de paso eficacia a la vía judicial para afrontar el contencioso catalán. Su líder, Alberto Núñez Feijóo, acusó este jueves a su rival socialista de estar lanzando «una enmienda a la totalidad contra el Estado de derecho» y advirtió de que esto supone «un punto de inflexión en nuestra historia».

Lo hizo al concluir el pleno del Congreso que dio luz verde a la reforma del Reglamento para permitir el uso de las lenguas cooficiales -«una cesión más», según el líder popular, del Gobierno al independentismo por haber permitido que Francina Armengol encabece la Cámara baja y con vistas a una posible investidura del actual presidente en funciones. Fue también el mismo día en que el líder gallego engrasó a través de una llamada telefónica su relación con Emiliano García-Page, presidente de Castilla La Mancha y el barón socialista más crítico con Sánchez. «Es la condena a la democracia», zanjó Feijóo en alusión a la exoneración de las responsabilidades penales por la intentona separatista de 2017.

El jefe del Ejecutivo apuntó en Nueva York que «la crisis política nunca tuvo que derivar en la justicia», comprometiéndose así más de lo que lo había hecho hasta ahora en el debate sobre la posible medida de gracia y tras varias semanas de giros discursivos menos rotundos en Ferraz y la Moncloa para orientarse hacia la amnistía. Algo que «sorprendió» al propio jefe de los populares, que cree que ahora, más que nunca» su investidura es «imprescindible» pese a que parezca condenada al fracaso. «Vamos a defender la Constitución y a sentirnos orgullosos de la Transición», señaló bajo el artesonado del Congreso.

El expresidente gallego es plenamente consciente de que, hoy por hoy, resulta casi imposible conseguir los cuatro diputados que le faltan para alcanzar los 176 votos necesarios para salir elegido presidente del Gobierno. Pero no tira la toalla y por ello aprovechará la oportunidad que la tribuna del hemiciclo le brinda para cargar contra la hipotética amnistía y las cesiones de Sánchez al independentismo. «Me presento porque es mi deber y porque me lo ha encargado el jefe del Estado», reiteró Feijóo tras anticipar que las alas dadas por su oponente en Nueva York al eventual perdón para Carles Puigdemont y el resto de secesionistas encausados «le obligará a modificar su discurso».

«Fraude electoral» y acto

El viraje del líder del PSOE y su disposición a dar más pasos para desjudicializar el 'procés' supone para Feijóo «un fraude electoral reincidente» y «un engaño a los españoles» dado que Sánchez no solo no llevaba la amnistía en su programa, sino que defendía que es inconstitucional antes del 23-J. El líder del PP lo manifestó tras el pleno que aprobó definitivamente la reforma del Reglamento del Congreso para permitir el uso de lenguas cooficiales.

La reforma se ha llevado a cabo mediante un procedimiento de urgencia y la presidencia del Congreso dejó que ya este martes se utilizaran los idiomas autonómicos antes incluso de que la modificación legislativa fuese aprobada. Algo tan insólito para los de Génova que constituyó, junto a la amnistía, la segunda pata del discurso con el que Feijóo alertó del deterioro democrático que soporta el país.

«Si aquí se van a aprobar las leyes porque lo diga la mayoría de la Mesa entramos en una deriva muy peligrosa», explicó Feijóo tras criticar que el Congreso pase ahora a ser un «karaoke» a pesar de las advertencias de los letrados de la Cámara. El PP aún no ha decidido si recurrirá la norma ante el Tribunal Constitucional. La asesoría jurídica de los populares estudia si hay algún indicio de inconstitucionalidad, sobre todo en el fraccionamiento de contratos para la traducción.

La instauración de las lenguas oficiales y la apertura de Sánchez a la amnistía también servirán de palanca al PP para su acto a mediodía del próximo domingo en la madrileña avenida de Felipe II. Aunque en Génova han incidido en que no se trata de una manifestación y sí de una gran convocatoria para que Feijóo presente los principales ejes del discurso que pronunciará en la sesión de investidura que comenzará 48 horas después, los populares confían en desbordar toda previsión de asistencia y seguir ejerciendo así presión sobre Sánchez para que dé marcha atrás en su cada vez más evidente voluntad de satisfacer las demandas de Carles Puigdemont, expresident de la Generalitat.

Las fisuras en el PSOE

Feijóo también pretende seguir ejerciendo presión sobre Sánchez a través de la disidencia interna en Ferraz. Emiliano García-Page es el único barón socialista que ganó el 28-M con mayoría absoluta y el único que se ha permitido expresar sus recelos, entre los dirigentes actuales del PSOE, a la amnistía; también es sabido que mantiene una relación cordial con el jefe de filas del PP.

El líder conservador le telefoneó este jueves en el marco de las conversaciones que ha querido mantener con los presidentes autonómicos antes del 23-J. El exresponsable de la Xunta gallega defendió la «alternativa» que representa su proyecto y le trasladó la necesidad de hacer realidad los hasta los seis pactos de Estado que ha ofrecido a Sánchez a cambio de una legislatura de dos años. Más allá de las críticas vertidas contra el líder del PSOE por sus lazos con el independentismo, García-Page quiso dejar claro que él no es «un interlocutor para la investidura».

El expresidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy. E. P.

Rajoy desmiente al líder del PSOE: nunca estuvo en contra de actuar contra el 'procés'

El giro de guion de Pedro Sánchez sobre la amnistía del 'procés' llevó este jueves a una situación insólita: un expresidente del Gobierno desmintiendo a quien era líder de la oposición en las semanas más críticas de la intentona separatista y que hoy, desde la presidencia del Ejecutivo en funciones, sostiene que nunca estuvo a favor de la represión judicial contra los dirigentes independentistas catalanes.

El miércoles, cuando allanó el camino a la posible medida de gracia en el su comparecencia ante la prensa en Waterloo, Sánchez llegó a decir que Mariano Rajoy sabía cuál era su parecer sobre la judicialización del 'procés'. Este jueves, Rajoy salió al paso de esas manifestaciones por la vía de negar que sean ciertas.

El expresidente del Gobierno, que tildó en la Cope de «disparatada» la eventual promulgación de una ley de amnistía, aseveró que en ningún momento quien hoy ocupa la Moncloa se opuso a la aplicación del artículo 155 para intervenir la autonomía catalana; y recordó que el PSOE votó a favor del mismo en el Senado pese a que los populares contaban con la mayoría necesaria para aprobarlo.

«La afirmación que ha hecho Sánchez es lo mismo que decir que tiene impunidad. Me parece algo absolutamente disparatado», censuró Rajoy. Según su relato de aquellos días convulsos, explicó a Sánchez «cuáles eran las razones por las que había que aplicar el 155» y que, en ese momento, este no le dijo «nada de judicializar ni no judicializar». «Su aplicación (la de ese 155) ha sido fundamental, porque todo el mundo ya sabemos lo que es, incluidos los independentistas», señaló sobre el excepcional mecanismo constitucional por el que se suspendió la el autogobierno catalán y él mismo disolvió el Parlament para convocar elecciones.

Para el exjefe del Ejecutivo, si finalmente se aplica la amnistía a los delitos cometidos durante el proceso separatista y, en concreto, con motivo del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017, se mandará el «mensaje de que hay políticos que son impunes». Y apeló a los críticos en las filas socialistas. «Si el PSOE atendiera lo que se le dice desde sus propios entornos y actuara de manera similar, ya no habría estos problemas».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios