Borrar
Alberto Núñez Feijóo, líder nacional del PP, en una romería que organiza su partido en Galicia EFE
Feijóo tira de Galicia para confrontar su gestión con la de Sánchez

Feijóo tira de Galicia para confrontar su gestión con la de Sánchez

Quien hasta hace poco más de un año fuera presidente de la Xunta presume de sus cuatro victorias electorales en la región

Sábado, 29 de abril 2023, 14:55

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Alberto Núñez Feijóo ha vuelto a Galicia en esta precampaña, después de que este viernes también el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, protagonizara un mitin en esa comunidad autónoma. En la clausura de una tradicional romería del PP en Castrofeito (A Coruña), este sábado, el presidente nacional del PP le ha sugerido a Pedro Sánchez que «se fije más en Galicia», para afirmar que, si lo hiciera, «sabría lo que es un gobierno unido» y «podría tener un gobierno de gente que sabe», afeando la composición del consejo de ministros con personas sin experiencia de gestión.

Además, apenas un rato después de que el presidente del Gobierno anunciara en Navarra el multimillonario plan para apoyar la Formación Profesional, Feijóo no perdió comba y añadió que si Sánchez se fijara en Galicia «aprendería de un partido que no tiene más objetivo que la calidad de la educación» y sacó pecho con las cifras de la reducción del fracaso escolar en la región, así como de los acuerdos de financiación con todas las universidades gallegas cada cinco años o de la situación de la FP o la FP dual en la autonomía.

Alberto Núñez Feijóo, que dejó la presidencia de la Xunta de Galicia hace poco más de un año para asumir la presidencia del PP tras una convulsa crisis en el partido que acabó con la defenestración de Pablo Casado, echó mano del que cree que es su mayor valor como candidato a las generales, su gestión en esa comunidad autónoma y sus éxitos electorales, para confrontar con Pedro Sánchez. Así, alardeó de que el ejecutivo de la Xunta «lleva cuatro legislaturas subiendo en apoyo electoral, en votos y representación parlamentaria» y que «aumenta su confianza legislatura tras legislatura». También, de que «es el gobierno más apoyado de toda España con el 48% del voto». «Que venga a Galicia y aprenda política de sanidad, educación, de vivienda; y aprendería también de gestión económica: hemos bajado los impuestos, hemos cumplido el déficit, hemos bajado la deuda. Fijaos las cosas que podría aprender», instó Feijóo a Sánchez y arengó al público.

Porque el presidente del PP también se empleó a fondo para desmontar los datos económicos favorables de España y la valoración positiva que de ellos hace el Gobierno: «¿De qué presumen?, ¿de la subida de los alimentos del 25% en dos años?, ¿de la inflación más alta de los últimos cuarenta años?».

Y, en materia de vivienda, echó mano de una medida adoptada recientemente en la Xunta: el aval del 20% del crédito hipotecario para los jóvenes que puedan comprar una vivienda. Una política de vivienda, dijo, «seria y con resultados» frente a «los anuncios de los peces y los pisos» que atribuyó al presidente.

«La mayor chapuza legal de la historia»

El presidente nacional del PP no quiso concluir su mitin sin hacer referencia a la reforma de la ley del 'sólo sí es sí'. Así, dijo que su partido le ha «salvado» al Gobierno «de la mayor chapuza legal de la historia» y que eso es algo «que España no olvidará nunca» y que es «la prueba del feminismo de cartón del PSOE, de 'Podemos 1' y de Podemos 2». De esta forma se refiere Feijóo a Podemos y a Sumar. Porque ironizó también con la situación de la izquierda a la izquierda del Partido Socialista y lo que ello implica para la coalición de gobierno, a la que atribuyó que se dedica «más a medir las fuerzas entre ellos» que a la gestión.

Enumeró también Feijóo un rosario de compromisos, como el de promover una política que supere la división de los dos bloques para que éstos se mezclen o seguir el camino de la modernización y el reformismo, además de la recuperación del prestigio y la independencia de las instituciones o el respeto entre los políticos y entre los políticos y la gente. También, el de hablar menos del yo y más del todos: «¡Menos yo y más todos! Menos egocentrismo, más gente y más todos», exclamó.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios