Borrar
Albert Batet, portavoz de Junts EFE
Junts a Aragonès: «O rectifica o elecciones»

Junts a Aragonès: «O rectifica o elecciones»

Illa amaga la amnistía y la autodeterminación y alerta de que la pugna entre los dos grupos secesionistas pone en riesgo la investidura de Sánchez

Cristian Reino

Barcelona

Miércoles, 27 de septiembre 2023, 12:04

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La guerra interna en el independentismo, que se ha trasladado a la pugna que mantienen ERC y Junts en la negociación para la investidura de Pedro Sánchez, ha marcado la segunda jornada del debate de política general en Cataluña, en el Parlamento catalán. Tras la comparecencia de ayer del presidente de la Generalitat, el turno este miércoles ha sido para los grupos políticos. Tanto el PSC como Junts han coincido en afirmar que el Govern está fallando y que está más débil que hace un año, solo con el apoyo de los 33 diputados de ERC.

Los junteros han sacado toda su artillería contra el Gobierno autonómico, del que se salieron hace un año. El portavoz del partido de Puigdemont, Albert Batet, ha instado a Aragonès a rectificar o convocar elecciones anticipadas. Batet ha acusado al presidente de la Generalitat de permitir la «agonía» del Ejecutivo, de no tener valentía, de liquidar la mayoría independentista y ha vuelto a descalificar a los republicanos por su apuesta durante los últimos años por apoyar la gobernabilidad española. «En cuatro semanas, hemos hecho más que ustedes en cuatro años», ha afirmado Batet sobre los logros que ha arrancado ya Puigdemont a Sánchez.

Batet ha advertido de que en Junts están dispuestos a aguantar la posición, que no negocian para salvar una investidura, que no se fían de los partidos españoles, que exigen garantías de cumplimiento y ha pedido discreción. No hablar por otros, ha avisado a ERC, y no negociar a través de los medios. Hace un año, Junts puso patas arriba al Govern, cuando en el debate de política general instó a Aragonès a que se sometiera a una moción de confianza. Los de Puigdemont aún formaban parte del ejecutivo. El dirigente republicano destituyó al vicepresidente Puigneró (Junts) por no informarle sobre los planes de su partido y forzó la salida de los junteros del Gobierno autonómico. Hace un año, Junts trató de dinamitar la mesa de diálogo en la que el Gobierno y la Generalitat gestaron los indultos y la reforma del Código Penal.

Hoy, un año después, los postconvergentes también están dispuestos a negociar con Sánchez. Aragonès ha eludido la presión de los de Puigdemont para que precipite la convocatoria electoral y les ha tendido a la mano para ir a la una en las conversaciones con el Gobierno. El catalanismo, ha señalado el presidente de la Generalitat, ha sufrido muchas derrotas, pero cree que ante la «oportunidad histórica» que se abre con la negociación de la investidura española por primera vez puede ganar en la resolución de conflicto. El independentismo ganó el 1-O, le ha replicado Batet. «No fue una derrota», ha asegurado.

El líder de la oposición, Salvador Illa, ha evitado referencias directas a la amnistía y a la autodeterminación, pero sí ha lanzado una advertencia al jefe del Ejecutivo catalán en relación a las declaraciones que los últimos días han realizado los dirigentes de ERC dando por hecha la amnistía y reclamando pasar a una segunda fase de las conversaciones para pactar un referéndum. «No es momento de hacer carreras», ha avisado a los independentistas en su pugna en las negociaciones por la investidura. «No es momento de ver quién tiene más protagonismo y quién sale mejor en la foto; hay que pensar en al convivencia y en el país y pensando en el resultado final», ha señalado. «Se equivocan cuando la radicalidad se impone a la sensatez y se tira por el camino del medio», ha recordado. «Cuidado con tirar por el camino del medio, hay que avanzar con coherencia, por el camino del diálogo, la convivencia y el respeto», ha rematado el dirigente socialista. Illa, en cualquier caso, ha tendido la mano a Aragonès para volver a aprobar los presupuestos autonómicos y para negociar la financiación autonómica.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios