Borrar
El rey Felipe, la reina Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía posan para fotografía d efamilia con los galardonados. EFE

Leonor afronta con «muchas ganas» su etapa de formación militar

El independentismo catalán fracasa en su intento de boicotear la visita de los Reyes a Girona

Cristian Reino

Barcelona

Miércoles, 5 de julio 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El rey Felipe VI celebró este miércoles que la fundación Princesa de Girona pudiera regresar a las comarcas gerundenses, a pesar de las «dificultades». Tras cinco años de ausencia, la entrega de los premios de esta entidad, que preside la princesa Leonor, tuvo lugar en Caldes de Malavella, en la provincia de Girona. No así en la capital, donde la Casa Real sigue vetada, desde que Felipe VI fue nombrado persona non grata, y ninguna institución, ni ayuntamiento, diputación ni el Govern facilitan un local para organizar este evento, de carácter anual, que reconoce la labor de jóvenes, en el ámbito de la ciencia, el arte o la empresa.

En 2018, el evento se fue a Barcelona, hasta este año, en que se organizó en Caldes de Malavella (Girona). Eso sí, el acto se desarrolló en un hotel privado. Acudieron los Reyes y sus hijas, Leonor y Sofía. «La ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Girona es efectivamente una fiesta, un motivo de celebración», expresó el jefe del Estado. «Celebramos que, este año, pueda hacerlo desde Girona», reiteró.

Al acto, asistieron también la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, y el jefe de la oposición en Cataluña, Salvador Illa. El Govern, en pleno, volvió a plantar al jefe del Estado.

En su discurso, el Rey apeló a la «estabilidad» como «garantía de futuro». Los Reyes llegaron a Girona el día en que la justicia europea retiró la inmunidad parlamentaria a Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat. Girona veta a la Casa Real desde 2017, desde el discurso del jefe del Estado el 3-0 de 2017. El independentismo había llamado a boicotear el acto, pero no se salió con la suya. La convocatoria nacionalista apenas reunió a medio millar de manifestantes, que trataron de llegar hasta el hotel, pero no lo consiguieron por el amplio dispositivo policial. Entre los manifestantes, los cabezas de lista de ERC, Junts y CUP por Girona.

«Diálogo constructivo y participativo»

Felipe VI apeló al «diálogo entre las diferentes generaciones». «Un diálogo constructivo y participativo que se enmarca dentro de los principios y valores de las sociedades democráticas», señaló. «Es en el marco de la democracia y de la libertad en el que la juventud ha encontrado siempre más progreso y desarrollo», remarcó.

Doña Leonor, por su parte, reiteró que es una «alegría» estar en Girona y afirmó que tiene «muchas ganas» de emprender su nueva etapa de formación militar tras acabar el bachillerato y estar cerca de cumplir 18 años. «Más allá de mi responsabilidad, estoy contenta porque sé cuánto valoran los españoles a nuestras Fuerzas Armadas. Es un momento muy importante en mi vida y me siento con muchas ganas», aseguró.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios