Borrar
Pere Aragonès, presidente de la Generalitat. EFE
Aragonès se aleja de la unilateralidad con el nuevo Govern

Aragonès se aleja de la unilateralidad con el nuevo Govern

Vilagrà compara a Borràs con Vox, mientras la expresidenta del Parlament afirma que el nuevo Gobierno catalán carece de legitimidad democrática

Cristian REINO

Barcelona

Lunes, 10 de octubre 2022, 12:02

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Govern de ERCen solitario se reunirá este martes por primera vez tras la toma de posesión de los nuevos consejeros. Sus nombramientos tuvieron lugar ayer, tras el cese de los dirigentes de Junts. Primeros pasos del Ejecutivo republicano, que incorpora siete consellers: cuatro de ERC y tres –Gemma Ubasart, Carles Campuzano y Joaquim Nadal– que proceden de otros espacios políticos. Nadal encarnó a uno de los pesos pesados del socialismo, Ubasart fue líder de Podemos y Campuzano, diputado de Convergència y el PDeCAT.

Aragonès ha suprimido el cargo de vicepresidente, que ocupaba el fulminado Jordi Puigneró, y trata de armar un gabinete para gobernar en solitario. Con las incorporaciones de Campuzano, Ubasart y Nadal, el presidente de la Generalitat asegura que conforma un Govern de vía amplia, que representa a su juicio al 80% de la sociedad catalana que, según algunas encuestas, es favorable a la celebracón de un referéndum. Trata de exhibir transversalidad cuando está muy en minoría, y busca ampliar la base electoral republicana.

El nuevo Govern parte con solo 33 diputados sobre 135 y reclama únicamente el respaldo de los grupos soberanistas: Junts, la CUP y En Comú Podem. La estrategia de ERCpasa por pactar con los comunes (pasaría a tener 41 diputados) y acentuar el desgaste de Junts presionando para que apruebe los Presupuestos, desde el argumento de que quien los ha elaborado es el ya exconsejero Giró, nombrado por los junteros.

Ayer, sin embargo, la consejera de la Presidencia, Laura Vilagrà, dinamitó todos los puentes con sus ya exsocios al comparar a Laura Borràs con Vox. Y en paralelo, la presidenta postconvergente cree que este Gobierno no tiene legitimidad y que debería someterse, por ello, a una cuestión de confianza. Junts se estrenó ayer en la oposición.

Aragonès y ERC rechazan también el apoyo del PSC, que ofrece sus votos, por lo que en estos momentos es una incógnita cómo piensan los republicanos aprobar los Presupuestos y el resto de votaciones en el Parlament. Gana puntos la opción de prorrogar las cuentas para que ERCpueda preservar su fuerza negociadora en Madrid e intente lograr réditos en la mesa de diálogo. Y tras las municipales, podría buscar socios.

Regresa Serret

Si el Govern de ERC y Junts era el del 52% del apoyo a la independencia, según el resultado de las autonómicas del 14-F, este nuevo Gobierno ya no puede decirse que sea secesionista. Ni Campuzano, Ubasart y Nadal lo son y ni mucho menos abogan por la vía unilateral que propugnaban algunos consejeros de Junts. «Todos son autodeterministas», afirmó Vilagrà, en Rac-1. Y todos están comprometidos con la amnistía y el referéndum, redondeó.

Esquerrase queda sin socios, al descartar al PSC y cargar con todo contra la presidenta de Junts

Campuzano, veterano convergente, se enfrentó a Carles Puigdemont y al unilateralismo y se dio de baja del PDeCAT para unirse al PNC de Marta Pascal. Ubasart y Nadal siempre se han declarado soberanistas, pero muy críticos con el 1-O. Meritxell Serret, consejera con Puigdemont en 2017, es la única de las incorporaciones con reminiscencias de la etapa del 'procés'. La diputada republicana está procesada por el referéndum. Los otros tres nuevos (de ERC) –Juli Fernàndez, Natalia Mas y Manel Balcells– tienen perfiles más técnicos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios