Borrar
Pedro Sánchez y Pere Aragonès. en su breve conversación en Barcelona. efe/Vídeo: E. P.
Aragonès: «La relación con el Gobierno se está degradando»

Aragonès: «La relación con el Gobierno se está degradando»

El presidente de la Generalitat afirma que la confianza con el Gobierno está «rota» y se «aleja» la «estabilidad» de la legislatura española

Cristian Reino

Barcelona

Viernes, 6 de mayo 2022, 09:42

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Unas horas antes de coincidir en un acto con el presidente del Gobierno, Pere Aragonès ha elevado la presión sobre Pedro Sánchez para qué le dé explicaciones sobre el espionaje al independentismo y para que asuma responsabilidades en forma de ceses. Estamos en una «situación de degradación de las relaciones con el Gobierno que hacía tiempo que no veíamos», ha afirmado en una entrevista en Catalunya Ràdio.

Aragonès ha reiterado el ultimátum al presidente del Gobierno, pero sigue sin romper formalmente. Si Sánchez no da explicaciones públicas, no autoriza la desclasificación de las autorizaciones judiciales para espiarle, no impulsa una comisión de investigación y no asume responsabilidades, en forma de ceses, tanto de la directora del CNI como de la ministra de Defensa, Aragonès ha advertido de que ERC «tomará las decisiones que convengan». La confianza con el Gobierno está «rota» y a «cero», ha dicho. «La situación va empeorando», ha insistido. «Es evidente que lo que está pasando aleja la estabilidad» de la legislatura española, ha amenazado, pero sin romper del todo y dejando la puerta abierta a mantener las vías de diálogo . Aragonès ha pedido que Sánchez «explique públicamente» quién ordenó espiarle y que garantice que esta escuchas no siguen haciéndoese. A s juicio, el CNI va por libre. «Se nos equipara con yihadistas», ha denunciado.

Sánchez y Aragonès han coincidido este viernes a las 11.30 en la clausura en Barcelona de la reunión anual del Círculo de Economía, en la que será galardonada con un premio la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. En el encuentro, que ha durado en torno a cuatro minutos, el jefe del Ejecutivo catalán le ha trasladado que la situación por el espionaje «es muy grave» y le ha pedido abordarlo en una reunión cara a cara, han explicado fuentes de la Presidencia de la Generalitat.

El Palau de la Generalitat lleva días exigiendo una reunión entre Sánchez y Aragonès y la visita del presidente del Gobierno a la capital catalana se apuntaba como una buena oportunidad para el encuentro, pero Aragonès ha precisado que «no está prevista la reunión». En principio, Aragonès asistirá a la conferencia que impartirá el presidente del Gobierno en las jornadas del Círculo. Ambos se verán junto a Von der Leyen y a lo más granado del empresariado catalán un día después de la comparecencia de la directora del CNI en la comisión de secretos oficiales, en la que admitió la intervención del móvil con autoridad judicial a 18 dirigentes independentistas, entre ellos el presidente de la Generalitat, vicepresidente cuando fue espiado. Aragonès reaccionó ayer de manera contundente.

El dirigente republicano, a través de una nota emitida por el Palau de la Generalitat, advirtió a Pedro Sánchez de que la intervención de la directora del CNI «aumenta la gravedad» del caso de espionaje y le avisó que la asunción de responsabilidades es «urgente» e «inaplazable». «Estamos ante una flagrante vulneración del derecho a la intimidad, de participación política e institucional, tanto de las personas espiadas como de todas aquellas que se han relacionado», ha denunciado el jefe del Ejecutivo catalán. Aragonès exigió que se desclasifique inmediatamente la autorización judicial para conocer las motivaciones del espionaje y poder ejercer el derecho de defensa y emplaza a Pedro Sánchez a dar una «respuesta al más alto nivel» sobre esta cuestión, así como saber «quién dio su autorización política y quién tenía constancia». El hecho de que el Gobierno anunciara que Sánchez y Robles han sido afectados por el espionaje no ha hecho rebajar la presión ni las críticas del Govern, ya que creen que son dos asuntos diferentes. El Govern y ERC avisan de que la legislatura española está en peligro. Gabriel Rufián advirtió al Gobierno que se está «cargando» la legislatura, mientras Pere Aragonès alertó de que está «dinamitando» la vía de diálogo. Esquerra, junto Junts y la CUP, votó la semana en contra del decreto anticrisis del Ejecutivo como «primer aviso».

A la misma hora de la conferencia de Sánchez en el Círculo de Economía, ante la mirada de Aragonès, el independentismo ha convocado una manifestación, cerca del hotel donde se celebra el acto. ERC, Junts, la CUP y Òmnium Cultural han anunciado una «concentración de las víctimas del catalangate'» para «protestar por la opacidad y el inmovilismo del Estado español tres semanas después del estallido del caso de espionaje». La protesta se realiza «con motivo de la visita» del presidente español para participar en las Jornadas del Círculo de Economía.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios