Borrar
El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. afp
Citizen Lab, el centro canadiense que reveló el espionaje al independentismo catalán

Citizen Lab, el centro canadiense que reveló el espionaje al independentismo catalán

El laboratorio ha conseguido una gran reputación por sus informes y se financia a traves de grandes fundaciones norteamericanas, como la Open Society de Soros

Mateo Balín

Madrid

Domingo, 24 de abril 2022, 00:03

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Citizen Lab es el centro canadiense responsable del informe que ha destapado el uso de dos programas de ciberespionaje de origen israelí, Pegasus y Candiru, contra diputados autonómicos catalanes, activistas, abogados y periodistas del entorno del independentismo.

El laboratorio interdisciplinario está dirigido por el politólogo canadiense Ron Deibert, desarrolla su actividad en la Universidad de Toronto, en concreto como parte de la Escuela Munk de Asuntos Globales, y fue creado en 2001. En estas dos décadas ha adquirido relevancia entre la comunidad de la seguridad digital gracias al desarrollo de más de un centenar de trabajos sobre controles de información, como la vigilancia de la red y el filtrado de contenido, que representan una amenaza a los derechos humanos.

El laboratorio recibe donaciones de material informático y tiene entre sus fuentes de financiación una veintena de fundaciones. Destacan el Centro Canadiense de Estudios de Seguridad Global, la Fundación Donner, la Fundación Ford, la Fundación Hewlett (con sede en La Haya) o el Open Society Foundations (OSF), la red global progresista y liberal dirigida por el filántropo e inversor estadounidense George Soros. Se desconocen las partidas destinadas.

Los forenses del centro utilizan un enfoque de «métodos mixtos» para la investigación, que combina prácticas de ciencias políticas, derecho e informática. En los últimos años han puesto el foco en investigar el espionaje digital contra la sociedad civil, prácticas que afectan la libertad de expresión, analizar la privacidad, la seguridad y los controles de información de las aplicaciones populares y examinar los mecanismos de transparencia para la relación entre corporaciones y agencias estatales con respecto a datos personales.

En el caso de Cataluña, el equipo ha examinado físicamente los dispositivos y ha trabajado varios casos con técnicos de Amnistía Internacional para corroborar por partida doble que fueron atacados estas terminales con un programa espía después de que los usuarios aceptaran un SMS o mensajes de Whatsapp trampa sobre noticias actuales o notificaciones de organismos oficiales.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios