Borrar
La vicepresidenta primera del Ejecutivo Nadia Calviño EP
El día que Calviño eclipsó a Sánchez y consiguió levantar a la bancada socialista

El día que Calviño eclipsó a Sánchez y consiguió levantar a la bancada socialista

La vicepresidenta primera del Gobierno provoca la ovación de toda la izquierda al enfrentarse a Vox en la Cámara Baja.

Miércoles, 5 de octubre 2022, 10:43

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Nadia Calviño se convirtió hoy en protagonista indiscutible de la sesión de control al Gobierno en el Congreso tras la ovación atronadora que recibió por parte de los diputados de la izquierda. Lo hizo tras enfrentarse al portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, quien aprovechó su pregunta a la ministra de Economía para decir que «no conoce a ningún español que haya prosperado» desde que Pedro Sánchez está en La Moncloa.

Una intervención que enfadó sobremanera a Calviño, quien optó entonces por sacar la artillería pesada. «¿No conoce a nadie que cobre el salario mínimo? ¿Ningún joven con empleo indefinido por la reforma laboral? ¿Que se beneficie de ayudas a autónomos, de los ERTE?», respondía la titular de Economía, consiguiendo así levantar de sus escaños a la bancada del PSOE. También a un Sánchez que se mostraba incapaz de contener la risa e incluso amagaba con realizar una reverencia a su compañera de Ejecutivo. A Espinosa de los Monteros, por su parte, se le hizo grande el escaño y se limitó a encogerse de hombros mientras la vicepresidenta del Ejecutivo hacía uso de la palabra. «Tiene que revisar sus amigos», zanjaba Calviño.

El presidente del Gobierno había sido el gran ausente de las sesiones de control celebradas en lo que va de curso político. Pero no fue su presencia lo que hizo de esta cita parlamentaria una menos anodina, sino que fue la propia Calviño quien le eclipsó a él y al resto de diputados del hemiciclo. Incluso la totalidad de los miembros de Unidas Podemos aplaudió su intervención –y algunos incluso se levantaron–. Un gesto inusual tratándose de la ministra que representa, en teoría, el ala liberal dentro del Ejecutivo y a la que siempre le ha acompañado un perfil tecnócrata, evitando entrar en el cuerpo a cuerpo con sus contrincantes.

Antes de ello, el inicio de la sesión de control había dejado claro que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) aprobados este miércoles se han convertido en el nuevo ariete de bronca entre el Ejecutivo y la oposición. La portavoz de los populares en el Congreso, Cuca Gamarra, acusó a Sánchez de «comprar voluntades» con las nuevas cuentas públicas. La dirigente del PP cree que el proyecto responde a un «puro cálculo electoral» y que lo que hace realmente es «desplumar a los trabajadores». Mientras que Sánchez, para contestar a la dirigente popular, recurrió a la anterior crisis financiera y cargó contra el presidente del PP, Alberto Núñez-Feijóo, y los suyos. «Cuando gobernaron subió la desigualdad y la pobreza. Este Gobierno va a poner todos los recursos del Estado al servicio de la mayoría, no de la minoría pudiente como hicieron ustedes».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios