Borrar
El presidente de ERC, Oriol Junqueras, ayer durante un discurso. EFE
ERC pide lealtad a Junts para evitar la ruptura

ERC pide lealtad a Junts para evitar la ruptura

Una reunión sin acuerdo final al máximo nivel entre las cúpulas de los dos partidos independentistas escenifica la gravedad de la crisis en el Govern

cristian reino

Barcelona

Jueves, 15 de septiembre 2022, 13:34

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El presidente de Esquerra, Oriol Junqueras, ha reclamado este jueves «lealtad» a Junts para tratar de superar la crisis interna en el Govern, que amenaza con ruptura. Lealtad es precisamente lo que el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, reclamó ayer a los dirigentes de Junts, en la reunión celebrada en el Palacio de Pedralbes entre los principales líderes independentistas. Acudió Pere Aragonès, Laura Vilagrà, Josep Maria Jové y Marta Vilalta, por parte republicana, y Jordi Puigneró, Laura Borràs, Jordi Turull, Josep Rius y Albert Batet, por parte postconvergente. Fue una reunión larga y tensa, según ambas partes, y además decepcionante, de acuerdo al balance que hacen los dos socios del gobierno.

Trataron de desencallar la situación, que provoca casi una crisis diario, pero no fueron capaces de llegar a ningún acuerdo. Además de lealtad, los republicanos piden a los de Puigdemont no desestabilizar el ejecutivo y apoyo a la mesa de diálogo con el Gobierno. Los de Junts, por su parte, reiteraron el ultimátum lanzado días atrás, cuando advirtieron de que «así no pueden seguir». Exigen a Aragonès un cambio de rumbo en la cuestión soberanista, que permita que la delegación catalana en la mesa de diálogo esté integrada también por miembros ajenos al Govern, que solo se negocie sobre autodeterminación y amnistía y que se conforme un frente común en el Congreso. Además, Junts reclama la creación de un estado mayor del independentismo, que pilote la estrategia secesionista. Este órgano, que ya funcionó durante el 'procés', Junts pide que estén los partidos, las entidades nacionalistas y el Consejo para la República de Puigdemont. ERC se abre a crear este ente, pero ya avisa que Puigdemont no puede liderar el independentismo desde el Consejo para la República.

Si Aragonès no tiene un gesto con Junts, los postconvergentes amenazan con romper el Govern. La formación de Borràs está muy dividida. El sector pragmático, formado por los dirigentes procedentes de la antigua Convergència, son partidarios de seguir en el Gobierno catalán al amenos hasta las elecciones municipales. En cambio, los más radicales, encabezados por Borràs y Puigdemont, abogan por la ruptura inmediata. El secretario general, Jordi Turull, no quiere salir del Govern, pero tampoco quiere la ruptura interna. Por ello, presiona a Pere Aragonès para que haga alguna concesión en clave de hoja de ruta soberanista para poder calmar a las bases postconvergentes. Su compromiso, no obstante, es convocar una consulta interna en el partido para decidir la salida del ejecutivo. Si Aragonès no cede, estará escenificando que prefiere la ruptura con sus socios y seguir gobernando en solitario. Lo que debe centrar el debate es «si ERC cumplirá» el acuerdo de legislatura y no en una eventual salida de Junts del Ejecutivo catalán, según ha señalado la consejera de Exteriores, Victoria Alsina, una de las dirigentes de Junts favorables a no romper.

Mientras ERC y Junts se emplazan a seguir negociando, al menos hasta el debate de política general, de final de mes, los postconvergentes se han citado para esta tarde con la ANC. La Asamblea exige al Govern que declare la independencia en 2023 o de lo contrario que convoque elecciones. El presidente de la Generalitat descartó ayer las dos posibilidades y cargó contra la propuesta de la ANC. Además, zanjó el asunto afirmando que ningún miembro del Govern le ha dicho que apoye una DUI en 2023, aprovechando la presidencia de turno española de la UE.

El PSC, por su parte, presiona a ERC, Junts y la CUP para que elijan un sustituto a Laura Borràs en la presidencia del Parlament. Los socialistas han sido incluidos por primera vez por la Consejería de Economía como posibles socios en las negociaciones del Govern para aprobar los Presupuestos autonómicos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios