Borrar
La Policía Nacional rodea a Macarena Olona, ante las protestas en la Universidad de Granada. P. Marin/Vídeo: Atlas

Tensión en la Universidad de Granada por un acto de Macarena Olona

Las protestas de estudiantes y seguidores de la exdirigente de Vox obligan a la Policía Nacional a intervenir a la entrada del Paraninfo

PABLO RODRÍGUEZ

Granada

Jueves, 15 de septiembre 2022, 20:55

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Facultad de Derecho de la Universidad de Granada fue este jueves escenario de protestas por la presencia de la exdiputada de Vox Macarena Olona, que protagonizó un acto en el Paraninfo organizado por el Foro de la Concordia. Estudiantes y seguidores de la exdirigente provocaron momentos de gran tensión, que propiciaron la intervención de la Policía Nacional.

La exdiputada, que abandonó la política el pasado verano tras concurrir como candidata a los comicios autonómicos, había sido invitada por la organización para pronunciar un discurso sobre el aparato legal alrededor de los estados de alarma aprobados por el Ejecutivo durante lo peor de la pandemia. Olona había elegido como título para su intervención 'La defensa de los derechos y libertades a través del Tribunal Constitucional: la inconstitucionalidad de los estados de alarma'.

La convocatoria levantó una gran polémica en los ambientes universitarios tras conocerse. En los últimos días, más de una decena de colectivos estudiantiles emitieron un comunicado conjunto en el que anunciaron el uso de su «derecho fundamental de reunión y manifestación contra lo que esta señora representa: la organización política de ideas reaccionarias y profundamente discriminatorias como el racismo, la LGTBIfobia, el machismo, el negacionismo y la reivindicación de una dictadura que acarrea millones de muertos sin justicia ni reparación alguna». A este efecto, convocaron un acto en la plaza de Derecho minutos antes de la conferencia.

Olona entra en el recinto custodiada.
Olona entra en el recinto custodiada. P. Marin

La cercanía de ambos actos hizo que la Policía Nacional enviara al lugar alrededor de medio centenar de agentes para evitar altercados. Una hora antes de la conferencia y minutos antes del acto de protestas, la zona ya estaba tomada por estudiantes y seguidores de la exdiputada. De un lado y otro se gritaban consignas -Vivas a España y gritos de «Fuera fascistas de la Universidad, discursos de odio no caben en Graná», principalmente- mientras los agentes mantenían separadas a ambas partes.

La tensión, sin embargo, creció con el pasar de los minutos. Seguidores de la exdirigente se encararon con los estudiantes. Dentro de la facultad, en la entrada del Paraninfo, manifestantes hicieron una cadena ante la puerta. Los agentes separaron a unos y a otros y generaron un cordón frente al acceso del edificio para que Olona pudiera llegar al lugar.

«Dolida pero feliz»

Cinco minutos después de la hora prevista, en medio de una nube de policías, periodistas y seguidores, la exdiputada de Vox entró en la facultad. Hizo un primer intento de acceder a la sala, lo que provocó una tangana. Cámaras y estudiantes rodaron por el suelo. Olona se fue hacia el patio y volvió sobre sus pasos. Con ayuda de los agentes, que expulsaron a empujones a los manifestantes que de manera pasiva impedían el tránsito, logró entrar junto a unos pocos miembros que la escoltaban.

Durante los instantes siguientes volvieron a vivirse momentos tensos, esta vez generados por la propia seguridad de la facultad, que impedían el acceso a la sala. Poco a poco, miembros del foro y seguidores accedieron al Paraninfo, que prácticamente se llenó. Este periódico trató de acceder para seguir el acto, lo que fue denegado por los responsables de la Universidad.

El acto culminó pasadas a las diez de la noche, cuando Olona abandonó el Paraninfo aplaudida por sus seguidores. La exdiputada aseguró estar «dolorida, pero feliz» por haber podido intervenir. Consultada sobre la posibilidad de formar un partido, dijo estar «al margen de los rumores», aunque admitió que recorre «un camino para estar donde quieran los españoles».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios