Borrar
El rey Felipe, en la base de Bétrera. Damian Torres
El Rey visita el cuartel de la OTAN en Bétera

El Rey visita el cuartel de la OTAN en Bétera

Felipe VI recibió a una representación del Regimiento de Operaciones de Información, tras llegar en helicóptero a la base militar Jaime I

J. M.

Valencia

Miércoles, 25 de mayo 2022, 12:19

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El rey Felipe VI visitó este miércoles el Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad (CGTAD), situado en la Base Militar Jaime I de Bétera, donde departió con los altos mandos del Ejército de Tierra sobre la operatividad y las posibles misiones que puedan encomendarle a esta unidad militar de primer nivel. La visita tuvo lugar 48 horas después del encuentro con su padre, el rey emérito Juan Carlos I, tras dos años sin verse.

Después de recibir los honores, Felipe VI pasó revista a un pelotón. El Rey, que llegó en helicóptero a la base militar, recibió también a una representación del Regimiento de Operaciones de Información, que se desplazó a Bétera desde el acuartelamiento de San Juan de Ribera.

El Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad, heredero de la antigua Capitanía General de Levante, ha evolucionado desde su creación para alcanzar el más alto grado de preparación al objeto de dar cumplimiento a las posibles misiones que España o la OTAN puedan encomendar a esta unidad de primer nivel del Ejército.

El CGTAD está dirigido por el teniente general Fernando García-Vaquero y cuenta con personal aliado de las diferentes nacionales que lo integran. El Cuartel General de Despliegue Rápido de la OTAN de Bétera (NRDC-ESP) es la vertiente multinacional del Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad.

Don Felipe, durante su visita a Bétera. D. Torres

El cuartel general de Bétera que visitó el Rey es este año la fuerza de guardia que la OTAN ha bautizado como Warfighting Corps (Cuerpo de Ejército). Esto supone un notable aumento de la responsabilidad de la base valenciana en caso de un conflicto armado global, cuya posibilidad se contempla en el peor de los escenarios tras la invasión rusa de Ucrania.

Desde el 19 de mayo, los militares españoles y de los países aliados están llevando a cabo un ejercicio de despliegue en las instalaciones de la base militar Jaime I para probar y mejorar la capacidad de respuesta del cuartel general, así como la activación y eficacia de sus puestos de mando.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios