Borrar
Brian Albacete, Brianeitor, en un fotograma del documental.
Brianeitor: «Siempre me he considerado una persona normal»

Brianeitor: «Siempre me he considerado una persona normal»

El 'streamer' Brian Albacete, con más de dos millones de seguidores, estrena 'La vida de Brianeitor', un documental que narra su día a día

Iker Cortés

Madrid

Sábado, 14 de octubre 2023, 00:03

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Cuenta Brian Albacete (Almería, 2002) que si uno echa un vistazo a las fotografías que le hicieron cuando era tan solo un bebé parece «una persona normal, un niño sin discapacidad». Y realmente así era porque, pese a las dificultades con las que llegó al mundo, los médicos no detectaron nada anómalo en el pequeño Brian. La cruda realidad se presentaría después.

A los seis meses dejó de mover las piernas y tras visitar a varios especialistas llegó el fatídico diagnóstico: «Tengo atrofia muscular degenerativa con espina bífida. Los músculos de los huesos se van atrofiando, poco a poco, hasta que ya no los puedes mover», relata en 'La vida de Brianeitor', un documental dirigido por Álvaro Longoria que acaba de llegar a las salas de cine y sigue los pasos del protagonista de 'Campeonex' que sigue la vida de un 'gamer' y 'streamer' que cuenta ya con más de dos millones de seguidores.

Noticia relacionada

Buena parte de su experiencia y su actitud positiva están recogidas en la película de Javier Fesser, a la que llegó casi al final del proceso, a una semana o dos del rodaje y «sin saber nada» porque el guion se estaba reescribiendo. «Tenía mucha inseguridad por no saber actuar y de no servir para el papel pero gracias a la ayuda de Javi y de las 'coach' he aprendido muchísimo. Gracias a ellos y a mi actitud de no rendirme, lo he podido conseguir», contaba durante la presentación del filme.

La de Longoria es una película distinta, pegada a su realidad vital, en la que, además de conocer la historia de este veinteañero, asistimos a las dificultades que encara día a día, se nos muestra su relación con los videojuegos, sus amistades e incluso acudimos a una de sus divertidas reuniones familiares. Por regalar se nos regala hasta un diccionario para 'boomers'. Todo ello con una estética que a menudo recuerda a la que cualquier 'streamer' aplica a sus directos en Twitch.

Y sí, también se habla de dependencia y de sufrimiento. Varias veces ha estado Brian a punto de morir. «Si Dios no me ha llevado ya, es porque tengo que hacer algo grande», cuenta su padre, Paco, que le llegó a decir. Seis meses después Brian se convertía en un reconocido 'influencer', campeón de 'Fall Guys', un videojuego multijugador de superar pruebas similar a 'Humor amarillo', que se codeaba con Ibai Llanos y podía mirar de tu a tu a dos de sus ídolos, IlloJuan y The Grefg.

Gracias a la tecnología

«Es que siempre me he considerado una persona normal. Nunca he dicho soy diferente por esto o por esto otro», apuntala. En este sentido, la tecnología ha sido clave. «No solo me ha salvado la vida, sino que ha hecho que viva más porque sin tecnología no podría, literalmente, respirar», explica. Es cierto, varias veces se detiene el documental porque el respirador se ha descargado totalmente. Pero es que además la tecnología también le ha dado todo un mundo de entretenimiento y posibilidades. «Sin ella, no sabría qué hacer. Estoy las 24 horas al día pegado a un ordenador o al teléfono. Y luego está la silla sin la que no me podría mover».

Su pasión por los videojuegos le viene de cuando tenía tan solo tres o cuatro años y recibió una consola Vtech de Winnie The Poh. «Fue la primera que tuve y me parecía increíble. Tengo un recuerdo muy bonito», comenta. Luego vinieron los distintos modelos de PlayStation y, finalmente, el salto al PC, justo cuando presionar los botones del 'pad' se le hacía cada vez más difícil. Un camino, este, en el que aún queda mucho por recorrer: «Hay muchos juegos a los que no puedo jugar por no ser accesibles, así que imagínate».

tres fotogramas del documental.
Imagen principal - tres fotogramas del documental.
Imagen secundaria 1 - tres fotogramas del documental.
Imagen secundaria 2 - tres fotogramas del documental.

Y en ese momento comenzó a hacer directos y a narrar sus partidas, hubiera cero o cien espectadores. A juzgar por el documental da la sensación de que siempre tuvo claro que podría hacerse un hueco en el mundo del 'streaming'. «La verdad es que tengo mucha confianza en mí mismo. Me veo capaz de hacer todo lo que me proponga», asegura.

Brianeitor, como se le conoce en redes, aún no ha asimilado que él mismo se ha convertido en un referente para millones de chavales. «Es flipante», sostiene. Y aunque es consciente de que debe tener cuidado con lo que dice porque puede influenciar a los chavales, « yo mido poco mis palabras, soy muy natural».

Más allá de sus problemas de salud, la vida de Brian no ha sido fácil, a los pocos días de nacer, murió su madre. Por eso sorprende la actitud tan positiva con la que afronta la vida. «Yo creo que es algo que viene de mi padre porque me ha educado de una forma en la que me ha dado mucha libertad, nunca me ha tenido entre algodones, siempre he vivido la libertad como una persona normal y eso me ha hecho forjar esta actitud y este carácter», afirma.

Sobre su participación en 'Campeonex', una película que ha superado los 1,6 millones de espectadores, dice que ha sido «una de las mejores experiencias de mi vida y estoy superorgulloso y superfeliz de ser otro campeón más». Varias veces se ha enamorado Brian, que reconoce que le encantaría formar una familia, «aunque lo veo difícil», pero asegura que ahora mismo es «superfeliz. Yo he cumplido ya mi sueño ahora lo que me queda es vivir y disfrutar y seguir para adelante y que venga lo que tenga que venir».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios