Borrar
Gene Wilder, en 'El jovencito Frankenstein'.
Con la J: 'El jovencito Frankenstein': Humor demencial

Con la J: 'El jovencito Frankenstein': Humor demencial

Comedias de la A a la Z ·

El mejor exponente de humor demencial se encuentra disponible en Movistar Plus+ y HBO Max

Boquerini .

Martes, 29 de agosto 2023, 10:38

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

De todas las comedias paródicas firmadas por Mel Brooks como director o productor ('Los productores', 'El misterio de las 12 sillas', 'Sillas de montar calientes´, 'La loca historia de las galaxias', '¡Que asco de vida!', 'Las locas locas aventuras de Robin Hood', 'Máxima ansiedad', 'Soy o no soy' o 'La loca historia del mundo', de la que ahora, a punto de cumplir 97 años, está últimando una secuela…), es 'El jovencito Frankenstein' la más genial de todas y sigue conservando toda la frescura del primer día, cuando se estrenó en 1974. El mejor exponente de humor demencial que se encuentra disponible en Movistar Plus+ y HBO Max.

Brooks es uno de los grandes cómicos del siglo XX. Su humor típicamente judío es determinante en su mirada del mundo. Comenzó su carrera como cómico y escritor en programa de variedades 'Your Show of Shows' de Sid Caesar de 1950 a 1954 junto a Woody Allen, Neil Simon o Larry Gelbart, pero su primer éxito fue como creador de una serie televisiva que permanece en la memoria de todos a lo largo del tiempo, 'El Superagente 86'y hoy es uno de los 18 artistas en ganar el EGOT, que incluye un premio Emmy, un premio Grammy, un premio Oscar y un premio Tony. Pero Brooks también posee un lado 'serio', cabe recordar que fue el productor de 'El hombre elefante', que consagró a David Lynch. Brooks, que estuvo casado con la actriz Anne Bancroft desde 1964 hasta la muerte de esta en 2005. Tiene un hijo, Max Brooks, actor y escritor, que sigue sus pasos.

Parodia de los éxitos de terror de la Universal

Durante años trabajó siempre con los actores Marty Feldman y Gene Wilder, que sería coguionista de 'El jovencito Frankenstein'. Desde sus inicios como cómico, Brooks siempre tuvo en mente hacer una parodia de los éxitos de terror de la Universal en los años 30, pero el proyecto se complicaba por el deseo de Brooks de hacer la parodia en blanco y negro, como aquellas películas y con toques del expresionismo alemán. Finalmente se decanta por dos, 'El doctor Frankenstein' y 'La novia de Frankenstein', ambas firmadas por James Whale. Con un reparto integrado por Gene Wilder, Peter Boyle, Marty Feldman, Madeline Kahn, Cloris Leachman, Teri Garro Kenneth Mars, 'El jovencito Frankenstein' incia su rodaje en 1974, tras meses de preproducción en 1973.

El guion lo firmaron Mel Brooks y Gene Wilder, libremente inspirado en la novela de Mary Shelley, en muchas escenas de los dos Frankenstein de Whale y en otros éxitos del expresionismo alemán como las películas de terror de Murnau y Fritz Lang: El profesor Frederick Fronkonsteen (Gene Wilder), nieto del doctor Frankenstein, da clases en una escuela médica americana de EE.UU. que instruye a sus estudiantes en el sistema nervioso central. Un estudiante le pregunta por el trabajo de su abuelo, Víctor Frankenstein. El profesor Fronkonsteen insiste enojadamente que su nombre auténtico es Fronk-en-steen tal y como lo pronuncia, y que nunca estuvo de acuerdo con los trabajos de su antecesor. Además, prefiere que le llamen Fronkosteen para evitar comparaciones. Cuando le comunican que su abuelo, el barón Dr. Frankenstein ha fallecido y que le ha donado una propiedad en Transilvania, Fronkonsteen dice adiós a su novia Elizabeth (Madeline Kahn) y se va a Transilvania, en Europa, para hacerse cargo de la herencia. Al llegar, es recibido en la estación por Igor (Marty Feldman), un misterioso criado con una enorme joroba. Igor le descubre que el antiguo laboratorio sigue en pie. Conoce a su nueva y atractiva auxiliar, Inga (Teri Garr), junto con los sirvientes de la casa: la enigmática ama de llaves Frau Blücher (Cloris Leachman) - que inspira terror a los caballos cada vez que se pronuncia su nombre, y que fue amante del difunto Barón - y el propio Igor.

Los tres colaboran con Frederick para encontrar los diarios privados de su abuelo e, inspirado por ellos, donde se explica paso a paso como devolverle la vida a un cadáver, decide proseguir con las investigaciones. Ayudado por Igor, Frederick decidirá llevar a cabo la resurrección de un cuerpo desmesurado con un cerebro privilegiado. Pero Igor, cometerá un terrible error cuando roba por equivocación un cerebro de un subnormal. Sin embargo, desconociendo lo sucedido, Frederick seguirá adelante con su cometido y, tras varios trasplantes, conseguirá dar vida al cuerpo muerto de un hombre (Peter Boyle) que se escapa del laboratorio y del castillo.

Imagen de 'El jovencito Frankenstein'. RC

Mientras vaga por el campo, el monstruo tiene sendos encuentros con una niña y un ermitaño ciego (Gene Hackman) que parodian directamente escenas de las películas originales de 'El doctor Frankenstein' y 'La novia de Frankenstein'. Mientras tanto, la gente del pueblo se prepara para un motín contra Frederick por haber continuado los trabajos de su abuelo. Este motín está alentado en parte por el inspector jefe Hans Wilhelm Frederick Kemp, que tiene un acento tan cerrado que ni sus propios paisanos pueden entenderle y además posee un brazo de madera articulado y extremadamente chirriante resultado de su anterior enfrentamiento al monstruo. Tan pronto como la turba se acerca al castillo de Frankenstein, éste decide transferir algo de su intelecto al monstruo. Debido a esto, se vuelve capaz de razonar y consigue aplacar a la multitud. La película acaba felizmente con Elizabeth casándose con el (ex) monstruo (cada encuentro sexual finaliza cantando a viva voz «Oh dulce misterio de la juventud al fin te hallé» (parodiando a Jeanette MacDonald) e Inga, encantada, descubre que su nuevo marido Frederick también intercambió ciertas interesantes partes de su anatomía con el monstruo.

Cuando Mel Brooks estaba preparando la película, se enteró que Ken Strickfaden, quien había fabricado la elaborada maquinaria eléctrica para las secuencias de laboratorio en las películas de James Whale, todavía estaba vivo y residía en el área de Los Ángeles. Brooks visitó Strickfaden y descubrió que había almacenado todo el equipo en su garaje. Brooks hizo un trato para alquilar el equipo e incluyó a Strickfaden en los créditos del filme +, algo que nunca tuvo por las películas de James Whale.

Rodar al menos 15 tomas

Se cuenta que Gene Wilder era tan malo aguantándose la risa que tenían que rodar al menos 15 tomas para que se acostumbrase al chiste y consiguiese aguantarse la carcajada. Una vez que lo conseguía, sin embargo, no tenía rival. Muestra total de que la mejor actuación cómica es la que se tomaba muy en serio a su personaje, pura elegancia disparatada. Desde su primera aparición Marty Feldman se hizo el dueño de la película. Pero la encarnación de Feldman va mucho más allá del humor físico. Además de esa joroba que se mueve de lugar (un añadido al guion porque el actor siempre la estaba moviendo de sitio), es el amaneramiento de sus diálogos, las miradas y gestos y, especialmente, la profunda extrañeza de su interpretación cómica lo que hace de su personaje el más inolvidable de la película. Teri Garr había realizado una prueba para interpretar a Elizabeth pero Madeleine Kahn cambió de papel en el último momento y Brooks la llamó para saber si estaría interesada en hacer un personaje con acento alemán. Cuentan que Garr le respondió «Vell, yes, I could do zee German ackzent tomorrow, I could come back zis afternoon». Su personaje de atractiva, torpe y simplona ayudante es uno de los más simpáticos de la cinta, sobre todo en el desenlace, cuando descubre que es lo que Fronkosteen ha heredado del monstruo y es la que acaba cantando.

Además el filme contó con un cameo de altura, Gene Hackman como el ermitaño ciego inspirado en el de 'La novia de Frankenstein'. El actor era amigo de Brooks y le hacía ilusión aparecer en la película. Una buena barba, algo de maquillaje y encontrarse en una película en la que lo ridículo no desentonaba precisamente, hacen que sea difícil descubrirle. Tanto él como Garr (Inga) habían ganado la Palma de Oro ese año por otra película muy distinta, 'La conversación' de Francis Ford Coppola. 'El jovencito Frankenstein' tiene varios gags memorables que no han perdido su fuerza, enmarcados en un ambiente gótico en el mejor estilo de los clásicos de terror.

La película ese estrenó en Estados Unidos el 15 de diciembre de 1974 y fue un éxito inmediato. Fue nominada al Oscar al mejor guion adaptado y al mejor sonido. A España llegaría el 9 de mayo de 1975. En 2003 fue calificada como «culturalmente significativa» por el National Film Preservation Board (Comité Nacional de Preservación de Películas) de Estados Unidos y elegida para su conservación en el National Film Registry de la biblioteca del Congreso de Estados Unidos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios