Borrar
Enric Auquer y María Rodríguez Soto dan vida a la pareja protagonista de 'Mamífera'.
'Mamífera': No quiero ser madre, ¿pasa algo?

'Mamífera': No quiero ser madre, ¿pasa algo?

La película de Liliana Torres explora con humor y sensibilidad los miedos y la presión social que siente una mujer que se queda embarazada, pero nunca ha querido ser madre

Jueves, 25 de abril 2024, 16:46

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

«¿Tú crees que se puede ser una familia sin hijos?», pregunta la protagonista de 'Mamífera' a su madre. Las mujeres de generaciones anteriores quizás no se planteaban la cuestión: se daba por hecho que estaban destinadas a criar hijos. «¿Te has preguntado alguna vez como hubiera sido tu vida de no habernos tenido?», prosigue el interrogatorio. «Muchísimas veces», sorprende la madre.

'Mamífera' explora no tanto el deseo de tener hijos, sino el convencimiento de no tenerlos. El tercer largometraje de la directora barcelonesa Liliana Torres (Vic, 1980), hablado en catalán, se atreve con valentía a explorar los sentimientos de una mujer que siempre ha tenido claro que ser madre no entraba en sus planes. Hasta que se queda embarazada y tiene tres días para pensárselo antes de abortar (tras la reforma de la ley del solo sí es sí ya no son necesarios).

Tráiler de 'Mamífera'.

María Rodríguez Soto, cuyo embarazo real fue aprovechado en el rodaje de 'Los días que vendrán' (2019), encarna a la protagonista de 'Mamífera'. Una mujer que se aproxima a la cuarentena y que disfruta de estabilidad junto a su pareja (Enric Auquer), del que se enamoró cuando era un hippy con rastas. Viven de alquiler en un piso modesto y cuidan de un perro viejo y ciego. Profesora de arte, recoge revistas que encuentra por la calle para recortar sus páginas y elaborar collages. Juegan a ser padres cuando cuidan de sus sobrinos.

Su vida se pone patas arriba cuando el médico le descubre por sorpresa que está embarazada de diez semanas. Tiene claro que quiere abortar, pero no contaba con que su chico se ilusionara con la idea de ser padre. Durante los tres días de reflexión que la sanidad pública establecía antes de interrumpir el embarazo de manera voluntaria, Lola visita a su madre y a un par de amigas. Una de ellas sueña con tener un hijo, ha recurrido a todas las técnicas posibles de fecundación in vitro y ha montado en casa el cuarto del bebé antes de tenerlo. Otra es madre soltera, vive de prestado en un piso de protección oficial y hace mucho que aparcó los sueños salvajes de la juventud.

Un prodigio de naturalidad

'Mamífera', en los cines desde el 26 de abril, desbarata de manera inteligente y con humor las expectativas del espectador, que ha visto muchas comedias amables sobre las ansias de la maternidad. Liliana Torres abordó en sus películas anteriores, 'Family Tour' y '¿Qué hicimos mal?', los conflictos familiares y de pareja. Ahora un embarazo inesperado le sirve para denunciar desde la cotidianidad y sin engolar la voz la presión social que sufren las mujeres que no han sido madres al llegar a cierta edad, el estigma y los estereotipos que siguen pesando sobre quien no ha tenido hijos y parece obligada a dar explicaciones por ello.

Marís Rodríguez Soto y Enric Auquer.

«Tenía 25 años cuando mi madre me dijo por sorpresa: 'No tengas hijos, disfruta de la vida'. La frase me marcó. ¿Era mi madre una madre arrepentida? Esa fue la semilla que sembró mis dudas sobre la maternidad», rememora la directora. «Se ha hablado poco hasta ahora de lo que significa para las mujeres llegar a los 40 sin hijos. Especialmente para aquellas que tienen la posibilidad de tenerlos pero no quieren. La sociedad, aunque esté abierta a nuevos modelos parentales, todavía no cuestiona que los hijos e hijas sean el centro de la familia. Las mujeres sin hijos son relegadas a tópicos baratos, victimizantes y limitantes: soltera, antinatural, egoísta...».

El alma de 'Mamífera', que en ocasiones peca de reiterativa y didáctica, es María Rodríguez Soto, que inunda de humanidad y verdad su personaje. Ganadora del premio a mejor actriz en el Festival South by Southwest de Texas, donde el aborto es ilegal, transmite las dudas y miedos de una mujer que, pese a todo, conserva la determinación para mantenerse firme en su deseo de ser madre. Enric Auquer también resulta un prodigio de naturalidad en la piel de un tipo adorable, que sabe que sería un padre estupendo. Sobran las escenas oníricas realizadas con 'collages', que remarcan los temores de la protagonista.

«He ido descubriendo que no quiero tener hijos», confiesa Liliana Torres. «Me gustaría que 'Mamífera' sirviera como espejo para otras mujeres que han decidido no ser madres y se sienten incomprendidas».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios