Borrar
Urgente Siete afectados, entre ellos un bebé de un mes, en el incendio de un edificio de Salamanca
Víctor Erice en el rodaje de 'Cerrar los ojos'. Manolo Pavón
Víctor Erice justifica su plantón a Cannes por la falta de diálogo con su director

Víctor Erice justifica su plantón a Cannes por la falta de diálogo con su director

El director vasco afirma que Thierry Frémaux miente cuando dice que 'Cerrar los ojos' no estuvo terminada a tiempo para ir a competición y que la falta de una respuesta le impidió valorar otras alternativas para el filme

Miércoles, 24 de mayo 2023, 16:48

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Este periodista consiguió hace unos años, tras remover cielo y tierra, entrevistar a Víctor Erice. El esfuerzo mereció la pena, porque en cada respuesta había varios titulares. «Soy un cineasta superviviente de un tiempo que ha desaparecido», decía ya en 2004 el director de Carranza, que exigió leer la entrevista antes de que apareciera en el periódico. Condicionó su publicación a que se retocaran algunas de sus declaraciones, retoques nimios como cambiar un «pero» por un «aunque».

Valga la digresión para demostrar el carácter meticuloso y exigente del Salinger del cine español, que ha dado plantón al Festival de Cannes, donde 'Cerrar los ojos', su primer largometraje en 31 años, ha arrebatado a la crítica internacional. El actor Manolo Solo, protagonista del filme, confirmaba en alguna entrevista el carácter del genio: «Trabajar con Erice no siempre fue fácil, sus formas son toscas y no intenta disimular». El director ha explicado los motivos de su ausencia en una carta abierta enviada a El País. La falta de comunicación con el director artístico del certamen, el todopoderoso Thierry Frémaux, le llevó a tomar esa controvertida decisión.

'Cerrar los ojos' fue programada incomprensiblemente en la sección no competitiva Cannes Première y no en la oficial, por lo que no puede aspirar a la Palma de Oro, un galardón que hubiera conseguido fácilmente tras el entusiasta recibimiento del filme. Erice echa de menos un diálogo con el festival, que le hubiera permitido valorar otras opciones. El director ya comunicó a Frèmaux el pasado 28 de abril que no iba a pisar la Croisette. Afirma que el capo de Cannes miente al decir que la cuarta película del director en sesenta años de carrera se remató hace unos días, por lo que el comité de selección no pudo verla a tiempo.

Manolo Solo en 'Cerrar los ojos'
Manolo Solo en 'Cerrar los ojos'

El autor de 'El espíritu de la colmena' sostiene que en Cannes ya contaban con una copia de 'Cerrar los ojos' el 24 de marzo. Por tanto, es falso que no figure en competición al no haber estado terminada a tiempo. «Puede que más de uno se pregunte: si la película estaba lista para ser proyectada en Cannes Première, ¿por qué no lo estaba para ser presentada a competición?», inquiere el realizador.

Erice aguardó durante dos meses a que Cannes le dijera si competía o no. En ese tiempo, la Quincena de Realizadores, una sección paralela del certamen, le ofreció inaugurarla con 'Cerrar los ojos', un honor que han disfrutado cineastas como Francis Ford Coppola. También cabía que la cinta compitiera en los festivales de Locarno o Venecia, pero no se pudo tomar ninguna decición a la espera de la respuesta del director artístico de Cannes. «En ese tiempo de espera, Frémaux nunca dio señales de vida. El comité de la Quincena mantuvo su ofrecimiento durante semanas, hasta agotar el tiempo de sus protocolos».

El realizador vasco asegura que se enteró del destino final de 'Cerrar los ojos' por la rueda de prensa del 13 de abril. «Lo que me movió entonces poco tiene que ver con una reacción de protesta o rechazo al no haber sido incluida mi película en la competición», matiza. «Nada más lejos de mis intenciones que reclamar, como algo obligado, un puesto en dicha selección. Entre otras cosas porque cabe dentro de lo posible que el comité haya considerado que no reunía los méritos suficientes para figurar en la misma».

Erice quiere dejar claro que los motivos de su ausencia han sido la falta «de diálogo y de consulta» con Thierry Frémaux, al que conoce desde hace tiempo. «Es decir, la consideración del otro. Es justamente lo que he echado de menos en su relación conmigo. Y no para que me concediera un favor o un privilegio, sino para que me diera la oportunidad de valorar y elegir entre las otras alternativas que 'Cerrar los ojos' tenía».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios