Borrar
'Naatu Naatu' convirtió Hollywood en Bollywood. Reuters
Y Hollywood se convirtió en Bollywood

Y Hollywood se convirtió en Bollywood

La poderosa interpretación de 'Naatu Naatu', de la película 'RRR', pone en pie al teatro Dolby en una gala más bien tibia en lo musical

Iker Cortés

Madrid

Lunes, 13 de marzo 2023, 09:49

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Casi nada estuvo bien en el apartado musical de la gala. Es cierto que el grueso de los temas de este año nominados a mejor canción no era gran cosa y que las melodías adolecían de cierta falta de inspiración, pero es que la forma en la que sus artistas las defendieron sobre el escenario del teatro Dolby pecó de tibia.

Y eso que la cosa no empezó mal. Sofía Carson se lanzó a cantar 'Applause', acompañada por la compositora del tema, Diane Warren, para la película 'Tell it Like a Woman'. Consciente de que esta noche la compositora tampoco se iba a llevar la estatuilla -es la decimocuarta vez que se va de vacío, a pesar de que el pasado 19 de noviembre fue reconocida con un Oscar honorífico-, Carson se entregó en cuerpo y alma con una actuación sobria pero rotunda.

Luego llegó el desastre. David Byrne y Stephanie Hsu interpretaron 'This is a Life', canción presente en la multioscarizada -ya se puede decir- 'Todo a la vez en todas partes'. La puesta en escena era divertida y un puntito atrevida, con los dedos de Byrne prolongados con salchichas, como en la cinta de artes marciales, multiversos y locura. Pero entre que al de los Talking Heads se le oía más bien poco, que Stephanie Hsu desafinaba de lo lindo y que la canción es un poco espanto, pues uno no quería más que se lo llevaran a otra realidad.

Stephanie Hsu y David Byrne. Efe

La gran actuación de la noche y el merecido Oscar a mejor canción fue para 'Naatu Naatu' de Kala Bhairava, M. M. Keeravani & Rahul Sipligunj, para la banda sonora de 'RRR'. La actuación, con un cuerpo de baile espectacular y poderoso, convirtió el teatro Dolby en el escenario de una película de Bollywood. No fue una sorpresa porque ya había triunfado en los Globos de Oro, pero sí demostró que salirse de la balada a veces tiene sus recompensas.

La Lady Gaga más desnuda

La velada aún tenía reservado un momento muy especial. Se había rumoreado que, pese a estar nominada, Lady Gaga no iba a acudir a la ceremonia. Por eso la sorpresa fue mayúscula cuando se dejó ver en la alfombra color champán y, hacia la mitad de la gala, apareció sobre las tablas. La propia artista presentó su canción, 'Hold my Hand', compuesta junto a BloodPop, para 'Top Gun: Maverick'.

Explicó las razones que la llevaron a escribir el tema delante de toda la audiencia. «Todos necesitamos amor y a veces necesitamos un héroe, pero ese héroe está dentro de nosotros», contó. Los primerísimos planos de la realización iban descubriendo a una Lady Gaga distinta a la que minutos antes se había dejado fotografiar por las cámaras. Sentada en un taburete, con la cara recién lavada, sin apenas rastro de maquillaje y en camiseta.

Lady Gaga, durante la actuación. Reuters

Fue su manera de sorprender al público y a los espectadores, con una actuación de corte más íntimo -piano, bajo, batería y guitarra- que sacó brillo de una canción más bien mediocre. Su interpretación ponía al teatro en pie, pero no tanto por la canción sino porque justo cuando acababa, en la inmensa pantalla podía leerse 'En memoria de Tony Scott', sobre una imagen del cineasta durante el rodaje de 'Top Gun'.

Por su parte, Rihanna, embarazadísima, apostaba por una actuación mucho más compleja, llena de instrumentos de cuerda y coristas para interpretar 'Lift Me Up', la pieza con la que 'Black Panther: Wakanda Forever' homenajea a Chadwick Boseman, el protagonista de la primera entrega, fallecido en agosto de 2020 a consecuencia de un cáncer de colon.

La noche tuvo una actuación más. La presentó John Travolta, con el rostro empapado en lágrimas y la voz quebrada, quizá porque su corazón y su cabeza estaban con Olivia Newton-John y Kirstie Alley. Ambas habían sido sus parejas cinematográficas en 'Grease' o 'Mira quien habla', ambas fallecieron el pasado año. Lenny Kravitz interpretó una sentida 'Calling All Angels'. Apenas un bajo, un piano, una base rítmica y su voz bastaron para despedir y rendir homenaje a quienes se fueron el pasado año.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios