Borrar
Cartel de se busca camarero' en un bar de Salamanca. SH
Los 21.000 camareros que no bastan a los restaurantes y bares de Salamanca: «Todos necesitamos gente»

Los 21.000 camareros que no bastan a los restaurantes y bares de Salamanca: «Todos necesitamos gente»

La hostelería vuelve a liderar el empleo y marca su máximo de contratos para servir barras y mesas tras la pandemia, pero los carteles de 'se necesita' no desaparecen de las puertas

Félix Oliva

Salamanca

Jueves, 1 de febrero 2024, 08:13

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Con más de 2.500 bares y restaurantes, un millar de ellos en la capital, la hostelería es uno de los motores del empleo en Salamanca y eso se nota en las contrataciones. Durante 2023 los trabajos vinculados al sector coparon buena parte de los más contratados en la provincia, empezando por el número 1, el de camarero. Sin embargo, ni siquiera miles de contratos sacian las necesidades de los establecimientos de hostelería.

Según los datos del Ecyl, durante 2023 se firmaron en Salamanca cerca de 100.000 contratos al cabo del año. De ellos, cerca de la mitad fueron para empleos que tienen que ver con el sector servicios y, en concreto, la hostelería; es el caso de limpieza de hoteles, cocineros y ayudantes y comerciantes. Y una cuarta parte fueron para un trabajo en concreto que es la estrella del empleo en Salamanca: los camareros.

Durante el último ejercicio, el Ecyl ha registrado 21.795 contratos para el puesto concreto de camarero. La cifra es la más alta desde que terminó la pandemia y se alcanza a base de uno de los mejores trimestres de los últimos años. En el segundo, que incluye la Semana Santa y la aproximación al verano, se hicieron 6.337 contratos de camarero, la cifra trimestral más alta desde junio-septiembre de 2019. Y que es equiparable a los mejores tiempos, cuando en 2018 se rozaron los 9.000 contratos de camareros.

Desde el propio sector, se entiende que la cifra, por muy alta que parezca, es insuficiente. Son más de 200 contratos al día para atender la actividad de cerca de 2.500 bares y restaurantes de toda la provincia, un millar de ellos en la capital.

Este año, la cifra final de los contratos que se hacen tiene que ver con un nuevo marco legal, el de los fijos discontinuos. Antes, un mismo trabajador podía tener varios contratos a lo largo del año, pero ahora se puede contratar con la figura del fijo discontinuo, que es un contrato fijo que se puede activar o desactivar a lo largo del año.

Profesiones más contratadas

Con todo, la ciudad no ha llegado a su límite de capacidad turística. Aunque tiene que vigilar los problemas habituales, como la gentrificación o los problemas de vivienda, y algunos propios como el aumento del ruido o la falta de relevo generacional en los barrios del centro, el sector turístico parece que no tiene límite tras su mejor año de turistas en la capital. De ahí que siga habiendo problemas para conseguir trabajadores.

Fuentes del sector aseguran que «todos necesitamos más personal» y que por eso no desaparecen los carteles de 'se necesita camarero'. Y algo similar ocurre con los contratos que más rotación tienen, que son los de especialidades del sector como cocinero o limpieza de hoteles y oficinas.

Estas actividades copan los primeros puestos y son las que más continuidad tienen en la contratación: todas aparecen en la lista de cada uno de los trimestres de 2023.

Fuera de ahí, los empleos más contratados son los peones de industria con más de 3.000 contratos y los monitores de actividades con más de 2.600 contratos al cabo del año. Por debajo aparecen los matarifes, fundamentales en una provincia con industria cárnica y muchas matanzas tradicionales; los compositores de música; y los peones de construcción y albañiles.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios