Borrar
Álex Álvarez, CEO de FlyBy, en la imagen del círculo. Al fondo una aeronave de su escuela. ÁMC
De Burgos a Salamanca tras llevar el aeropuerto de Villafría a su máxima capacidad operativa

De Burgos a Salamanca tras llevar el aeropuerto de Villafría a su máxima capacidad operativa

Álex Álvarez, CEO de FlyBy, reconocía días atrás en una jornada de Hubers que la compañía estaba buscando una segunda sede de operaciones

Viernes, 16 de diciembre 2022, 21:49

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El crecimiento sostenido que lleva viviendo la escuela de formación aeronáutica FlyBy ha llevado al aeropuerto de Burgos a su «máxima capacidad operativa», tal y como reconocía días atrás el propio CEO de la compañía, Álex Álvarez, en el seno de una jornada del foro Hubers en la que ya dejó entrever la inminente puesta en marcha de una segunda base de operaciones que complementara al aeropuerto burgalés. Finalmente, la empresa ha alcanzado un acuerdo de adquisición de la escuela de pilotos salmantina Adventia, donde se prevé que comience a operar en breve.

En este sentido, el propio Álvarez insistía en que los responsables de la empresa, que llegó a Burgos en 2019 procedente de León, están «encantados» en el aeropuerto de Villafría, pero la escuela tiene una «necesidad imperiosa de espacio» que el aeródromo burgalés ya no puede ofrecer para dar cumplida cuenta de sus planes de crecimiento.

Unos planes de crecimiento que pasan por tres ejes: consolidar la oferta formativa de pilotos en Burgos a través del grado compartido con la UBU, poner en marcha una oferta de formación de mecánicos en 2023 y, ya en 2025, comenzar a ofrecer formación para controladores. La idea, según explicaba en el foro Hubers Álvarez, que por el momento no ha querido hacer declaraciones a respecto de la adquisición de Adventia, pasa por ir «poco a poco».

Lo que está claro es que, toda esa oferta lectiva, no cabe en Burgos. Sólo este año se han inscrito en la escuela de pilotos un total de 250 alumnos de 89 países diferentes y, de cara al próximo ejercicio, ya cuentan con varias decenas más. Para formarles, FlyBy ha ido ocupando la práctica totalidad de los espacios disponibles en las instalaciones de Villafría, donde también descansan las 21 aeronaves con las que cuenta actualmente su flota, que se verá incrementada en los próximos meses con otras nuevas.

Y todo ello, en poco más de siete años de existencia. Álvarez, ingeniero de formación y con experiencia internacional en diferentes sectores económicos, asumió en 2015 las riendas de la compañía, creada en 2008 en Bilbao y que entonces se encontraba en una posición muy comprometida. Su primera decisión, al margen de cambiar parte del modelo de negocio, fue trasladar la escuela al aeropuerto de la Virgen del Camino de León, un lugar mucho más apropiado para su actividad que el de Loiu por contar con una meteorología más adecuada y un espacio aéreo descongestionado.

Sin embargo, en 2019, y tras desavenencias con el aeropuerto leonés, FlyBy recaló en Burgos, donde no ha hecho sino crecer desde entonces hasta prácticamente topar toda la actividad del aeropuerto de Burgos. Y ahora, la apuesta pasa también por Salamanca.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios