Borrar
Coche fúnebre con uno de los cuerpos y paso del féretro por Salamanca. EFE/JMGarcía

El cadáver de uno de los guardias civiles muertos en Barbate, escoltado por Salamanca camino de Pamplona

El cortejo que llevaba el féretro a su unidad ha sido acompañado con aplausos y saludado por otros miembros del instituto armado

Félix Oliva

Salamanca

Domingo, 11 de febrero 2024, 01:06

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El cortejo que acompaña a uno de los dos guardias civiles muertos tras ser atropellados por una narcolancha en Barbate ha pasado esta madrugada por Salamanca camino de Pamplona, donde está la bas de su unidad. En concreto, se trata de David Pérez, un guardia civil de 43 años con dos hijos que estaba destinado en el Grupo de Acción Rápida (GAR), cuya base se encuentra en la Comandancia de la Guardia Civil de Navarra.

La comitiva, formada por varios vehículos, ha recorrido de Sur a Norte el país para devolver al agente a su unidad, aunque era originario de Barcelona. Tenía también lazos familiares en León y será enterrado allí, en Nogarejas, como informa Leonoticias. Su paso por Salamanca se ha producido por la rotonda de conexión de autovías en Buenos Aires, donde ha llegado acompañado por varios vehículos del cuerpo. Allí esperaban coches de la Policía Local y la Policía Nacional.

Los dos agentes fallecidos, David Pérez y Miguel Ángel González, murieron al ser embestidos por una narcolancha de 14 metros cuando ellos iban en una pequeña lancha neumática tipo Zodiac.

En el caso de Pérez, ha sido escoltado desde Barbate por miembros del GAR y de la agrupación de tráfico. A su paso gran número de miembros del instituto armado han saludo a la comitiva, también en Salamanca, por donde ha transitado en torno a la medianoche. González era natural de San Fernando, en la provincia de Cádiz.

El suceso tuvo lugar el viernes por la noche. El instituto armado indicó que los agentes habían establecido un dispositivo en el puerto para identificar a los ocupantes «de varias embarcaciones de alta velocidad». En el momento en que la patrullera del GEAS, ocupada por seis agentes, se acercó, fue embestida «bruscamente» por una de ellas.

Ocho detenidos

La Guardia Civil ha detenido a ocho personas en las últimas horas dentro del dispositivo que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado han desplegado para identificar y detener a los implicados en el suceso. Tres de los detenidos, españoles de 21, 24 y 28 años de edad y con antecedentes por tráfico de drogas, atentado a agente autoridad, lesiones, delitos contra el patrimonio y blanqueo, iban en la narcolancha que pasó por encima de los agentes.

Mientras, otros dos detenidos, de 34 y 54 años, con antecedentes por tráfico de drogas y contrabando y también españoles, eran los encargados de recoger a los tripulantes de la embarcación. Los últimos tres arrestos eran tripulantes de la lancha y trataron de esconderse en el monte.

Jaleados por varias personas

En redes sociales circulaban varios vídeos donde se puede observar la persecución de una embarcación de la Guardia Civil que trata de dar alcance a varias narcolanchas provistas de motores mucho más potentes. Llama la atención la impunidad con la que actúan los traficantes y también el modo en que son jaleados por los espectadores, que no muestran la más mínima empatía ni piedad con los agentes.

Dos muertes que provocaron indignación y consternación entre las asociaciones profesionales del cuerpo. Justicia para la Guardia Civil (Jucil) reclamó la dimisión del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, por ser «incapaz de resolver los graves problemas que el narcotráfico ocasiona en el sur de España». La asociación profesional recordó en un comunicado que hace apenas diez días reclamó más medios y efectivos para controlar el paso de la droga por la desembocadura del río Guadalquivir.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios