Borrar
Ciujar, Garrido Contigo, Navega y Puentelave han iniciado algunas colaboraciones. Álex López
Ciudad Jardín, Garrido y Puente Ladrillo piden a los Reyes Magos un 2024 lleno de participación vecinal

Ciudad Jardín, Garrido y Puente Ladrillo piden a los Reyes Magos un 2024 lleno de participación vecinal

Las asociaciones de vecinos de los barrios del norte de la ciudad ya trabajan juntas en algunos proyectos y consideran que crear ciudadanía y espacios de reflexión es su principal objetivo, sin olvidar las reivindicaciones

Ana Carlos

Salamanca

Domingo, 7 de enero 2024, 11:03

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El pesimismo ante la falta de iniciativa, apoyo y sucesión es común en el ámbito asociativo. Sin embargo, cuando cuatro asociaciones vecinales resaltan, en su revisión del año 2023, las iniciativas conjuntas como aspectos destacados y expresan su deseo de mantenerlas en 2024, esto refleja una señal de esperanza.

Eso es lo que transmiten Ciujar desde Ciudad Jardín, Garrido Contigo y Navega desde Garrido y Puentelave desde Puente Ladrillo. Desde los tres barrios, situados en la periferia norte de la ciudad, transmiten una sensibilidad especial a la hora de querer «hacer ciudadanía» y de colaborar con colectivos de todo tipo. De hecho ya comparten un incipiente proyecto para conseguir un corredor verde paralelo al trazado de la vía del tren. Pero, por supuesto, tampoco faltan en cada colectivo las reivindicaciones encaminadas a mejorar la calidad de vida de los vecinos.

En Ciujar hay un especial deseo por unir a todos los vecinos del barrio y de manera particular, alcanzar a los últimos que han llegado a la parte más nueva del barrio y que tienen menos vínculos con el vecindario. Justo lo contrario de lo que le pasa al presidente de la asociación, Fernando García, que lleva toda la vida viviendo en Ciudad Jardín. De hecho ahí están las raíces de cuatro generaciones de su familia: las suyas y las de su madre, su hija y sus nietos.

Fernando se muestra optimista con los avances. «Nosotros estamos relativamente contentos con cómo vamos evolucionando, hasta el cura está encantado», señala. Aunque reconoce que los logros de momento no son significativos en todos los aspectos, en estas fiestas navideñas han realizado actividades con las que han conseguido tener «el parvulario lleno y la gente emocionada».

En torno a los niños y los villancicos «sin grandes alardes» han conseguido que una celebración que en 2022 reunió a 20 personas haya triplicado su poder de convocatoria para alcanzar las 60 en 2023. «Vamos recuperando cosas sencillas», comenta ilusionado. «Nos habían llegado a convencer que la gente solo participa cuando se ofrece algo para comer, vamos degradando opinión sobre nosotros mismos». Pero en lugar de eso han preferido no rendirse, seguir haciendo cosas a paso lento, unidos y comprobar que se puede cambiar el «rumbo tan desagradable» que muchas veces se ve en una sociedad cada vez más individualista.

Sin ayudas para rehabilitar edificios al menos hasta 2026

Además de este ejemplo, el presidente de Ciujar destaca que «la unión con otros barrios es algo que va a cambiarnos la manera de pensar a todos». De esta forma recuerda la actividad de recogida de residuos y plantación de árboles junto al puente de la avenida de Torrente Ballester, en las faldas del Volcán de Garrido. «No podemos quejarnos de que no ocurren cosas, de que la gente no participa o quedarnos con la idea de que van a arrancar los árboles. Hay que salir, empezar. Y si es verdad que quitan los árboles, habrá que volver a salir hasta que ya no lo hagan».

Aterrizando en las necesidades del barrio y los deseos para 2024, hay una que tendrá que retrasarse todavía unos años más. En concreto la rehabilitación de los edificios más antiguos. La asociación de vecinos se informó de las ayudas con la intención de que se renovarán como se ha hecho en la Chinchibarra y se pusieran ascensores exteriores. Pero recibieron la mala noticia de que no volverá a haber dinero para este tipo de ayudas como mínimo hasta 2026. Más concretamente les han dicho que 26 al 29 empezarían, con lo que «toca aguantar el chaparrón, los edificios tienen 70 años, habrá que esperar 6 años más. En otras cosas podremos enfocarnos y seguir haciendo», apunta con resignación.

Hay otras cosas de las que la asociación estará pendiente el año que viene, como la residencia abandonada, el hombre que en ocasiones amenaza a los vecinos, los bancos que no están bien asentados, los aparatos «cardiosaludables» que están mal nivelados. Pero Fernando desea que en 2024 «el barrio al menos siga siendo así de tranquilo».

La nueva junta directiva de Navega lleva solo un par de años «aterrizando en una asociación en la que la mayoría son veteranos e intentando un relevo generacional, pero es difícil porque el asociacionismo no cala», afirman.

Para cambiar la tendencia han estado probando este tiempo nuevas actividades, como excursiones para hacer senderismo dirigidas a un público de todas edades. También mantienen las actividades consolidadas de la etapa anterior, como el baile de los jueves para socios más mayores. También han probado las charlas y actividades que les ofrece el Ayuntamiento de Salamanca, de temas tan variados como reciclaje, internet, plataformas, «pero no acaba de tirar».

La asociación se siente motivada por su actividad en colaboración con colectivos vecinales como Garrido Contigo y Ciujar, con quienes, entre otras acciones, participaron en la Feria de Asociaciones. Consideran fundamental establecer lazos de unión con otras organizaciones próximas y también con FEVESA, la Federación de Asociaciones de Vecinos de Salamanca, que siempre ha sido un referente.

Mejor accesibilidad hasta el centro de salud de Garrido

Como muchas de sus reivindicaciones ante el Ayuntamiento no han sido atendidas en 2023, Navega seguirá con ellas en 2024. Una es mejorar la accesibilidad hasta el centro de salud Sisinio de Castro. Personas mayores y padres empujando carritos de bebés sufren la cuesta hasta llegar al consultorio. Por eso han pedido en los presupuestos participativos y ante el consejo consultivo una escalera mecánica. No obstante, creen que la idea «no ha calado».

Sí reconocen que en 2023 al menos el Consistorio ha sido ágil en el mantenimiento de baldosas y arquetas cuando se les ha avisado. «Hay que ponerles una flor cuando se la merecen».

Algo que Navega también pide a los Reyes Magos es que el Ayuntamiento invierta más en el centro de participación «porque en otros barrios los tienen nuevos y de maravilla y este lo arreglan poco a poco pero cuesta un montón». Para empezar, la puerta no ofrece una buena accesibilidad, necesita mejor iluminación, quieren que tenga internet para que los vecinos puedan acudir a hacer trámites administrativos. En definitiva, cambios para actualizar un espacio antiguo que requiere una completa puesta al día.

Por otro lado, en coordinación con Garrido Contigo solicita que en el solar del antiguo Mercasalamanca se habilite un aparcamiento público dado que hay espacio. Señalan que se les ha dado una alternativa en un solar de la avenida de San Agustín. No ven con malos ojos que se habilite como aparcamiento, pero no es lo solicitado.

Espacio para aparcar en Garrido, rehabilitar las viviendas más antiguas de Ciudad Jardín y una sede para usar sin un horario limitado son algunas de las reivindicaciones que estos barrios incluyen en su carta a los Reyes Magos. Álex López
Imagen principal - Espacio para aparcar en Garrido, rehabilitar las viviendas más antiguas de Ciudad Jardín y una sede para usar sin un horario limitado son algunas de las reivindicaciones que estos barrios incluyen en su carta a los Reyes Magos.
Imagen secundaria 1 - Espacio para aparcar en Garrido, rehabilitar las viviendas más antiguas de Ciudad Jardín y una sede para usar sin un horario limitado son algunas de las reivindicaciones que estos barrios incluyen en su carta a los Reyes Magos.
Imagen secundaria 2 - Espacio para aparcar en Garrido, rehabilitar las viviendas más antiguas de Ciudad Jardín y una sede para usar sin un horario limitado son algunas de las reivindicaciones que estos barrios incluyen en su carta a los Reyes Magos.

Garrido Contigo tiene una idea muy clara de lo que podría suponer el antiguo solar de Mercasalamanca. Unido al corredor verde paralelo a la vía que quieren conseguir junto a Navega, Ciujar y Puentelave (a los que hay que unir otros colectivos sociales) sería un mega parque muy atractivo para el conjunto de la ciudad. Y solo un diez por ciento del espacio sería aparcamiento para compensar un poco la necesidad de espacio para los coches que tiene la zona, en la que en su día se construyó sin garajes.

Siguiendo el balance de 2023, a Garrido Contigo se le suman cosas en la lista de lo no conseguido. Por ejemplo, que el autobús llegue al centro de salud. Era algo prometido por el Ayuntamiento pero que no se ha conseguido. «Chocaba la manera en la que el Ayuntamiento lo planteó, pero ni siquiera hemos conseguido eso. Cada mes dicen que el siguiente y ha pasado más de un año. Ya no nos lo creemos».

Aunque lograron que se arreglase el muro de la Casa de la Juventud de Garrido, que estaba a punto de caerse, la asociación no ha conseguido que se habiliten como huerto o espacios para uso comunitario los terrenos paralelos a la vía del tren desde esa zona hasta el Túnel de la Radio como solicitaban.

A vueltas con los reventones

También es un logro agridulce para Garrido Contigo que se hayan cerrado las zanjas de la calle Río Agadones que llevaban siete meses terminar de reparar tras un reventón. Sin embargo, en la calle Trébol siguen los parches, ni la acera ni la calzada se han reconstruido y en el paso de cebra se producen caídas de personas con movilidad reducida, aseguran. Los reventones y sus secuelas siguen dando quebraderos de cabeza a los vecinos

Una de las pocas reivindicaciones que la asociación ha visto escuchada ha sido la de reponer arbolado. Habían hecho un censo de los árboles que faltaban y solicitaron que se repusieran 250 ejemplares. No pueden asegurar si todos se han replantado, pero una gran parte sí.

Por lo demás, la asociación ha tenido una intensa actividad todo el año y siempre que pueden colaboran con otros colectivos sociales como la Inclusiva, entre otros. Continúan su escuelita vecinal para ofrecer apoyo escolar a quienes no pueden permitírselo. A pesar de que cuentan con una demanda muy grande no pueden cubrirla toda por falta de espacio, algo que no entienden cuando otras asociaciones sí disponen ellos.

Celebraron el carnaval con el Espacio Joven logrando miles de participantes; han realizado iniciativas de carácter ambiental como Garrido Florece entre otras; desarrollan exposiciones de forma continua en distintos espacios del barrio. Hacen concursos, recogidas solidarias, organizan fiestas y actividades para todo el barrio en distintos momentos. Estas navidades, por ejemplo, han tenido una de las chocolatadas más grandes de la ciudad (con unos 500 participantes), han celebrado anticipadamente el año tomando los 12 gajos de mandarina en una fiesta muy concurrida, abierta a todo el que quisiera unirse.

«Nadie te pregunta quién lo hace, ni cómo se saca todo ese trabajo», apunta. Se trata de una labor desinteresada y poco reconocida. Por eso no siempre salen tantas manos como haría falta, no todo el mundo está dispuesto a dar tanto a cambio de nada. Pero quizá están sembrando la semilla de la participación sin darse cuenta. Y algún día saldrán nuevos brotes.

Lamentablemente, el pequeño comercio del barrio está desapareciendo. Desde hace cinco años, Garrido Contigo lleva a cabo una campaña de apoyo en estas fechas. La organización recopila los productos donados por los comerciantes para crear una gran cesta y provee las papeletas para que estos comercios las distribuyan entre sus clientes durante las compras navideñas. Más de 60 establecimientos se han adherido, una cifra nada desdeñable. Pero la asociación está muy preocupada porque en los dos últimos años han desaparecido del barrio otras treinta y tantas tiendas por cierres o traslados, lo que supone en torno al 30%. A los Reyes Magos le piden que no siga esta sangría.

El legado de compromiso social de Antonio Romo

En Puente Ladrillo también ha habido siempre una colaboración estrecha entre los colectivos sociales en materia de participación para conseguir mejorar la vida de los vecinos. José Luis Muñoz, de Puentelave, detalla que crear ciudadanía y hacer barrio forma parte del ADN de la asociación vecinal y recuerda que en buena parte es la herencia que les dejó su histórico y querido párroco Antonio Romo.

Romo también era párroco de Ciudad Jardín. Por eso ambos barrios, a los que se une Garrido, han querido establecer como homenaje anual una marcha entre Puente Ladrillo y Ciudad Jardín. Una ruta que pasa por este corredor verde que todos reivindican. Ya han empezado ese camino y esperan que se mantenga en el tiempo para recordar su gran trabajo.

El hilo conductor de las actividades de todo el año para Puentelave es la integración. «Que todas las personas se sientan vecinos y ciudadanos» y eso es lo que le piden a 2024. Seguir creando espacios de reflexión y construcción barrio.

Pero también plantean reivindicaciones que esperan que sean atendidas en el nuevo año: Por un lado una biblioteca, porque la más cercana es la de Trujillo y es mucha distancia para los vecinos, especialmente con niños pequeños, que es cuando se crean los hábitos de lectura. Aunque en el Centro Municipal Integrado del barrio la asociación ha creado un rincón de lectura, su espacio y horario son muy limitados.

Precisamente espacio es otra de las cuestiones que reclama Puentelave. Para usar el Centro Municipal Integrado tienen que solicitar las salas trimestralmente y solo se pueden usar en unos horarios muy encorsetados por la apertura y cierre del centro. Dado que en las asociaciones de vecinos el trabajo es voluntario y las personas que participan tienen que hacerlo cuando acaba su jornada laboral, resulta incompatible con el tiempo en el que está abierto el edificio, que además no está disponible los fines de semana y festivos que es cuando ellos más necesitan usarlo.

Por eso desean tener un lugar para poder seguir haciendo barrio, para construir y trabajar juntos. Y no dejarán de reivindicarlo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios