Borrar
Pintada popular en las fiestas de Ciudad Jardín. Álex López
Ciudad Jardín y San José: dos barrios obreros salmantinos en fiestas el 1 de mayo

Ciudad Jardín y San José: dos barrios obreros salmantinos en fiestas el 1 de mayo

Desde sus orígenes, ambas zonas han festejado al patrón tratando de integrar a todos los vecinos y proponiendo actividades de lo más variado, como taller de cianotipia y la exhibición de boxeo que han incluido en sus respectivos programas de este año

Ana Carlos

Salamanca

Martes, 30 de abril 2024, 17:53

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En algunos barrios de la ciudad, sus fiestas patronales siempre fueron mucho más que un simple festejo. Formaban parte de su identidad y su tradición. Eran momentos en los que se reunían todos los vecinos y había una enorme participación. Entre los que las vivían con más arraigo destacan San José y Ciudad Jardín, que comparten patrón, San José Obrero, y que estos días están en plena celebración.

Ricardo Artiles, ex presidente de la asociación de vecinos Concejo del Tormes, de San José, ha disfrutado de más de medio siglo de fiestas. Recuerda que cuando él llegó al barrio con unos 16 años de edad, en torno a 1968, ya se celebraban en el centro de la primera fase del barrio, que era la que había.

En aquellos tiempos, el plato fuerte del programa lo marcaban la elección de la reina de las fiestas y la verbena. Con los años y el cambio en los gustos y las preferencias de los vecinos, los programas festivos evolucionaron.

Entre las propuestas que más expectación despertaban estaba la cucaña. Se colocaba en Maestro Barbieri y en lo alto colgaban el jamón o chorizos por los que competían los jóvenes. Esta calle se convertía en el epicentro de las fiestas. En ella se colocaban los feriantes con sus casetas, chocones y tiovivos. Ahora todo eso se ha perdido y lo único que queda es la caseta que se pone en Maestro Jiménez, con churros y algodón de azúcar.

La procesión es un clásico en las fiestas del barrio de San José. Álex López
Imagen principal - La procesión es un clásico en las fiestas del barrio de San José.
Imagen secundaria 1 - La procesión es un clásico en las fiestas del barrio de San José.
Imagen secundaria 2 - La procesión es un clásico en las fiestas del barrio de San José.

Las paellas comenzaron a partir de 2002. Precisamente era presidente Artiles cuando la junta directiva decidió incorporarlas, con un enorme éxito. Estas paellas populares empezaron teniendo lugar en el patio del colegio León Felipe hasta que las autoridades educativas decidieron prohibir su celebración en este espacio. Fue entonces cuando pasaron al campo de fútbol de los Padres Reparadores, que les abrieron las puertas encantados.

Durante muchos años las fiestas de los barrios no solo eran punto de encuentro de los vecinos. También era bastante frecuente que los vecinos de unos barrios acudieran a las de otros, especialmente a las verbenas. Pero esta costumbre también ha ido decayendo.

Ricardo Artiles lamenta que también con los años ha ido bajando la participación en general, incluso de la gente del barrio. Eso evidencia que la sociedad cada vez es más individualista y que se pierde esa relación cercana, de amistad y vecindad, que antes les congregaba de forma masiva.

Avivar la convivencia entre los vecinos

Los jóvenes colaboran cada vez menos, pero también cuentan con menos presupuesto del Ayuntamiento de Salamanca, por lo que también les resulta más difícil hacer más cosas. No obstante, los comerciantes siguen implicados, lo que permite seguir sacando adelante una de las actividades que sigue gozando de más éxito, la paella.

A pesar de todo, las fiestas se han celebrado puntualmente cada año, salvo durante la pandemia, cuyas restricciones impidieron que se llevaran a cabo. Y aunque no sean tan espectaculares y multitudinarias como en los primeros años, siguen cumpliendo con el objetivo de avivar la convivencia vecinal.

Este año el programa ha arrancado la víspera del patrón. En concreto, con una misa por la tarde a la que tradicionalmente sigue la imposición de medallas a los nuevos cofrades y el pregón.

El día grande, como no podía ser de otra forma, coincide con la festividad de San José, y en esta ocasión, tras la misa de 11 horas y la procesión que tendrá lugar sobre las 12 horas, tendrá lugar la esperada paella en el patio de los Padres Reparadores, a las 14 horas. En esta ocasión la comida estará ambientada por DJ Cris.

También a las 11 horas está programada una exhibición de boxeo en el gimnasio de Maestro Argenta. Desde hace varios años se ofrece esta propuesta que permite ver el trabajo de las personas que practican este deporte en el barrio.

Ya por la tarde, a las 17 horas se celebra la final del campeonato de pelota a mano Barrio de San José. La jornada se cierra con una exhibición de sevillanas a cargo de Aromas del Rocío en el centro municipal Pepita Mena, que empezará a las 18.30 horas.

Todavía el jueves continuarán las fiestas con una sesión de teatro a las 19 horas y una exhibición de bailes en línea a las 20.30 horas, ambos en el citado centro municipal.

Muchas ganas de innovar en Ciudad Jardín

Ciudad Jardín también celebra sus fiestas desde que nació. Eso sucedió a principios de los cincuenta, pero el proyecto del barrio se concibió en los años cuarenta y tantos como zona residencial para familias obreras y de ahí la adopción del patrón.

Desde siempre sus fiestas han sido muy participativas. De hecho, sin la colaboración e implicación directa de los vecinos no habrían sido posibles, porque nunca ha sido un barrio con un gran tejido comercial. De sus propias manos han salido buena parte de propuestas año tras año y solo la pandemia consiguió que la dejasen de celebrar. Un ejemplo de estas actividades participativas que se ha repetido para disfrute de los vecinos en esta y otras ediciones es el concurso de pinchos (en otras ocasiones de tortillas).

Si bien su programa festivo sigue incorporando clásicos como el chocolate con churros, la misa, la procesión, los bailes charros y la paella de su día grande, en Ciudad Jardín en los últimos años han apostado por iniciativas muy novedosas, algunas con mucho trasfondo social y cultural.

Numerosos vecinos participaron en la pintada popular de Ciudad Jardín el pasado sábado. Álex López
Imagen principal - Numerosos vecinos participaron en la pintada popular de Ciudad Jardín el pasado sábado.
Imagen secundaria 1 - Numerosos vecinos participaron en la pintada popular de Ciudad Jardín el pasado sábado.
Imagen secundaria 2 - Numerosos vecinos participaron en la pintada popular de Ciudad Jardín el pasado sábado.

Cuando se incorporó la actual directiva, formada por vecinos más jóvenes y algunos de toda la vida, decidieron darle un impulso a la convivencia de todos los vecinos, incluyendo a los de los últimos edificios. Desean que la zona viva en armonía y recordar la actitud generosa de aquellos con los que conviven, señala el presidente, Fernando García, y eso se nota también en el programa de fiestas.

Durante toda la semana se han planteado actividades para todas las edades y preferencias, desde la decoración del barrio a la pintada popular, pasando por una búsqueda del tesoro para los niños, música, partida y otros juegos, taller de cianotipias o teatro, entre otros.

Todas las propuestas comparten el mismo objetivo: sacar a los vecinos a la calle, invitarles a conocerse mejor y a pasarlo bien juntos. Porque si no hay convivencia, los barrios dejan de estar vivos. Y quieren seguir latiendo mucho tiempo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios