Borrar
Varios cerdos, en el campo. S. H.
Confirmada la prisión por una estafa de 84.700 euros en una venta de 800 cerdos en Béjar

Confirmada la prisión por una estafa de 84.700 euros en una venta de 800 cerdos en Béjar

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León confirma la pena de tres años de prisión para el acusado

Juanjo González

Salamanca

Lunes, 15 de abril 2024, 13:35

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Tribunal Superior de Justicia ha confirmado la pena de prisión para el hombre que estafó 84.700 euros en una compra venta de cerdos en Béjar. Los hechos se remontan a la campaña 2017- 2018 y el juzgado ha desestimado la apelación del condenado sobre la sentencia de fecha 20 de noviembre de 2023, por la que se condenó al acusado a «como autor penalmente responsable de un delito de falsedad en documento privado ya definido, en concurso medial con un delito de estafa impropia igualmente definido, sin la concurrencia de la circunstancias, a la pena de 3 años de prisión, con la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el mismo tiempo. Condenamos a indemnizar en concepto de responsabilidad civil al denunciante en la cantidad de 77.000 euros, incrementada conforme al artículo 576 de la LEC y a abonar las costas del presente procedimiento, incluidas las costas causadas por la intervención de la acusación particular».

Según se refería en la sentencia, el condenado es una persona «conocida» en el sector porcino por su vinculación a una empresa «líder en el sector», que había concertado operaciones de intermediación en la venta de cerdos, en fechas anteriores al 18 de octubre del 2016 con el hijo del perjudicado y titular de una empresa del mismo sector. Así, aprovechándose de la relación de confianza que tenía con él, le propuso un «trato ventajoso» con unos cerdos propiedad de un tercero para la campaña 2017-2018.

Para dicha operación se sirvió de un contrato en el que no tuvo participación alguna la parte vendedora y cuya firma estampada en dicho documento no se le puede atribuir. Antes de aceptar la operación, que parecía ventajosa para el comprador, le perjudicado, su hijo y el condenado se trasladaron a una finca situada a unos 20 kilómetros de Fuente de Cantos, propiedad de un ganadero, y allí presenciaron que los empleados de la finca «conocían y trataban con familiaridad» al condenado», quien les mostró la partida de cerdos objeto del contrato, dando la impresión de que se movía en un entorno «de confianza». Tras haber examinado los cerdos directamente en la finca y exhibido el contrato de compra venta, la víctima aceptó el trato y efectuó el pago convenido mediante transferencia bancaria el 24 de octubre de 2016. El importe total abonado fue de 77.000 euros incrementado con el IVA hasta un total 84.700 euros, cantidad que hizo suya el condenado, sin que su importe fuese entregado al ganadero, ni tampoco los cerdos al comprador.

Además, al desestimarse en su integridad el recurso procede hacer expresa imposición al recurrente de las costas causadas con ocasión de la apelación.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios