Borrar
Foto de archivo de varias jóvenes mostrando sus carteles en la manifestación del 8M en Salamanca S.H.
Los dispositivos de seguimiento por violencia de género o sexual en Salamanca: tres al año y a la cola de Castilla y León

Los dispositivos de seguimiento por violencia de género o sexual en Salamanca: tres al año y a la cola de Castilla y León

La ley del 'solo sí es sí' establece de forma explícita con aplicación en el presente año la posible instalación de dispositivos electrónicos de seguimiento. En Salamanca se empezaron a utilizar en 2012, siendo la última provincia de Castilla y León

Domingo, 3 de marzo 2024, 20:42

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Desde este mes de febrero y gracias a la ley del 'solo sí es sí' (art.45), las víctimas de violencia sexual podrán estar más protegidas y seguras, con la posibilidad de que un juez dictamine que sus agresores deben llevar un dispositivo telemático de seguimiento. Tales aparatos, uno para el agresor y otro para la víctima, se utilizan para vigilar que él no se acerque a ella y cumpla así la orden judicial impuesta. Hasta el momento y desde su puesta en funcionamiento en 2009, tan solo se utilizaban para aquellas mujeres víctimas de violencia de género. Eso sí, siempre ha estado dispuesto en el código penal para cualquier tipo de delito en la que el juez lo considere. Ahora, se establece de forma explícita.

Fue hace aproximadamente un año, cuando Victoria Rosell, la que fuera Delegada del Gobierno contra la violencia de género, decretó en la presentación de la Estrategia estatal para combatir las violencias machistas 2022-2025 que las víctimas afectadas por «revisiones de penas sorpresivas o excarcelaciones inesperadas unos meses antes de la previsión inicial de libertad« podrían utilizar esta disposición. Más de 365 días después se extiende al resto de personas víctimas de agresiones sexuales debido a los recursos económicos necesarios para su puesta en marcha.

Los datos en Salamanca

En Salamanca, según los datos del Ministerio de Igualdad, con fecha diciembre de 2023, tan solo hay dos dispositivos activos. Cifra bastante baja, en comparación con las nueve que se llegaron a alcanzar en septiembre de 2018 -coincide con el periodo de mayor número de denuncias por violencia de género, 666 en 2017 y 655 en 2018-. Desde ese año el número comenzó a descender y la media se sitúa en los dos dispositivos activos por año.

El primer dispositivo activo en la provincia de Salamanca data de agosto de 2012. De hecho, fue la última provincia de Castilla y León en decretar la instalación de este tipo de aparatos. Lo hizo en primera instancia Soria (2009) y la mayoría un año después, en 2010. Ya en 2011 León se inició, para después entrar en la rueda la provincia charra.

En todo el 2023, se activaron tres dispositivos electrónicos de seguimiento, para un total de 33 instalaciones acumuladas desde 2012, es decir, una media de tres por año.

Si tenemos en cuenta los datos a nivel nacional, en diciembre de 2023 en España había 4.548 dispositivos electrónicos de seguimiento activos, para un total de 16.213 aparatos desde 2009.

¿Por qué en la cola de Castilla y León?

Salamanca no sólo fue la última provincia de Castilla y León, según los datos del Ministerio de Igualdad, en establecer este tipo de dispositivos en mujeres víctimas de violencia de género, sino que además, es una de las que menos aparatos electrónicos de seguimiento acumula de toda la comunidad como se muestra a continuación.

Aporta seguridad

Que se contemple de forma «expresa» esta posibilidad en la ley del 'solo sí es sí', además del aumento del presupuesto y por tanto el aumento del número de dispositivos puestos a disposición del Ministerio «ayuda», como reconoce Nieves Álvarez, abogada de la Asociación de Ayuda a la Mujer Plaza Mayor. «Ayuda al cambio de mentalidad, a la seguridad de la víctima», reconoce a este medio de comunicación.

«A través de las unidades especializadas, se deberá vigilar y controlar el cumplimiento exacto de las medidas acordadas por los órganos judiciales encaminadas a la protección de la víctima a través de la vigilancia de los investigados o condenados o el control de localización a través de dispositivos telemáticos de control del cumplimiento de penas y medidas de seguridad de alejamiento, cuando su utilización sea acordada mediante resolución judicial»

Artículo 45.2 de la ley de garantía integral de la libertad sexual

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios