Borrar
El presidente de ASAJA, José Luis Delgado Egido Álex López
División en la tractorada oficial con Salamanca colapsada: «Se nos ha ido de las manos»

División en la tractorada oficial con Salamanca colapsada: «Se nos ha ido de las manos»

Abucheos y gritos de un grupo de manifestantes han impedido la lectura del manifiesto, pero la concentración continúa con el itinerario previsto

Jueves, 8 de febrero 2024, 15:21

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

«Se nos ha ido de las manos». Los representantes de Asaja, COAG, UCCL y UPA han sido abucheados por un grupo de manifestantes cuando intentaban conceder declaraciones ante los medios de comunicación, impidiendo la posterior lectura del manifiesto. Más de 1.000 tractores han invadido la capital salmantina, con el colapso que ello ha supuesto sin poder ir ni para atrás ni para adelante e impidiendo la circulación de cualquier tipo de vehículo.

Esta situación ha hecho dudar a los máximos representantes del sector agrario y ganadero, quienes se han llegado a plantear la suspensión de la huelga. El presidente de ASAJA, Juan Luis Delgado Egido, así lo confesaba ante la Subdelegación del Gobierno: «Estamos en medio de la protesta. Desafortunadamente, por un lado, se nos ha desbordado. Afortunadamente, por otro, ya que ha sobrepasado nuestras previsiones y esto es fruto de algo, fruto del hartazgo del sector. Esta situación tan difícil es la que ha hecho que más de 1.000 tractores estén hoy aquí. Demuestra que el sector pide un cambio y pide un cambio a Europa. Se está acabando con los sectores productivos, principalmente el agrario. Llevamos años luchando en los despachos y nunca se nos ha atendido. Se nos ha dado migajas, se nos ha callado la voz con políticas como la PAC, que no dejan de ser miserias».

Los pitidos no dejaban de sonar, los abucheos y gritos continuaban. «¡Esto debía haber llegado hace tiempo!», reclamaban los más cabreados, quienes han conseguido frenar la lectura del manifiesto previsto a la 13:30 h. Era tal la incertidumbre que por momentos se llegó a pensar en una retirada, pero el propio Juan Luis, junto a la Policía Nacional optó por lo contrario, por continuar, pero «respetando a la ciudadanía».

«Mantendremos la manifestación hasta la rotonda de Buenos Aires y cortaremos la autovía. Todos los que están saltando las normas no estaban dentro de lo previsto ni de lo acotado, así que intentaremos que esto vaya fluyendo para llegar a los puntos establecidos. Queremos hacerlo de forma ordenada. Nunca hemos tenido la intención de secuestrar la ciudad. Debemos poner a los consumidores de nuestro lado. Tenemos que demostrar que somos civilizados y ordenados«, sentenciaba.

«Pedimos cordura y que la gente del campo mantenga la tranquilidad, que no se haga ninguna burrada. Sentimos que haya un grupo que nos esté tocando las narices, pero bueno, en todas las manifestaciones hay gente que quiere fastidiar», completaba el responsable de UPA.

COAG, UCCL Y UPA

De igual manera, José Manuel Cortés (presidente de COAG Salamanca), Herminio Velasco (presidente de UCCL Salamanca) y Carlos Sánchez (presidente de UPA Salamanca), llamaron al «civismo», aunque reconocieron «desorganización» fruto del «éxito» de la manifestación. «Es lo que tiene morir de éxito, era imprevisible para todos y nos desborda», apuntaba Cortés.

Sobre la posible implicación de partidos políticos en la concentración, se ha negado rotundamente. «No tenemos vinculación política ninguna, nos duele mucho que nuestros propios compañeros nos tachen de sindicalistas, come gambas. Esto no es así. No es el momento para descalificar y desacreditar a las organizaciones agrarias. Somos agricultores y no quiero entrar en esto. Nos partimos todos los días la cara por los políticos, con la Junta, el Gobierno y Europa. Estamos batallando con políticos de diferentes siglas», explicaba.

«Aquí hay gente de derechas, de izquierdas y del centro», recalcaba Carlos Sánchez.

Y de ahí un mensaje claro: «Los políticos deberían tomar nota de esto, del hartazgo del sector, de las movilizaciones y actuar en consecuencia».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios