Borrar
Foto de archivo de varios estudiantes realizando la EBAU Álex López
Los estudiantes salmantinos, cara a cara con la EBAU: «Se anteponen los exámenes a tu tranquilidad»

Los estudiantes salmantinos, cara a cara con la EBAU: «Se anteponen los exámenes a tu tranquilidad»

La EBAU, que se realiza en Salamanca el 5, 6 y 7 de junio, «genera mucha presión» entre los alumnos

Lunes, 27 de mayo 2024, 08:14

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

A estas alturas del curso, muchos de los estudiantes de Segundo de Bachillerato ya están preparándose para la EBAU o Selectividad, una prueba escrita de todos los conocimientos adquiridos que realizan aquellos que quieren acceder a un Grado Universitario y que genera en los alumnos una gran presión.

Según admite una de las estudiantes salmantinas que realizará la EBAU en las próximas semanas, «los profesores se pasan el día recordándote que des el máximo para sacar la mayor nota en la EBAU.» Con lo cual, no es de extrañar que ellos mismos se generen también ciertas expectativas que deben -o que creen que deben- cumplir. «He tenido mucha más presión generada por mi misma que por familiares, docentes o amigos« y no es algo »fácil de llevar«, declara otro alumno.

Si bien es cierto que examinarse de un gran volumen de contenido teórico no es algo que pueda planificarse en un par de semanas, en muchas ocasiones los estudiantes de Segundo de Bachillerato no disponen de mucho más tiempo para hacerlo y «solo te permiten poder estudiar una semana antes de empezar los exámenes.» Aun así, «depende mucho de los profesores que te toquen. Algunos se pasan el curso preparándote con exámenes parecidos o diciéndote lo que sí estudiar o no estudiar para la EBAU, pero otros se basan simplemente en hacer sus exámenes como quieran y no te aportan ninguna ayuda.»

Sin embargo, como en todos los ámbitos, existen diferentes perspectivas y hay alumnos que aunque piensan que llegan a las pruebas de Selectividad «muy preparados» porque «muchas veces los exámenes de Bachillerato son más complicados que la propia EBAU», aunque siguen creyendo que deberían tener más tiempo para planificar determinadas materias debido a que «en algunas asignaturas no tenemos el tiempo suficiente para estudiar bien ese contenido», comenta otra de las alumnas.

Sea como sea, lo que es seguro es que la presión y la falta de tiempo para estudiar conllevan también un cierto abandono de uno mismo y del entorno que les rodea, aunque sea apenas durante unas semanas. «En estas fechas se sacrifica sobretodo el tiempo para uno mismo» y «se anteponen mucho más los exámenes a tu tranquilidad», nos cuentan. «No se sale a pasear o a pasar tiempo contigo mismo por miedo a no sacar la mayor nota esperada», algo que en muchos casos genera «agobio» y «ansiedad». Según explican los alumnos, a lo que menos tiempo se le dedica esos días es a «la vida familiar, el ocio con amistades, el deporte y el sueño.»

Además, aunque hay ocasiones en las que se dice que el que quiere, puede, en este caso no siempre es así porque, por norma general, «nuestros esfuerzo no se ve reflejado en las notas.» Los estudiantes salmantinos piensan que sí que «tiene mucho que ver el esfuerzo que le pongas, pero eso no te asegura un aprobado, por mucho que te esfuerces.» Y un razonamiento que tienen bastante claro es que «el factor suerte es muy importante» porque «si consigues que te salga lo poco que has estudiado puedes conseguir el mismo resultado que otra persona que se haya esforzado más».

Y si en algo están de acuerdo la mayor parte de los alumnos es que lo idóneo sería que «todas las Comunidades Autónomas tuviesen la misma EBAU», al igual que «un Bachillerato uniforme»; que la nota fuera igual en toda España, ya que el sistema no lo contempla de esta forma; y que se cambiara la manera de realizar la revisión porque «si tú sabes que tienes más nota, no te pueden quitar ese derecho a conseguirla.»

EBAU 2024: fases, asignaturas y notas

La Evaluación del Bachillerato de Acceso a la Universidad (EBAU) a la que se enfrentan los estudiantes salmantinos se va a realizar en nuestra ciudad del 5 al 7 de junio, y aunque es muy similar a la que se ha podido llevar a cabo otros años, en este caso se incorporan dos novedades: los alumnos podrán entre Historia de España e Historia de la Filosofía a la hora de examinarse en la Fase General, aunque también podrán hacerlo de la otra asignatura no elegida en la Fase Específica.

Los exámenes de Selectividad, que se basan en una única propuesta con varias preguntas abiertas, semiabiertas y de opción múltiple, tendrán una duración de 90 minutos y se dividirán en dos bloques: una Fase General en la que se podrá conseguir una nota máxima de 10 puntos y una Fase Específica que sirve para subir nota y se podrá alcanzar hasta 14 puntos.

En la Fase General, los alumnos tendrán que presentarse obligatoriamente a 4 exámenes si la Comunidad Autónoma no tiene lengua cooficial o a 5 en el caso de que sí la tenga: Lengua Castellana y Literatura II, Lengua Extranjera II, Historia de España o Historia de la Filosofía, una materia a elegir y -en el segundo caso de la Comunidad- Lengua Cooficial y Literatura II. Y en la Fase Específica, que es totalmente voluntaria para querer subir nota, los estudiantes podrán examinarse de Historia de España o Historia de la Filosofía (la que no se haya escogido en la fase anterior) y de una materia de modalidad o una segunda lengua extranjera.

La calificación total de la prueba de la EBAU se conseguirá ponderando el 40% de la calificación obtenida en esta prueba y el 60% de la calificación final de Bachillerato. De esta manera, todos aquellos alumnos que hayan suspendido la Selectividad o que quieran subir nota, deberán volver a presentarse a los exámenes el 8, 9 y 10 de julio en la convocatoria extraordinaria.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios