Borrar
Delfino Gómez, Hermano Mayor, en la capilla de «La Piedad», en la Catedral Nueva.

Ver 39 fotos

Delfino Gómez, Hermano Mayor, en la capilla de «La Piedad», en la Catedral Nueva. ÁLEX LÓPEZ

Delfino Gómez, Hermano Mayor

Semana Santa de Salamanca. Hermandad Dominicana

«Modernizar las hermandades a lo que busca la juventud yo creo que no es malo»

La Hermandad Dominicana presume de patrimonio y récord de participación en otro año de grandes estrenos

Álex López

Salamanca

Jueves, 23 de marzo 2023, 12:36

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En el mes de marzo del año 1944, un grupo de personas ligadas al gremio de prensa, papel y artes gráficas fundaba la Hermandad Dominicana. Surgía así una de las mayores devociones de la actual Semana Santa salmantina y una de las procesiones más reconocibles y singulares de nuestra Pasión. La Hermandad Dominicana del Santísimo Cristo de la Buena Muerte, Nuestro Padre Jesús de la Pasión, Nuestro Señora de los Dolores («La Piedad») y Nuestra Señora de la Esperanza llena de aires del sur cada madrugada del Jueves al Viernes Santo. Su horario y sus particularidades le han ido dando varias denominaciones populares: la procesión de las tres luces (noche, amanecer y día), la de los tres capirotes (negro para los dos cristos, rojo para La Piedad y el verde para la Esperanza), la hermandad de los toreros, de los bomberos, de la Guardia Civil… Además de su origen «periodístico», es una hermandad muy arraigada en diferentes sectores, gremios y oficios de la sociedad Salmantina. En la actualidad, es la segunda hermandad en número de hermanos y cuenta con un patrimonio propio único y casi incomparable dentro del mundo cofrade charro.

Aunque su sede canónica principal es el Convento de San Esteban (Los Dominicos), Delfino Gómez, Hermano Mayor, nos recibe en la otra monumental sede, la Catedral Nueva, donde aguarda durante el año Nuestra Señora de los Dolores, «La Piedad». Ante la que muchos consideran la mejor talla de la Semana Santa de Salamanca, el balance del último año es claro y conciso: «El año pasado hubo muchísima participación, yo creo que se batió el récord. Y este año se va a volver a batir. Tenemos 92 nuevas altas en la hermandad. Quiere decir que la hermandad va para adelante, funciona».

La Hermandad Dominicana presentaba hace unos días los estrenos patrimoniales. A ello hay que sumarle el nuevo paso de Jesús de la Pasión y el cambio a costal del paso de la Esperanza. Delfino nos explica cómo se gestiona tanta riqueza patrimonial: «El sumar patrimonio es debido a que siempre hay hermanos que colaboran, además de con su cuota, con donaciones, y la hermandad gestiona los ingresos que tiene para poder salir para adelante y hacer nuevos proyectos. Como ha sido el caso del nuevo paso de Jesús de la Pasión, que lo aprobó la junta de gobierno anterior, pero hemos sido nosotros los que lo hemos ejecutado. Hemos conseguido terminar todo lo que es la ebanistería y el tallar el frente y la trasera del paso. También, en el paso de la Esperanza, por medio del capataz y los hermanos de paso hacen diferentes actividades durante el año, como rifas o convivencias, para ir sacando dinero, colaborando muchas más personas de la hermandad, y la candelería, a falta de cuatro candelabros, está prácticamente ejecutada. Un proyecto que pensábamos que íbamos a tardar muchos años y, al final, ha sido más corto de lo que esperábamos».

Cambios que siempre generan debate. En la Hermandad Dominicana se tiene la sensación de estar bajo la lupa: «Cualquier movimiento que hagamos, sin que salga de lo normal, es mirado con lupa. Y luego en las redes sociales es un castigo. Están todo el día atacando por cualquier cosa que hagas o que cambies. Mientras que en otras hermandades yo creo se llevan un poquito más discretamente las cosas. No sé por qué, a lo mejor por exceso de transparencia, de democracia, y que la costumbre ha terminado así. 'La Hermandad Dominicana hace esto, la Hermandad Dominicana hace lo otro…', pero bueno, por algo somos la segunda hermandad más grande en número. Quiere decir que las cosas no se habrán hecho mal durante todos los tiempos. Y que, como dices, en patrimonio, ahora mismo será la que más tiene, en cuanto a bordados, tallas de madera, orfebrería y demás. No creo que haya ninguna hermandad que tenga un patrimonio tan grande».

Hablamos ahora de la Semana Santa en general y de su estado un tanto delicado: «Si la miramos en general, yo creo que está un poco delicada. Hay hermandades que están un poco tocadas, que tienen falta de hermanos de carga, de hermanos de fila… Es cuestión de que cada hermandad evalúe el motivo y tratar de hacer iniciativas que puedan sacar esas hermandades para adelante, porque sería una pena que cualquier hermandad se vea en la necesidad de dejar los pasos en casa. Deberían de hacer un estudio para ver el porqué y por qué otras hermandades crecen. Estudiar cuáles son las necesidades que tienen para modernizarlas, porque, muchas veces, el modernizar las hermandades a lo que busca la juventud yo creo que no es malo, todo lo contrario. Si te quedas en el pasado, las hermandades no crecen. Hay hermandades que, evidentemente, tienen unas tradiciones muy arraigadas, porque son hermandades que tienen dos o tres siglos de existencia, y a lo mejor lo que tienen que mirar es cuidar esa tradición y buscar lo antiguo, porque a lo mejor en su momento evolucionaron y cambiaron cosas, que no fue lo adecuado. Y ahora mismo, si volvieran a sus raíces, también llamaría la atención. Buscar el estilo antiguo a lo mejor también es una manera de fomentar que haya hermanos que se den de alta en hermandades que estén tocadas».

El deseo de Delfino para esta Semana Santa va relacionado con lo meteorológico y la participación: «Sobre todo, que nos acompañe el tiempo a todas las hermandades, que no nos llueva a ninguna. Y que se acuerde todo el mundo de salir en sus estaciones de penitencia y procesiones, que todos los hermanos participen, que no sólo estén casa y digan 'yo soy de esta hermandad, de la otra y de la otra' y sales en una y en las demás te quedas en casa. Que todo el mundo participe en sus hermandades».

Cuatro bandas de Salamanca

Aprovechando el cambio de banda y estilo musical tras el paso de «La Piedad», valoramos la importancia de la música cofrade, dándose el caso de que este año serán cuatro bandas salmantinas las que pongan sus sones en la madrugada charra: Agrupación Musical Virgen de la Vega, Agrupación Musical Cristo Yacente, Agrupación Musical María Santísima de la Estrella (Carbajosa de la Sagrada) y la Banda de Música Ciudad del Tormes. «Hemos buscado que sean bandas de Salamanca. El cambio de la banda de «La Piedad», las bandas que venían de fuera, normalmente de Valladolid, pues se han extinguido, Al igual que las hermandades caen, las bandas también, por distintas cuestiones. Entonces, hemos buscado una banda de Salamanca, que le va a ir bien a la virgen, y que la disfruten los hermanos.

Y es bueno tener la música de Salamanca. Tenemos grandes bandas y un nivel musical muy importante. Para qué vamos a ir a buscar algo que no conocemos de fuera si tenemos aquí cosas tan buenas».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios