Borrar
Javier Paniagua, director del Centro de Scout Mundial Rita María Osorio
El director del Centro Mundial Scout es salmantino: «Esto no es ir de montañismo»

El director del Centro Mundial Scout es salmantino: «Esto no es ir de montañismo»

Javier Paniagua es el nuevo director del Centro Mundial de Scout con sede en Kandersteg, Suiza

Martes, 26 de marzo 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

«Nuestro objetivo es hacer del mundo un lugar mejor». La Organización Mundial del Movimiento Scout congrega a más de 50 millones de personas de 223 países diferentes, con el objetivo de mantener un papel activo dentro del desarrollo de la sociedad. Se entiende como un Movimiento de Educación No Formal, organizado en torno a un programa educativo que dota de capacidades y herramientas, especialmente a los jóvenes (6-25 años), para enfrentarse al mundo.

Como si de unas olimpiadas se tratase, cada cuatro años se celebra el llamado 'Jamboree Scout Mundial', donde 60.000 personas se reúnen, siendo Corea la última sede elegida (2023) y Polonia la próxima edición. Años atrás, su primera celebración se llevó a cabo en la ciudad suiza de Kandersteg, lugar elegido para el Centro Mundial de Scout, cuyo futuro director y primer español en toda su historia es salmantino: Javier Paniagua Petisco.

Un recorrido por su trayectoria

El salmantino, actual director del Centro Nacional Scout de Islandia, llega al puesto siendo consciente de la «gran responsabilidad» que conlleva y la «humildad» de hacer las cosas «lo mejor posible». Entre sus retos, «mirar hacia los desafíos que, los jóvenes en particular, se van a enfrentar en las siguientes décadas, y cómo podemos equiparlos para que se enfrenten a ello de la mejor manera posible. Con especial inri, la salud mental, tecnología o inteligencia artificial».

Javier Paniagua empezó siendo voluntario en 2013, ayudando al centro en tareas de limpieza, comida y mantenimiento en Kandersteg para así tener la posibilidad de conocer Suiza. Posteriormente, en 2015 volvió al mismo evento -organizado dede España- y prolongó su estancia siendo guía en rutas de montaña durante el verano, también como voluntario.

Javier Paniagua, director del Centro de Scout Mundial
Javier Paniagua, director del Centro de Scout Mundial Rita María Osorio

Tras estas actividades altruistas y un año y medio después, en primavera de 2017 regresó a Suiza como coordinador de las actividades de montaña del centro, para después ascender a subdirector de todas las actividades del centro. Su vida personal le llevó hasta Islandia, donde fue nombrado subdirector del centro nacional y desde 2021 fue nombrado director del Centro Nacional de Scout en Islandia. El resto de la historia es de sobra conocida.

Qué significa pertenecer a un grupo scout

Los prejuicios giran en torno a esta organización que más allá de sus límites figurados, se relaciona con organizaciones cristianas -en España- y, coloquialmente hablando, un grupo de jóvenes que canta en torno al fuego y duerme en tiendas de campaña. Sin embargo, su propósito y el proceso para tal meta, dista de la apariencia. De hecho, la mera existencia de una estructura como la explicada con anterior con un Centro Mundial Scout y diferentes centros nacionales en casi en más de 200 países, habla de su arraigo en la sociedad.

«Cuando una persona se apunta a los scout», explica Paniagua, «cree que va a hacer escalada, ir de campamento, etc., lo que no sabe es que detrás de todas esas actividades existe un programa pedagógico y educativo que asegura que el educando -el joven- adquiera unas capacidades que ayuden a crear un mundo mejor».

El programa pedagógico se divide, a su vez, en diferentes áreas de desarrollo emocional, físico, intelectual, del carácter, del servicio y espiritual. «Estás aprendiendo siempre, cómo hacer grandes cosas con recursos limitados, trabajar en equipo, enfrentarte a adversidades...», recalca. De esta forma, los chicos y chicas podrán «identificar» en sus pequeños barrios «qué cosas se necesitan» para mejorar su entorno y «adoptan una actitud proactiva».

Es desde el Centro Internacional desde donde se fijan tales estándares, focalizados en la actualidad en «sostenibilidad, salud mental o bienestar, así como protección ante abusos sexuales». Y subraya: «El hecho de que seamos una organización formada por más de 50 millones de personas y que todo el programa educativo esté supervisado de forma global y adoptado a nivel nacional, autonómico y local, hace que los estándares de educación que impulsamos sean muy altos. Hay mucho detrás, los estándares se elevan a raíz de tener a todas las organizaciones -internacionales, nacionales, autonómicas y locales- en la misma dirección».

¿Hasta qué punto debemos vincular los grupos scout con el cristianismo?

«A nivel global, el escultismo no está directamente ligado con la Iglesia. De hecho, en países como Irán el escultismo está más ligado con el Islam que con el cristianismo o en India con el budismo. En general, no está vinculado con una religión en sí. Antes se hablaba de 'relación con Dios' y ahora hablamos de 'desarrollo espiritual', porque hay gente que elige no ser religioso.

«El Movimiento Global no está vinculado a ninguna religión, aunque sí abraza cualquier religión y la no religión también

Javier Paniagua, director del Centro Mundial Scout

Sin embargo, es cierto que en en España existen dos movimientos, el Movimiento Scout de España -no vinculado a una religión- y el Movimiento Scout Católico -vinculado a una religión-. Este último, durante la dictadura, a través de las parroquias de barrio mantuvieron reuniones secretas, siendo capaces de mantener el escultismo vivo, por lo que su estructura se mantuvo tras la dictadura. Así salió más reforzado. A día de hoy el número está parejo, en función de los contextos socioculturales de cada comunidad autónoma. Igualmente, es importante recalcar que el Movimiento Global no está vinculado a ninguna religión, aunque sí abraza cualquier religión y la no religión también«.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios