Borrar
Edificio al que está previsto el traslado. SALAMANCAHOY
Un nuevo tropiezo retrasa al menos otro año la necesaria reforma de la Audiencia Provincial

Un nuevo tropiezo retrasa al menos otro año la necesaria reforma de la Audiencia Provincial

Un error anula el proceso para contratar el arreglo de la sede provisional en Torres Villarroel: se han perdido cinco meses, hay que repetir la licitación y las obras durarán otro medio año

Félix Oliva

Salamanca

Domingo, 2 de octubre 2022, 12:43

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Mejorar de una vez el edificio de la Audiencia Provincial. Esa es una de las peticiones más insistentes de la judicatura en Salamanca, que se repite año tras año y que se retrasa una y otra vez a pesar de que se anunció hace tiempo y cuenta incluso con dotación presupuestaria. Sin embargo, la fecha no llega por los constantes obstáculos que sufre el proceso y a los que hay que sumar ahora uno más que supondrá un año entero de retraso y que, a la postre, el traslado de la Audiencia tenga que esperar hasta más allá de 2023, y mucho más su arreglo.

Se trata de un problema con la reforma del edificio de Torres Villarroel al que hay que trasladar dependencias de la Audiencia antes de empezar las obras. Ese edificio, que se encuentra en un estado bastante deficiente, necesita una reforma para adaptarlo y poder albergar las actividades judiciales. Para ello, se abrió un proceso para contratar las obras necesarias, que costarán unos 600.000 euros, pero ese proceso ha fracasado.

Un error y vuelta a empezar

Según se puede comprobar en el perfil del contratante del Ministerio de Justicia, ha habido que anular el proceso para adjudicar la obra el edificio de Torres Villarroel. Un error en los pliegos ha terminado con el desestimiento tras cinco meses de trámites justo en el momento casi de darlo por finalizado. De hecho, ya se contaba con las ofertas de varias empresas y se estaban valorando. Ha sido ahí cuando se ha detectado un error en el pliego y ha habido que anularlo todo.

Un edificio singular, pero obsoleto

El elegido por justicia para ser sede provisional de la Audiencia es una construcción singular, un edificio característico que hace chaflán entre Torres Villarroel y Álvaro Gil. Se ha usado para sedes oficiales, aunque ahora mismo sólo están Mopu y CHD. El problema es que se encuentra en mal estado. Según la descripción del proyecto, «presenta un estado de avanzado deterioro con suelos inservibles, falsos techos muy bajos y con algún desprendimiento, instalaciones obsoletas que no funcionan, tabiquería con panelados y mamparas que no se adaptan a las necesidades actuales. También tiene problema de instalaciones, ya que no funcionan la climatización en ninguna de las plantas, y el abastecimiento de agua no llega suficiente caudal a los baños de planta 6 y 7».

Ahora hay que volver a empezar. La consecuencias, cinco meses tirados 'a la basura' y vuelta a empezar con la contratación... y ni siquiera ha empezado la obra, que se demorará al menos otros seis meses. El proceso hay que repetirlo y, contando incluso con que se haga rápido, será difícil que esté listo antes de que acabe el año y luego hay que ejecutar la reforma. Eso puede llevar el final de las actuaciones a finales del año 2023. Un condicionante importante para la futura reforma de la Audiencia Provincial.

Traslado pendiente

Según lo previsto, una vez finalice el arreglo del edificio de Torres Villarroel se podrán trasladar a sus dependencias varios sedes judiciales. En concreto, a la nueva sede provisional se trasladarán el Juzgado de Menores número 1, la Fiscalía de Menores y el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria. Sin embargo, en tanto no se arregle la sede provisional, no puede haber traslado ni reforma en la Audiencia.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios