Borrar
S. H.
El operativo contra incendios en Salamanca contará con novedades

El operativo contra incendios en Salamanca contará con novedades

El número de cámaras de videovigilancia subirá con la implantación de 21 en Salamanca y además una de las nuevas autobombas de doble cabina con una pickup auxiliar, que llevan la dotación de conductor, capataz y 5 peones se ubicará en La Fuente de San Esteban

Viernes, 9 de junio 2023, 12:06

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El delegado territorial, Eloy Ruiz, ha presidido hoy la reunión de coordinación institucional con la Subdelegación del Gobierno, la Diputación de Salamanca y el Ayuntamiento de la capital, reunión en la que se ha tratado el incremento de la Junta con los medios y el refuerzo de coordinación contra los incendios forestales ante la época de peligro alto que comienza el 12 de junio.

Según detalla la Junta, se reforzarán los medios humanos y materiales contra el fuego en un operativo de 2023 que estará integrado por 4.715 profesionales, entre ingenieros, agentes medioambientales, celadores, trabajadores fijos discontinuos, trabajadores de las cuadrillas helitransportadas y de tratamientos selvícolas, tripulaciones de medios aéreos y retenes de maquinaria.

En cuanto a los medios materiales, en Castilla y León hay 10 centros de mando –nueve CPM y el autonómico CAM-, 271 puestos y cámaras de vigilancia, 325 autobombas y vehículos pick up, 209 cuadrillas terrestres y helitransportadas y 37 retenes de maquinaria y bulldozer.

Los medios aéreos disponibles para esta campaña son 34, de los que 23 son de la Junta de Castilla y León (22 helicópteros y un avión) y 11 son de la Administración General del Estado estacionados en territorio de Castilla y León. La provincia de Salamanca cuenta con los helicópteros de las bases El Maíllo, El Bodón y Guadramiro; un avión de carga en tierra en la base de El Maíllo y dos aviones anfibios del Ministerio ubicados en la base de Matacán.

Salamanca mantiene dos cuadrillas nocturnas November, con base en El Maíllo y Guadramiro, aunque harán recorridos por toda la provincia. En el conjunto de la Comunidad se incrementan en cinco nuevas, por lo que pasan de 11 a 16. Además, entran en funcionamiento, por primera vez, unas nuevas autobombas de doble cabina con una pickup auxiliar, que llevan la dotación de conductor, capataz y 5 peones. Salamanca contará con una de estas infraestructuras, que se ubicará en La Fuente de San Esteban.

Respecto a las autobombas, habrá una mejora de las bases para vehículos autobomba con una inversión de 2,8 millones, una inversión de 1,58 millones en garajes de autobombas, puestos de vigilancia y otras infraestructuras. Se continúa con la renovación de la flota de autobombas añadiéndose a las 9 adquiridas en el año 2022, 30 en este año 2023. También se ha realizado la compra anticipada de 2 furgonetas PMA y el carrozado de los 9 vehículos comprados el año pasado. Junto con ello, se ha realizado la compra de 27 pick up de 5 plazas con equipo de autobomba de alta presión, y en junio se completará la renovación y entrega de 575 nuevos vehículos todo terreno.

Se incluyen mejoras sustanciales en los sistemas de vigilancia y detección. Así, a la ampliación del tiempo de trabajo del colectivo de escuchas a 6 meses, se une el incremento del número de cámaras de videovigilancia con la implantación de 21 en Salamanca. También se renueva y mejora el software de todas las que ya están funcionando.

Colaboración de la población y recomendaciones

La Junta de Castilla y León insiste en pedir a la población que extreme las precauciones a fin de prevenir imprudencias, ya que es esencial para evitar que los incendios forestales se produzcan durante todo el año, pero especialmente en los difíciles meses de verano en los que el riesgo de incendios es mayor. Un porcentaje muy bajo de los incendios se producen por causas naturales, en torno a un 7 %, dado que la inmensa mayoría de los incendios –un 93 %- derivan de la intervención humana, sea por imprudencia o por intencionalidad.

Desde la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio se recomienda a la población que evite acumulaciones de combustible en el entorno de las zonas habitadas, segando y desbrozando el entorno antes de que se agoste y retirando los restos eliminados.

Es especialmente importante en los entornos periurbanos y zonas agrícolas, en general zonas fuera del ámbito de los incendios forestales y de responsabilidad de las administraciones locales. Es absolutamente importante concienciarse y que ayuntamientos, polígonos industriales, urbanizaciones y particulares en el entorno de las zonas habitadas, y las administraciones públicas en el entorno de las vías de comunicación de su competencia, realicen labores de desbroce y eliminación de vegetación anual agostada creando una franja de protección pasiva. A este respecto la Junta tomará medidas en los montes que gestiona y en carreteras próximas a terrenos urbanizados, eliminando ese combustible para disminuir el riesgo.

Y durante la época de peligro alto (EPA) se insiste en las recomendaciones habituales: prohibición de hacer hogueras fuera de los lugares autorizados, atención en labores de apicultura en días de viento, precaución en la utilización de herramientas que generan chispas en el medio natural o agrícola y máxima atención durante la cosecha del cereal, sobre todo los días con altas temperaturas y fuertes vientos. También se ha recomendado mucha precaución a los ayuntamientos cuando autoricen fuegos artificiales en sus pueblos, sobre todo en días de temperaturas extremas como las de estos días y con masas vegetales que puedan arder.

Por otro lado, y ante un previsible aumento del turismo interior y actividades al aire libre, hay que insistir, a través de la concienciación y de la vigilancia, en la importancia de prevenir los incendios aumentando la precaución para evitar negligencias en el uso público del monte que puedan provocar incendios en momentos de elevado riesgo, ya que un solo gran incendio forestal (GIF) puede ser responsable de la mayor parte de la superficie afectada anual.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios