Borrar
Planeadora recientemente aparecida en una playa del sur de España. SH
Portugal cambia la ley tras descubrirse que en Salamanca se fabricaban narcolanchas

Portugal cambia la ley tras descubrirse que en Salamanca se fabricaban narcolanchas

El ejecutivo luso hará una normativa similar a la española para evitar que astilleros en su país colaboren con fábricas como la desmantelada en la provincia para construir embarcaciones para el narcotráfico

Félix Oliva

Salamanca

Lunes, 8 de julio 2024, 19:42

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La proximidad con Portugal llevó a los narcotraficantes a buscar un lugar inédito para un astillero de construcción de planeadoras y hacerlas muy lejos del mar: en Salamanca. Eso era posible gracias a una ley muy diferente a la española que permitía fabricar este tipo de ambarcaciones en los astilleros lusos y traerlas después a la provincia para completar su equipamiento. Algo a lo que ahora se va a poner coto para evitar que se repita una situación así.

El nuevo gobierno luso tiene previsto retomar la normativa que dejó en marcha el anterior para «crear una barrera contra el narcotráfico» en la Península Ibérica. El modo va a ser un cambio legislativo que convierta en delito la construcción de este tipo de naves, igual que en España.

Hasta ahora, la construcción de narcolanchas era en Portugal solo un indicio y no directamente un delito, como sí ocurre en España desde que se cambió la norma en 2018. Desde entonces, la sola fabricación ya es igual al tráfico de sustancias.

Sin embargo, no era así en Portugal y por eso las redes del narcotráfico se llevaron la construcción al país vecino, donde se fabricaban, para después completar su equipamiento y botadura en España. Esto es lo que pasaba con el taller de narcolanchas descubierto en Salamanca como parte de una gran operación contra la fabricación de planeadoras que se usan para el alijo y tráfico de sustancias.

La construcción de planeadoras es ilegal en España, pero totalmente libre en el país vecino. Se ha constatado la presencia de astilleros en localidades como Viana do Castelo especializados en este tipo de fabricación.

El taller de Salamanca

En abril de 2022, el Ministerio del Interior desmantelaba en una operación conjunta de Policía Nacional y Guardia Civil una organización que se dedicaba a la fabricación de narcolanchas. Hubo registros y entradas en varias provincias y sorprendió, por entonces, que una de las intervenciones tuviera lugar en Salamanca, lejos de las rutas de actuación de estas embarcaciones, que se centran en Galicia y el Sur de España.

Aquella operación y la presencia de un taller en Salamanca permitieron descubrir algunas cosas sobre el negocio de la fabricación de planeadoras. Prohibidas de forma general desde 2018, su presencia en la provincia sorprendió, pero tenía un motivo: la proximidad con Portugal.

Embarcaciones y piezas descubiertas en la operación contra la fabricación de narcolanchas. Fotos: Ministerio Interior

1 /

La organización criminal se dedicaban a la fabricación de embarcaciones de alta velocidad en distintos lugares de la provincia de Pontevedra. En una última fase, las embarcaciones eran dotadas del equipo necesario para su uso por los narcotraficantes en otras ciudades, caso del taller de Sala manca. Se localizaron más de 20 embarcaciones en diversos estados de finalización, seis de ellas en disposición de ser botadas de forma inminente.

Parte de ese trabajo se hacía en un taller en una localidad salmantina próxima a la capital, donde meses después se descubrió otra actividad. Este taller salmantino fue protagonista de otra actuación en 2023, cuando se descubrió un sofisticado transporte, la primera plantación itinerante encontrada en España. Los detenidos en el taller están pendientes de juicio.

El de Salamanca era un taller de puesta a punto y finalización de embarcaciones: encontraron GPS y motores

Según fuentes de la Guardia Civi salmantina, lo que se encontró en aquella nave en Salamanca era un taller de puesta a punto y finalización de embarcaciones. Se trataba de un lugar donde terminar el ensamblaje de piezas como los potentes motore, que fue parte de lo que se encontró junto con GPS e instrumentos de navegación.

También se encontró algún casco, realizados en molde y de fibra de vidrio, y embarcaciones en la última fase antes de su botadura. En este taller se preparaban las embarcaciones para su entrega en una fabricación que se hace «bajo demanda», con unas características muy concretas y preparadas para el tráfico de drogas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios