Borrar
Perera es sacado ahombros de la plaza de La Glorieta. J. M. García
Puerta grande para Perera y a Diosleguarde se le muere un toro sin acabar la faena

Feria Taurina de Salamanca

Puerta grande para Perera y a Diosleguarde se le muere un toro sin acabar la faena

La segunda de abono de la Feria Taurina de Salamanca dejó buenos detalles y a Leo Valadez sin premio

I. L. S.

Salamanca

Domingo, 10 de septiembre 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Miguel Ángel Perera se convirtió ayer en el protagonista de la segunda corrida de abono de la Feria Taurina de Salamanca tras abrir la puerta grande al cortar tres orejas, una al primero y dos al segundo de los toros de su lote. Una segunda de abono que registro media entrada y que atrajo la atención de algunos destacados empresarios salmantinos como Eustaquio Andrés, Adrian Castro y Silvestre Sánchez Sierra, entre otros.

Ya con su primer toro, de Vellosino, Perea supo entender al animal, de gran nobleza, perfectamente y logro una primera oreja abriendo el capítulo de premios, que quizás podría haber sido mayor de no haber fallado en cierta media con la espada al entrar a matar.

Pero ya con el segundo, de nombre Madrileño, el buen hacer de Perera y toda su cuadrilla y la bravura del astado hicieron que el público salmantino disfrutase de una faena sublime por su intensidad. Miguel Ángel disfruto paseando las dos orejas, mientras Madrileño fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre.

Pero suerte tuvo Leo Valadez con su lote. Su primer toro fue protestado nada más salir y el diestro encontró muchas dificultades para sacar algo positivo de la faena. Que acabó con una no muy buen estocada y el silencio del público como recompensa.

Con su segundo, el torero mexicano pudo lucirse con el capote y lo intentó todo para sacar provecho de un enemigo que no le puso nada fáciles les cosas. Así las cosas, volvió a recibir el silencio del público mientras el toro era pitado en el arrastre.

Manuel Diosleguarde también comenzó su tarde logrando un trofeo en el primero de su lote en su corrida de presentación como matador de toros en La Glorieta. Y lo hizo con tranquilidad y buen hacer en toda la faena pese al peligro que transmitía el animal. Por ello se mereció una oreja.

Con su segundo saltó la sorpresa y cuando estaba a punto de rematar una faena en la el diestro salmantino puso más de su parte que su oponente astado, el toro se desmayó y quedó tendido en el ruedo, por lo que tuvo que ser apuntillado sin que el diestro pudiera entrar a matar. Por mucho que protesto el público no pudo conceder la oreja que igual hubiese merecido Diosleguarde.

Los toros volverán a la Glorieta el próximo viernes, día 15, a La Glorieta con los utreros de Lorenzo Espioja para Ismael Martín y Mario Navas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios