Borrar
Gonzalo Santonja Gómez, el presidente de la Fundación Iberdrola España, Fernando García Sánchez, y el presidente de la Fundación Santa María la Real, Ignacio Fernandez. ICAL
San Martín de Tours recupera su esplendor tras varias intervenciones por valor de 530.000 euros

San Martín de Tours recupera su esplendor tras varias intervenciones por valor de 530.000 euros

El consejero de Cultura, Turismo y Deporte destaca el resultado «verdaderamente maravilloso» de la actuación impulsada también por la Fundación Iberdrola

Miércoles, 15 de noviembre 2023, 13:43

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La iglesia de San Martín de Tours en la ciudad de Salamanca ha recuperado su esplendor tras varias intervenciones, desarrolladas a lo largo de los últimos años, con una inversión total de unos 530.000 euros.

El consejero de Cultura, Turismo y Deporte de la Junta de Castilla y León, Gonzalo Santonja Gómez, y el presidente de la Fundación Iberdrola España, Fernando García Sánchez, han visitado este miércoles el templo, donde han comprobado el resultado de la última actuación realizada en el edificio dentro del plan Románico Atlántico, promovido por ambas entidades.

Durante su recorrido han estado acompañados, entre otros, por el presidente de la Fundación Santa María la Real, Ignacio Fernández Sobrino, y el director de la Fundación Iberdrola España, Ramón Castresana.

En este caso, la intervención se ha centrado en la restauración e iluminación del interior del templo, que ha permitido acomodarlo a los requerimientos de un espacio situado junto a la Plaza Mayor, que compagina su uso litúrgico, con misas diarias, con el interés artístico e histórico que despierta entre los visitantes que pasan por sus puertas.

Para ello, los trabajos de la última fase han consistido en la recuperación de morteros y acabados originales, junto a otras mejoras.

Distintas fases

Durante la visita al templo, el consejero, al igual que el presidente de la Fundación Iberdrola, han recordado, además, que el proceso de intervención se ha prolongado durante varios años, con un acuerdo desde 2011.

En sucesivas fases, la acción desarrollada ha logrado, por un lado, subsanar los problemas estructurales del edificio; por otro, habilitar un recorrido expositivo y, finalmente, acondicionar el interior del templo.

Las deformaciones existentes en pilares, arcos y bóvedas de las tres naves del edificio, fruto de la propia construcción y de diferentes modificaciones a lo largo de su historia, justificaron un estudio completo de su secuencia constructiva, que incluyó un análisis de la evolución de su arquitectura, abordado por varios equipos multidisciplinares.

Se elaboró, igualmente, un levantamiento de precisión que resultó «clave» para la comprensión del comportamiento estructural del templo y que confirmó que las cargas que soportaban los muros románicos del edificio estaban «descompensadas» y era «necesario» realizar una redistribución para mejorar el margen de seguridad estructural.

La actuación se centró en la cubierta del templo, modificando sus puntos de apoyo para distribuir mejor su peso sobre los muros románicos.

Esta actuación se sumó a otras intervenciones de urgencia, como las realizadas en el primer tramo de la nave del Evangelio, sobre la llamada Puerta del Obispo, que concentraba la mayor parte de los daños.

Del mismo modo, se recuperó el acceso por la puerta norte del templo y se acondicionó un punto informativo y de recepción de visitantes.

Paralelamente, se mejoró el acceso a la Capilla del Carmen, donde se conserva una portada románica con policromía original y se le dotó de una iluminación más acorde con el conjunto y más eficiente.

Monitorización

Junto a la intervención como tal, para conocer el estado real del edificio, se incorporó el templo al Sistema de Monitorización (MHS), desarrollado por la Fundación Santa María la Real y se instalaron sensores de temperatura y humedad en puntos «muy concretos» del edificio.

En paralelo, se monitorizaron los movimientos estructurales, tanto estáticos como dinámicos, mediante la instalación de un acelerómetro y clinómetros en los muros norte y sur.

El análisis conjunto de todas estas variables permitió entender la evolución del proceso de degradación, esbozar sus causas y «plantear la solución más acertada para cada patología».

Plan Románico Atlántico

El Plan Románico Atlántico es una iniciativa de cooperación transfronteriza para la conservación del patrimonio cultural, que incluye proyectos de restauración y puesta en valor de una veintena de templos románicos ubicados en las provincias españolas de Zamora y Salamanca y en las regiones portuguesas de Porto, Vila-Real y Bragança.

«Un ejemplo de cooperación institucional y de participación público - privada», ya que está promovido por la Junta de Castilla y León, la Fundación Iberdrola España y el Ministerio de Cultura de Portugal, según han detallado las entidades participantes.

En la provincia de Salamanca, el Plan ha llevado a cabo diferentes actuaciones, en la iglesia de San Martín de Tours y también en la catedral de Ciudad Rodrigo o en las localidades de Forfoleda, Yecla de Yeltes, Hinojosa de Duero, Cerralbo, San Felices de los Gallegos o Carrascal de Velambélez.

Para todas y cada una de las actuaciones se cuenta con el apoyo técnico de la Fundación Santa María la Real, así como la colaboración de las diócesis de cada territorio, en este caso, la de Salamanca.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios