Borrar
El concejal de Comercio, Juan José Sánchez, en un acto de la tarjeta Activa Salamanca. SH
La tarjeta Activa Salamanca seguirá en 2023 y negocia una aportación de los comerciantes

La tarjeta Activa Salamanca seguirá en 2023 y negocia una aportación de los comerciantes

La tarjeta de descuentos ha movido 45 millones de euros y nunca se ha barajado eliminarla, pero el ayuntamiento negocia con los comercios para que asuman parte del coste

Félix Oliva

Salamanca

Lunes, 5 de diciembre 2022, 08:18

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Tarjeta Activa, el plan de descuentos en los comercios salmantinos nacido en la pandemia, continuará vigente durante 2023 para lo que el Ayuntamiento de Salamanca está buscando fórmulas que la hagan económicamente sostenible. Eso pasa por una aportación de los comerciantes que ya se está negociando, pero que no es determinante: nunca se ha pensado en suspenderla y no es condición obligatoria que el sector aporte, aunque está dispuesto a hacerlo. Así lo asegura el concejal de Comercio, Juan José Sánchez, artífice de la medida, una de las más exitosas de la pandemia.

En los próximos días, la concejalía de Comercio (que lidera Ciudadanos) se sentará con las principales asociaciones del sector para sentar las bases de la continuidad de la tarjeta Activa. Su permanencia está decidida y es absolutamente seguro que ha a continuar funcionando. Sus cifras así lo avalan: ha acumulado 54.000 usuarios y 45 millones de euros en ventas durante su vigencia. Nadie en el comercio salmantino se cuestiona su continuidad porque se ha convertido en una medida fundamental. Ahora, hay que decidir cuál es la mejor fórmula.

«Queremos que siga siendo atractiva», asegura Sánchez que confirma que el consistorio quiere que los comercios «aporten algo, aunque sea mínimo». La medida le ha costado ya 4,5 millones de euros al consistorio, aportados para cubrir los descuentos de los que se benefician los compradores. Eso son unos 250.000 euros al mes que salen de las arcas municipales.

Lo que es seguro es su continuidad, algo que no dependerá de la cuantía que asuma el sector, «queremos que sea sostenible para el Ayuntamiento y que el comercio aporte».

Negociación de porcentajes

El concejal tiene previsto concretar el día 15 de diciembre en qué consiste esa aportación, pero no va a ser obstáculo para la continuidad de la tarjeta salmantina de descuentos. Sánchez espera las propuestas de Asecov, Acivisa y Aesco, pero en ningún momento se ha planteado suprimir la tarjeta. «Estamos valorando qué porcentaje podemos asumir», asegura el concejal, que especifica que nunca se le ha pedido al comercio asumir el 6% de descuento actual porque es una cantidad muy elevada, pero sí que haga una aportación y que contribuya.

Desde el comercio, la predisposición es buena. La concejalía ha recibido ya propuestas de las principales asociaciones que representan al sector y se podría partir de una aportación al 50%, un 3% cada parte, o incluso algo menos por parte de los comercios. La gestión seguirá siendo municipal y, llegado el caso, la tarjeta podría funcionar como en su fase inicial, con un porcentaje sobre servicios municipales.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios