Borrar
Parte del grupo de bomberos que han denunciado su situación laboral en la sede de UGT Salamanca. S.H.
Bomberos de Salamanca denuncian su «ilegal» situación laboral que pone en riesgo la seguridad ciudadana

Bomberos de Salamanca denuncian su «ilegal» situación laboral que pone en riesgo la seguridad ciudadana

Profesionales pertenecientes al parque de Villares reclaman a la Diputación asumir el servicio y hacerlo público

Nacho Martín

Salamanca

Jueves, 11 de mayo 2023, 12:24

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Un grupo de bomberos de Salamanca han decidido decir basta y denunciar ante la escena pública y las instituciones su «ilegal» y precaria situación laboral. Con la seguridad ciudadana de la provincia de Salamanca como razón primordial para sus demandas, estos profesionales exigen a la Diputación de Salamanca que les incluya dentro de su circuito de funcionarios públicos y que se deje de aprovechar de sus servicios, adquiridos a través de una empresa privada. Una intención que ya comunicaron de manera formal al ente provincial el pasado mes de marzo con una reclamación, por el momento, sin respuesta. Así lo afirma Javier Calzadilla, abogado de estos bomberos, que ha comparecido ante los medios para explicar la situación junto a José Antonio Martín Marcos, bombero y portavoz del grupo, en la presente mañana en la sede de UGT Salamanca.

De forma concreta, han sido 20 bomberos del parque de Villares (central de los Bomberos de Salamanca) los que han determinado dar un paso hacia adelante y alzar la voz para anunciar la mala situación laboral que vive el cuerpo en la provincia charra. «Está en riesgo la seguridad ciudadana de la provincia de Salamanca», afirma José Antonio Martín Marcos, uno de los bomberos de empresa externalizada por la Diputación, que iniciaba su intervención con estas duras palabras. Martín Marcos, en nombre del grupo de bomberos denunciante, apunta a la institución provincial y explica los problemas que se tienen en todo el territorio charro con los servicios de emergencia, «no existe una organización jerárquica, lo que se traduce en descoordinación entre los propios parques y en acciones con varios parques implicados; el personal es externalizado, interino, laboral, voluntarios... lo que produce una descoordinación que genera riesgo en los propios profesionales». «Si no podemos trabajar de manera segura, ¿cómo vamos ha garantizar la seguridad de los ciudadanos)», sentencia José Antonio, que pone como ejemplo el incendio que azotó a La Alberca la pasada Semana Santa calcinando varias casas, en el que participaron varios parques con personal de todos los tipos y en el que él mismo no sabía a qué órdenes debía responder y en el que cada uno actuó a su manera.

Por todo esto sumado a la falta de efectivos con plaza que se convocarán en los próximos días (sólo 26 puestos), piden a la Diputación de Salamanca que, como servicio «esencial» que son, deben pertenecer a la Administración para trabajar de «manera unificada» (como sucede en otros puntos de España y Castilla y León como Valladolid). Consideran que el ente público tiene las facilidades de asumir el servicio, con los «medios, personal y el presupuesto» suficiente para ello, siendo sólo cuestión de «voluntad» realizar dicho cambio. «Está en riesgo la seguridad ciudadana de la provincia», repite para finalizar su discurso José Antonio Martín Marcos.

Una permuta de la situación que los bomberos presentaron en forma de reclamación administrativa el pasado 15 de marzo a la Diputación de Salamanca y de la que todavía no han tenido contestación ni resolución alguna, conducida por Javier Calzadilla, abogado que representa a esta veintena de bomberos. Calzadilla pone también el foco en la seguridad ciudadana, manifestando que es un «hecho» que no está «garantizada» en la provincia salmantina, pero asimismo no se olvida de la situación laboral «precaria e ilegal» que viven estos profesionales, realizando labores para la Diputación, con sus uniformes y bajo sus siglas, prestando un «servicio público esencial» y, sin embargo, están contratados por una empresa privada. «Han de ser reconocidos como trabajadores públicos», reitera el letrado, que proclama que si su reclamación sigue sin ser atendida irán por la vía judicial. Además, explica que ya hay precedente en un caso similar, habiendo una sentencia de unificación de doctrinas en el Tribunal Supremo que obligó a la Administración que fue parte de ese proceso a asumir la condición de trabajadores laborales indefinidos. Para acabar, recuerda todos los servicios que realizan los bomberos además de la extinción de incendios, como son las tareas de prevención, actuación en accidentes, inundaciones, etc.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios