Borrar
Un edificio bombardeado en Gaza y, a la derecha, Jesús Cifuentes, cantante de Celtas Cortos. S. H.
El colegio destruido en Gaza que nació de un concierto en Béjar de Celtas Cortos

El colegio destruido en Gaza que nació de un concierto en Béjar de Celtas Cortos

El grupo vallisoletano recogió fondos en la ciudad salmantina para construir un centro escolar en una de las ciudades más importantes de Gaza

Juanjo González

Salamanca

Lunes, 20 de mayo 2024, 10:04

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

¿Qué tienen que ver Béjar con un colegio recientemente destruido en la Franja de Gaza durante el conflicto con Israel? Pues hay que remontarse hasta el año 1996 cuando el famoso grupo vallisoletano Celtas Cortos -muy activo por la causa palestina y que había publicado unos años antes el disco de Cuéntame un cuento que les elevó a la fama nacional - ofreció un concierto en la localidad palestina. Como informa el diario El País, en ese concierto comenzó a recaudarse dinero para construir un colegio en una de las ciudades más importantes de Gaza, colegio que ahora ha sido destruido.

El centro escolar ha acogido durante estas tres décadas a numerosos jóvenes de la zona que ahora se han quedado sin colegio durante la guerra. En total han sido como explica el diario de tirada nacional 90 niños y niñas cada año en sus tres aulas.

Amin, formado en Salamanca, lo ha confirmado

El cantante de Celtas Cortos, Jesús Cifuentes, ha confirmado al citado diario cómo se han enterado de que el colegio que su grupo financió con parte del dinero obtenido con su concierto en la ciudad de Béjar ha quedado destruido por un bombardeo israelí. «Se ha puesto en contacto con nosotros Amin -nombre ficticio para evitar represalias según explica la información-, padre de uno de los niños que estudió en ese colegio, y nos ha contado lo ocurrido. Es desolador y por desgracia una realidad muy habitual en los últimos meses», explica Cifuentes.

Amin, palestino, se formó académicamente en Salamanca, estuvo en aquel concierto de Béjar y luego regresó a su tierra, donde vive hoy. Entre los mensajes que envía, informa de que su hijo (34 años), que aprendió a leer y escribir en aquellas aulas, ha muerto durante el conflicto«, explica en El País.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios