Borrar
Un cajero automático. SH

Los pueblos de Salamanca que están a un paso de volver a tener cajero

El Congreso estudia las enmiendas de los partidos la nueva ley ya aprobada en el Senado y que marca la obligatoriedad de dar servicio bancario en todos los municipios que lo han perdido

Félix Oliva

Salamanca

Lunes, 28 de noviembre 2022, 08:19

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Más de 300 municipios que viven sin sucursal bancaria ni cajero están un poco más cerca de tener acceso a este servicio y poder sacar dinero, y para muchos será una novedad absoluta. Esto es lo que puede ocurrir si se concreta la nueva ley que garantizará la presencia de cajeros en todos los pueblos y lo hace incorporando algunas de las enmiendas que han presentado los grupos políticos, que plantean no solo servicios móviles o unos pocos días al mes, sino el derecho de tener un punto permanente de acceso a dinero en efectivo.

El Congreso ha empezado a mover su parte de la ley que debe garantizar los servicios financieros en la España vaciada. Se ha hecho a finales del mes de octubre con la publicación de las primeras enmiendas para su debate, una nueva normativa de especial interés para provincias como la de Salamanca, una de las más afectadas por la exclusión financiera. En la provincia se han cerrado decenas de sucursales en los últimos años y 72.609 habitantes de 318 municipios no tenían, a finales de 2021, sucursal; 65.531 de 312 no tenían tampoco cajero y en 293 no había ningún servicio financiero permanente.

La situación podría revertirse hasta el extremo de que una nueva ley puede acabar obligando a que todos los municipios tengan al menos servicio de sucursal, oficina móvil, cajero o agente que proporcione servicios bancarios a sus habitantes.

Enmiendas en el Congreso

El proceso se ha reiniciado a finales de este pasado mes de octubre cuando se han publicado las enmiendas de los grupos al texto que ha llegado al Congreso desde el Senado, donde ya se ha aprobado. La iniciativa quiere ser la respuesta a la progresiva pérdida de sucursales y cajeros en el mundo rural por el cierre de 25.000 oficinas bancarias, el 58% de las que había en 2008. Ese proceso ha dejado sin sucursal ni cajero a un 1,5% de la población española más de 650.000 personas.

13Son los municipios de más de 500 habitantes de Salamanca que carecen de punto de acceso a servicio bancario permanente

En el caso de Salamanca, son 293 los pueblos sin ningún tipo de servicio financiero, que no tienen ni sucursal, ni cajero, tampoco agente financiero o la visita de una oficina móvil, aunque esto último está cambiado. Y no es solo en las localidades más pequeñas.

La provincia tiene trece municipios de más de 500 habitantes en esta situación, el más grande, Monterrubio de la Armuña, cerca de la capital y con 1.300 habitantes sin sucursal ni cajero fijos. El resto son: Mozárbez, Cespedosa de Tormes, Aldearrubia, Calvarrasa de Arriba, Encinas de Abajo, Galindo y Perahuy, Castellanos de Villiquera, Arapiles, Aldealengua, San Cristóbal de la Cuesta, Pelabravo y Carrascal de Barregas.

Cuatro opciones para cumplir

Para responder al problema de la exclusión bancaria, la nueva ley contempla variaso puntos de acceso. La banca, encargada final de hacer efectiva la ley, puede optar por cuatro modalidades. En primer lugar, las sucursales clásicas, con la condición de que estén abiertas en los horarios habituales. La segunda opción, los agentes financieros, bien con oficina permanente o con rutas. La tecera opción es la oficina móvil, que debería prestar sus servicios al menos un día a la semana; la Diputación de Salamanca ha puesto en marcha un programa para atender 130 pueblos. Y por último los cajeros convencionales, que tendrán que funcionar las 24 horas.

Es el resultado de la pérdida de sucursales bancarias, de las que hoy abren sus puertas un tercio de las que había en el momento cúspide de la expansión bancaria. Desde entonces, año 2008, han cerrado cerca de 250 en toda la provincia y con ellas también sus cajero: adiós a poder sacar dinero, hacer trámites o acceder a servicios.

Una vez el problema fue evidente, el sector bancario empezó a buscar soluciones y pactó una estrategia con la administración, plan que ya estaba en despliegue. Sin embargo, el paso de la ley por el Senado y el Cognreso ha subido el nivel de exigencia. Si la banca prometió centrar las mejoras en los municipios de más de 500 habitantes sin cajero, el Senado y ahora el Congreso quieren que se extiendan a todos los que no lo tienen.

Casi 300 municipios carecen de cajero, sucursal o agente financiero, ni permanente ni itinerante, pueblos en los que viven más de 56.000 personas

La ley salió del Senado antes del pasado verano con la garantía de que todos los municipios en exclusión financiera tuvieran derecho, como mínimo, a un cajero. Se consideran municipios en situación de exclusión todos los que interegren una lista oficial que se tiene que elaborar y en la que entrarán todos los que no cuenten con este servicio. Su principal función será la retirada de efectivo en todo el territorio nacional.

En principio, se marcó el límite de los 500 habitantes para asegurar un cajero, pero ahora se va a hacer universal. Habrá al menos uno y podrían ser más si prospera alguna de las enmiendas para regular su localización en caso de municipios con entidades menores e incluso en barrios con pocos servicios. En el caso de Salamanca, la capital conserva 83 cajeros y concentra buena parte en su centro, con problemas para econtrarlos en muchos barrios por el cierre de sucursales.

No obstante, esto va a depender de cómo se resuelva el trámite porque las enmiendas del grupo socialista plantean que, en el caso de los municipios de menos de 500 habitantes, cuente como punto de retirada el servicio de oficinas de Correos o carteros rurales que ha empezado a desplegar la empresa postal. Por contra, el Grupo Parlamentario Plural plantea incluso la obligación de llevar los cajeros a barrios en exclusión financiera. Anejos, pedanías y grandes municipios con pocos cajeros también pueden verse beneficiaados.

Para pagar multas e impuestos

Según los términos de la ley, el cajero automático de proximidad prestará servicio de manera continuada las 24 horas del día, todos los días del año, y dispondrá de las características y funcionalidades técnicas propias de los cajeros automáticos de las redes de cajeros automáticos de las entidades financieras proveedoras.

83Son los cajeros que actualmente prestan servicios bancarios en el municipio de Salamanca

En el texto remitido desde el Senado al Congreso se especifican las funciones que, como mínimo, deberán permitir estos cajeros y las condiciones en las que tendrán que operar. Deberán permitir la retirada e ingreso de dinero en efectivo, el pago de recibos y tributos, consultas de movimientos y saldos, obtención de extractos y realización de transferencias. En ningún caso se podrán cargar comisiones por el servicio o mantenimiento del cajero de proximidad y se establecen también requisitos para instalarlos, de lo que se tendrán que encargar los ayuntamientos; los costes correrán a cargo de las entidades bancarias.

El catálogo de servicios podría mejorar cuando se complete su paso por el Congreso. En el período de enmiendas, Tomás Guitarte de Teruel Existe (grupo mixto) ha propuesto ampliar las prestaciones de los cajeros rurales y que se puedan pagar impuestos de todas las administraciones y también multas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios